Protégete del sol para evitar el cáncer de piel

in english

Información general

La mejor manera de prevenir el cáncer de piel es proteger la piel del sol.

  • Mantente a la sombra lo más posible entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde.
  • Usa protector solar de factor 15 o más.
  • Cúbrete los brazos con ropa de manga larga, usa sombrero y gafas o lentes de sol.

¿Por qué debo proteger la piel del sol?
Proteger la piel del sol ahora puede ayudarte a prevenir el cáncer de piel más adelante. El cáncer de piel generalmente aparece después de los 50 años, pero el daño que el sol produce en la piel puede comenzar desde la infancia.

Mantenerte a la sombra y usar protector solar también pueden ayudarte a prevenir:

  • Las arrugas
  • Las manchas de la piel
  • Otros daños causados por el sol

¿Qué es el cáncer de piel?
El cáncer de piel es el cáncer más común en los Estados Unidos. Hay 3 tipos principales de cáncer de piel:

  • El carcinoma de células basales
  • El carcinoma de células escamosas
  • El melanoma

Los dos tipos más comunes de cáncer de piel son el carcinoma de células basales y el carcinoma de células escamosas. Estos tipos de cáncer de piel no son melanoma. El melanoma es el tipo más peligroso de cáncer de piel.

El cáncer de piel casi siempre se puede curar cuando se encuentra y se trata a tiempo. Por eso, es importante que te revises la piel con regularidad para ver si ha aparecido algo nuevo (como lunares o masas) o si ha habido cambios en lunares o masas que ya tenías antes. Avísale enseguida al doctor o a la enfermera si notas algún cambio.

Para aprender más sobre el cáncer de piel, visita estos sitios web:

¿Qué causa el cáncer de piel?
Los rayos ultravioleta (UV) del sol son la causa principal del cáncer de piel. También te puedes exponer a los rayos UV en las cabinas de bronceado o si usas lámparas solares. El cáncer de piel le puede dar a cualquier persona. El riesgo es mayor en las personas que tienen:

  • La piel blanca o de tono claro con pecas
  • El cabello rubio o pelirrojo
  • Los ojos azules o verdes

Corres más riesgo de sufrir el tipo más peligroso de cáncer de piel (el melanoma) si tienes:

  • Lunares raros
  • Muchos lunares (más de 50)
  • Antecedentes de melanoma en la familia

Lee más información sobre las cosas que pueden aumentar tu riesgo de tener cáncer de piel. Habla con el doctor o la enfermera.

Toma acción

Toma estas medidas sencillas para prevenir el cáncer de piel.

Mantente a la sombra entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde.
Los rayos del sol son más fuertes desde la mitad de la mañana hasta el final de la tarde. Evita el sol durante esas horas.

Usa protector solar de factor 15 o más.
Usa protector solar contra los rayos UVA y UVB. Para obtener la mayor protección:

  • Usa protector solar incluso en los días nublados. Aun cuando haya nubes, los rayos UV pueden causar daños en la piel.
  • Calcula a qué hora vas a salir y ponte el protector solar 30 minutos antes.
  • Asegúrate de usar abundante protector solar. No te olvides de ponértelo en los labios, las orejas, las manos, los pies y la parte de atrás del cuello.
  • Si usas ropa delgada o ligera, ponte protector solar debajo de la ropa.
  • Aplícate más protector solar cada dos horas y después de nadar o sudar.

Cúbrete los brazos con ropa de manga larga, usa sombrero y ponte gafas o lentes de sol.
Usa una camisa de manga larga y pantalones largos o falda larga. Un sombrero grande te puede proteger la cara y el cuello.

La piel alrededor de los ojos es muy sensible. Usa lentes de sol anchos de montura curva para proteger los ojos y la piel del daño que ocasiona el sol.

Revísate la piel con regularidad.
Muchos doctores recomiendan que te revises todo el cuerpo una vez al mes. Escoge un día y márcalo en el calendario para que no se te olvide.

Utiliza los espejos
El mejor lugar para revisarte la piel es frente a un espejo en una habitación bien iluminada. El mejor momento es justo después de haberte dado un baño o una ducha.

Examínate la piel de pies a cabeza. Usa un espejo de mano para revisar las partes del cuerpo más difíciles de ver, como la espalda. Puedes pedirle a un amigo o pariente que te revise el cuero cabelludo (la piel que queda debajo del pelo).

Sigue estas instrucciones detalladas para revisarte la piel.

Mantente atento a cualquier cambio.

  • Fíjate dónde tienes marcas de nacimiento, manchas y lunares. Presta atención al aspecto que tienen y a cómo se sienten al tocarlos. Usa esta tabla para llevar un registro de los exámenes que te haces [PDF, 772 KB]. (en inglés)
  • Si tienes masas en la piel, mira si hay algún cambio en el tamaño, la forma, el color o la manera en que se sienten cuando las tocas.
  • Fíjate si tienes algo nuevo o diferente en la piel, como una llaga que no sana, un lunar que sangra o alguna masa nueva.

Lee más consejos sobre cómo detectar lunares raros

Si ves algún cambio que te preocupa, consulta con el doctor.
Habla enseguida con el doctor o la enfermera si encuentras un cambio que te preocupe. La mayoría de estos cambios no significan nada malo, pero solo el doctor o la enfermera te lo podrá asegurar.

Última revisión del contenido: 30 de abril de 2014 Revisión de contenido

Comienza hoy con estos pequeños pasos

¿Para quién es la información que estás buscando hoy?

myhealthfinder