Si tomas alcohol, hazlo con moderación

in english

Información general

Si decides que vas a tomar bebidas alcohólicas, hazlo con moderación. Esto quiere decir:

  • No más de un trago al día para las mujeres
  • No más de dos tragos al día para los hombres

Un trago es:

  • Una botella de cerveza (12 onzas o 355 mililitros)
  • Una copa de vino (5 onzas o unos 150 mililitros)
  • Un trago de licor fuerte (1.5 onzas o unos 45 mililitros)

Para la mayoría de los adultos, tomar bebidas alcohólicas en moderación no causa problemas graves de salud.

¿Cómo puedo saber si corro el riesgo de tener un problema con el alcohol?
El consumo de bebidas alcohólicas es perjudicial si causa problemas en:

  • Tu relación con otras personas
  • Tu trabajo o tus estudios
  • La forma en que piensas y sientes

Si estás bebiendo demasiado, es importante que pidas una cita con el doctor enseguida. Puedes mejorar tu salud si reduces la cantidad de bebidas alcohólicas que tomas o si dejas de beber.

Mira este sitio web para ver si el consumo de alcohol representa un riesgo para ti (en inglés). 

¿Qué beneficios recibiría si bebiera menos o dejara de beber?
Dejar de tomar bebidas alcohólicas o tomarlas solo con moderación puede ayudarte a:

  • Bajar la presión arterial.
  • Reducir el riesgo de lesionarte o de tener enfermedades del corazón, un ataque al cerebro, algunos tipos de cáncer y problemas del hígado.
  • Bajar de peso. 
  • Ahorrar dinero. 
  • Llevarte mejor con tu familia.

¿Quiénes no deben tomar nada de alcohol?
No tomes nada de alcohol si:

  • Estás embarazada o tratando de quedar embarazada.
  • Tienes menos de 21 años.
  • Tomas ciertos medicamentos recetados o de venta sin  receta (lee la etiqueta del medicamento).
  • Estás recuperándote del alcoholismo.
  • Tienes un problema de salud que puede empeorar al tomar alcohol, por ejemplo, una enfermedad del hígado.

También es importante evitar la bebida si piensas conducir o usar maquinaria (por ejemplo, una cortadora de pasto).

Toma acción

Aquí te damos algunas sugerencias para ayudarte a beber menos o dejar de beber. 

Lleva la cuenta de cuánto bebes.
Primero, ponte un límite de cuánto beberás. Por ejemplo, puedes decidir que no tomarás más de 3 bebidas alcohólicas a la semana.

  • Paso 1: Fíjate un límite de cuánto beberás. Por ejemplo, puedes decidir que no tomarás más de 3 tragos a la semana.
  • Paso 2: Anota ese número en un papel.
  • Paso 3: Durante 1 semana, anota cada vez que tomes un trago. Esta tarjeta de registro de cuánto bebes te puede ayudar (en inglés).

Fija un día de la semana en el que no vas a beber.
Escoge un día a la semana (por ejemplo, los martes) en el que no beberás.

No tomes si estás molesto.
Si tienes un mal día o estás enojado, no tomes. Mejor camina, llama a un amigo o ve al cine. Busca maneras saludables para controlar el estrés.

Evita los lugares en los que la gente bebe demasiado.
Mantente alejado de los bares o de otros lugares que puedan darte ganas de beber.

Aprende destrezas nuevas que te ayuden a cambiar la forma en que bebes.
Quizás si planeas de antemano puedas manejar mejor las situaciones en las que podrías tener la tentación de beber demasiado. Planea de antemano cómo dirás que no si alguien te ofrece una bebida alcohólica. Practica estos consejos para controlar las ganas de beber (en inglés).

Limita la cantidad de alcohol que tienes en casa.
Así no tendrás la tentación de tomar más del límite que te has puesto.

Haz una lista de las razones que tienes para no beber.
Haz una lista de las razones que tienes para tomar menos o para dejar de hacerlo (en inglés). Mantén esta lista en la billetera, la cartera o la puerta del refrigerador. Mírala cuando tengas ganas de beber.

Si quieres bajar de peso o ahorrar dinero, usa estas calculadoras para averiguar lo siguiente:

Pide ayuda si la necesitas.
Pide a tus amigos y a tu familia que te apoyen. Si te cuesta trabajo tomar menos alcohol, habla con un doctor o una enfermera. ¡No te des por vencido!

¿Qué puedo hacer sobre los costos?
Las pruebas para detectar el abuso del alcohol y el asesoramiento para este problema están cubiertos por la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act, en inglés),la ley de reforma del sistema de salud que se aprobó en 2010. Según el plan de seguro médico que tengas, quizás puedas recibir estos servicios sin tener que pagar nada.

Habla con tu seguro médico para averiguar qué cubre tu plan. Si deseas más información sobre otros servicios que cubre la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, visita CuidadoDeSalud.gov. Si deseas  información en inglés, visita HealthCare.gov.

¿Te preocupa que un ser querido esté bebiendo demasiado?
Mira estos consejos sobre cómo hablar con un ser querido para que tome menos o deje de tomar.

Última revisión del contenido: 26 de junio de 2015 Revisión de contenido

Haz un clic para tener más información sobre este tema.

Comienza hoy con estos pequeños pasos

¿Para quién es la información que estás buscando hoy?

myhealthfinder