Ten un embarazo saludable

in english

Información general

Es importante que te cuides y que cuides a tu bebé durante el embarazo. Para que tú y tu bebé estén sanos:

  • Visita a tu doctor o partera de manera regular.
  • Hazte las pruebas prenatales (las pruebas que debes hacerte durante el embarazo), que son muy importantes.
  • No fumes ni tomes alcohol.
  • Trata de evitar las infecciones lo más posible.
  • Come alimentos saludables y mantente activa.

Para más consejos sobre cómo tener un embarazo saludable:

Visita a tu doctor o partera de manera regular.
Debes planear visitar a tu doctor o partera (“midwife”) por lo menos cada mes en los primeros 7 meses de tu embarazo y aun más seguido durante los últimos 2 meses. La partera es alguien que está capacitada para dar cuidado prenatal (es decir, el cuidado durante el embarazo) y ayudar a la mujer durante el parto.

Habla con tu doctor o partera sobre:

  • Cualquier pregunta que tengas sobre tu embarazo
  • Cómo tener un embarazo saludable
  • Tu historia médica, incluyendo cualquier medicamento que estés tomando, así como la historia médica de tu familia
  • Cualquier cosa que te preocupe o moleste
  • Cómo planeas tener a tu bebé (es decir, tus deseos para el parto), incluyendo:
    • Dónde te gustaría tener a tu bebé, si en un hospital, un centro de maternidad o en tu hogar
    • Qué personas de apoyo quieres que estén contigo en la sala de parto
    • Cómo quieres manejar el dolor durante el parto
    • Si quieres amamantar (dar el pecho) en cuanto nazca tu bebé

Mira cuándo debes llamar a tu doctor o partera de inmediato.

Disfruta los beneficios del cuidado prenatal.
El mayor beneficio de un embarazo saludable es tener un bebé sano. Las mujeres que visitan regularmente a su doctor o partera durante su embarazo tienen bebés más sanos y tienen menos probabilidad de que el bebé nazca prematuro (es decir, antes de la fecha en que está programado nacer).

Los doctores y las parteras se pueden dar cuenta más rápido si hay algún problema de salud cuando ven a la mujer embarazada de manera regular. El tratamiento temprano puede curar muchos de estos problemas de salud y evitar otros.

Los cuidados prenatales durante tu embarazo también te pueden ayudar a:

  • Sentirte menos preocupada o menos cansada
  • Prevenir problemas de salud como la diabetes o las enfermedades del corazón

Hazte las pruebas prenatales, que son muy importantes.
Durante el embarazo, tu doctor o partera te recomendarán que te hagas algunas pruebas médicas como parte de tu cuidado prenatal. Estas pruebas médicas son de rutina y le dan a tu doctor o partera información importante sobre tu salud y la de tu bebé.

Tu doctor o partera te harán pruebas de sangre y de orina para ver si tienes:

Algunas pruebas necesitan hacerse más de una vez. Si eres menor de 25 años o tienes ciertos factores de riesgo, quizás tu doctor o partera te haga pruebas para ver si tienes otras enfermedades de transmisión sexual (ETS).

Hazte la prueba para detectar la diabetes.

  • Las mujeres embarazadas con alto riesgo de desarrollar la diabetes tipo 2 deben hacerse la prueba en la primera visita prenatal. Averigua cuál es tu riesgo de desarrollar la diabetes tipo 2.
  • Todas las mujeres embarazadas deben hacerse la prueba para la diabetes gestacional entre las 24 y 28 semanas de embarazo. La diabetes gestacional es un tipo de diabetes que algunas mujeres desarrollan durante el embarazo.

¿Qué necesito saber sobre la diabetes gestacional?
La diabetes gestacional puede provocar problemas de salud para las mamás y sus bebés tanto durante como después del embarazo. Es importante hacerse la prueba para que tú y tu doctor o partera puedan tomar medidas para proteger tu salud y la salud de tu bebé.

Corres mayor riesgo de tener diabetes gestacional si:

  • Tienes sobrepeso o eres obeso
  • Hay historia de diabetes en la familia
  • Tienes más de 25 años de edad
  • Eres hispana o latina, afroamericana, indígena americana, nativa de Alaska, asiática o isleña del Pacífico
  • Tuviste diabetes gestacional durante un embarazo anterior
  • Tuviste un bebé que pesó más de 9 libras (unos 4 kilogramos) al nacer

Puedes reducir tu riesgo de desarrollar la diabetes gestacional si comes saludablemente y te mantienes activa durante el embarazo. Mira estas preguntas que puedes hacerle a tu doctor sobre las pruebas para detectar la diabetes gestacional.

Aprende más sobre la diabetes gestacional.

¿Aún no estás embarazada? Planea tu embarazo de antemano.

Toma acción

Hay muchas otras cosas que puedes hacer ahora para tener un embarazo saludable y un bebé sano.

Obtén cuidados prenatales.
Si sabes que estás embarazada o crees que estás embarazada, llama a tu doctor o partera para hacer una cita.

Obtén las vacunas importantes para los adultos.
Se recomienda que todas las mujeres embarazadas reciban  la vacuna triple Tdap y la vacuna contra la gripe. Pregúntale a tu doctor o partera qué otras vacunas necesitas. Estas vacunas pueden ayudar a protegerte a ti y a tu bebé.

¿Qué puedo hacer sobre los costos?
Muchas de las pruebas prenatales están cubiertas bajo la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act, en inglés), la ley reformatoria del sistema de cuidados de salud que fue aprobada en el 2010. Si quieres más información, puedes visitar su sitio en inglés. Dependiendo de tu plan de seguro médico, quizás puedes hacerte las pruebas sin tener que pagar nada.

Habla con tu seguro médico para averiguar cómo te puede beneficiar esta ley. Para más información sobre otros servicios que cubre la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, visita CuidadoDeSalud.gov. Para información en inglés, visita HealthCare.gov.

También puedes obtener ayuda de tu estado para pagar los gastos médicos durante tu embarazo. Estos programas ofrecen cuidados médicos, información, consejos y otros servicios importantes para un embarazo saludable. Para averiguar sobre este programa en tu estado:

  • Llama al 1-800-311-2229 (1-800-311-BABY).
  • Para información en español, llama al 1-800-504-7081.

No fumes ni tomes alcohol.
Una de las mejores formas de proteger tu salud y la salud de tu bebé es dejar de fumar y no tomar bebidas alcohólicas durante el embarazo.

Ninguna cantidad de alcohol o tabaco es segura durante el embarazo. Tanto el alcohol como el cigarrillo pueden hacerle daño a tu bebé. Si has tomado o fumado durante el embarazo, dile la verdad a tu doctor o partera.

El humo de segunda mano (es decir, el humo de los cigarrillos de otras personas) también puede poner en riesgo tu salud y la de tu bebé. Mantente alejada del humo del cigarrillo.

Puedes aprender más en:

Evita las infecciones.
Las infecciones pueden hacerle daño a tu bebé. Para evitar las infecciones, es importante que:

  • Te laves las manos frecuentemente.
  • Evites comer ciertos alimentos [PDF - 123 KB], tales como los embutidos, fiambres o carnes frías y los quesos frescos o quesos blandos.
  • Prepares los alimentos de forma segura. No te olvides de lavar las frutas y los vegetales.
  • Si tienes un gato, pídele a otra persona que limpie la caja de arena del gato. Los desechos de los gatos tienen bacterias que pueden hacerle daño a las mujeres embarazadas.

Obtén más consejos sobre cómo evitar las infecciones durante el embarazo.

Come alimentos saludables y mantente activa.
Comer bien te puede ayudar a tener un embarazo saludable y un bebé sano. Mira estos consejos sobre qué debes comer para tener un embarazo saludable. Pregúntales a tu doctor o tu partera qué debes comer para estar bien alimentada durante el embarazo.

  • Pregúntales si debes tomar una vitamina prenatal todos los días.
  • Pregúntales cuánto peso debes subir para tener un embarazo saludable.

Mantenerte activa durante el embarazo te puede ayudar a sentirte más cómoda. Intenta hacer 2 horas y 30 minutos de actividad aeróbica moderada a la semana. Esto puede ser caminar rápido, bailar o nadar. Haz por lo menos 10 minutos de actividad aeróbica cada vez.

Obtén más consejos sobre cómo mantenerte activa durante tu embarazo.

Para más información sobre la dieta y el ejercicio durante el embarazo, visita:

Lleva un registro del movimiento de tu bebé.
Después de alrededor de las 28 semanas de embarazo, probablemente comenzarás sentir que tu bebé se mueve. Lleva un registro de qué tan seguido se mueve tu bebé. Si crees que tu bebé se está moviendo menos de lo normal, llama a tu doctor o partera.

Toma control del cuidado de tu salud.
No te avergüences de hacerle preguntas a tu doctor. Cuando participas más en tu cuidado, estás ayudando a que tú y familia reciban una buena atención.

Conoce la historia de salud de tu familia.
Usa este sitio web para armar la historia de salud de la familia y mantener un registro de la salud de tu familia. Dale esta información a los doctores y enfermeras que tú y tu familia visitan.

Pide ayuda si la necesitas.
A veces el embarazo puede causarte estrés o hacerte sentir cansada. Si tienes apoyo adicional de tus seres queridos, puede ser más fácil que tengas un embarazo más cómodo. Tus familiares y amigos pueden:

  • Darte apoyo emocional para que no te sientas tan estresada
  • Ir contigo a las visitas al doctor o la partera
  • Cambiar la caja de arena del gato (si tienes uno)
  • Ayudarte a alistarte para la llegada de tu bebé arreglando su cuarto y poniendo en orden sus cosas

Piensa en lo que necesitas y no tengas miedo de pedir ayuda. 

Planea de antemano para las primeras semanas con tu bebé recién nacido.

Última revisión del contenido: 29 de marzo de 2014 Revisión de contenido

Una mujer embarazada está sentada en el césped y sonríe

Comienza hoy con estos pequeños pasos

¿Para quién es la información que estás buscando hoy?

myhealthfinder