Hazte el chequeo habitual que toda mujer sana debe hacerse cada año

in english

Información general

Pide una cita con el doctor o la enfermera para el chequeo habitual que toda mujer sana debe hacerse cada año. Este chequeo puede ayudarte a mantenerte en buen estado de salud.

El chequeo habitual de la mujer sana comprende un examen médico completo y es distinto de la consulta médica a la que vas por una enfermedad o lesión. La consulta se centra en la prevención de enfermedades de la mujer y puede abarcar:

  • Servicios como las vacunas, que mejoran la salud al prevenir enfermedades y otros problemas médicos.
  • Pruebas de detección, que son pruebas médicas que se usan para descubrir enfermedades a tiempo, cuando pueden ser más fácil de tratar.
  • Información y asesoramiento que te ayudan a tomar decisiones sobre la salud.

Averigua más acerca de las pruebas para detectar enfermedades y trastornos comunes.

¿Qué sucede durante el chequeo habitual de la mujer sana?

El chequeo de la mujer sana es una oportunidad para que atiendas tu salud y bienestar en general. Tiene tres objetivos principales:

1. Llevar un registro de tus hábitos de salud y de tus antecedentes médicos
2. Hacerte un examen físico
3. Fijar tus metas de salud

Hábitos de salud y antecedentes médicos
Antes de la consulta, el doctor o la enfermera te pedirán que contestes unas preguntas sobre tu salud en general. Estas preguntas pueden tocar temas como:

  • Tus antecedentes médicos
  • Los antecedentes médicos de tu familia
  • Tus relaciones de pareja y tus compañeros sexuales
  • Tus hábitos de alimentación y de actividad física
  • Tu consumo de alcohol, tabaco y otras drogas
  • Tus antecedentes de salud mental, incluida la depresión

Examen físico
El doctor o la enfermera te harán un examen físico que generalmente consiste en:

Metas de salud
El doctor o la enfermera hablarán contigo sobre las medidas que puedes tomar para mantenerte sana. Con ellos puedes decidir qué pruebas de detección o qué seguimiento necesitas.

Si tienes algunas metas de salud, como bajar de peso o dejar de fumar, puedes hacer un plan con el doctor o la enfermera para tratar de lograrlas.

¿Con qué frecuencia debo hacerme el chequeo de mujer sana?
Conviene hacerse este chequeo una vez al año. Según las pruebas de detección y los servicios que necesites, es posible que tengas que ir a más de una consulta.

Por ejemplo, el doctor o la enfermera te pueden pedir que regreses a una consulta de seguimiento para hablar sobre los resultados de una prueba de detección o tal vez tengas que pedir una cita aparte para recibir un servicio específico.

Toma acción

Toma estas medidas para sacarle el mejor provecho a tu chequeo de mujer sana.

Entérate de los antecedentes médicos de tu familia.
Los antecedentes médicos de tu familia son un componente importante de tu historia clínica. En este sitio web puedes anotar los antecedentes médicos de tu familia y así tendrás un registro de las enfermedades que se presentan en ella. Lleva esta información cuando vayas a tu chequeo.

Haz una lista de preguntas para el doctor.
Esta consulta es una oportunidad excelente para hacerle preguntas al doctor o a la enfermera sobre:

  • Los anticonceptivos (control de la natalidad)
  • Las enfermedades de transmisión sexual (ETS)
  • Cómo prepararte para el embarazo
  • Si te sientes segura en la relación con tu pareja
  • La ansiedad, la depresión y otros problemas de salud
  • Cómo consumir una alimentación saludable
  • Cómo hacer más ejercicio

Aquí hay unas preguntas importantes que puedes hacer:

  • ¿Qué anticonceptivo es adecuado para mí?
  • ¿Necesito alguna vacuna importante?
  • ¿Cómo puedo protegerme de la infección por el VIH y de otras enfermedades de transmisión sexual (ETS)?
  • ¿Cómo sé si la relación de pareja en la que estoy es saludable y segura?
  • ¿Dónde puedo ir en busca de ayuda para un problema de salud mental?
  • ¿Cómo puedo mantenerme más activa?

Lleva un cuaderno y anota las respuestas para que las recuerdes más adelante.

Pregúntale al doctor o a la enfermera qué pruebas de detección debes hacerte.
Hacerte pruebas de detección es una de las cosas más importantes que puedes hacer por tu salud. En el chequeo de mujer sana, el doctor o la enfermera te pueden recomendar que te hagas pruebas de detección para:

Además de estas pruebas, el doctor a veces puede recomendarte que recibas asesoramiento.

Usa "miBuscador de salud" para ver qué pruebas de detección puedes necesitar

¿Qué puedo hacer sobre los costos?
La Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act, en inglés), la ley de reforma de salud que se aprobó en 2010, estipula que se cubra el costo del chequeo de mujer sana. También estipula que se cubran algunas de las pruebas de detección y ciertos tipos de asesoramiento. 

Según el plan de seguro médico que tengas, quizás puedas ir al chequeo de mujer sana y recibir otros servicios sin tener que pagar nada.

Si deseas información sobre otros servicios que cubre esta ley, visita  CuidadoDeSalud.gov.

Después de la consulta, cumple con el seguimiento que te indique el doctor.

Durante el chequeo anual de mujer sana, el doctor o la enfermera pueden recomendar que vayas a un especialista o que te hagas ciertas pruebas de detección. Trata de pedir estas citas antes de salir del consultorio del doctor.

Si eso no es posible, anota en tu calendario un recordatorio para programar estas consultas de seguimiento.

Lee más consejos sobre cómo participar de manera activa en tu atención médica.

Toma estas medidas para mantenerte sana todo el año.

Puedes hacer ciertas cosas todos los días para mantenerte sana. Lee consejos sobre cómo:

Última revisión del contenido: 24 de enero de 2014 Revisión de contenido

¿Para quién es la información que estás buscando hoy?

myhealthfinder