¿Qué puedo hacer para mantenerme seguro en el trabajo?

in english

Información general

Muchas personas pasan una gran cantidad de tiempo en el trabajo. Si el trabajo no se realiza de manera segura, puede causar mucho desgaste en el cuerpo. Las lesiones de la espalda son el tipo más común de lesión en el trabajo.

Se pueden hacer cosas —tanto en el trabajo como en la casa— para disminuir las probabilidades de lastimarse o enfermarse.

Trata de hacer lo siguiente para evitar las lesiones y mantenerte sano:

  • Toma precauciones antes de levantar objetos.
  • Ajusta el equipo de trabajo para que se adapte a tu cuerpo.
  • Toma descansos cortos y estira los músculos.
  • Consume una alimentación saludable y mantente activo
  • Mantente en un peso saludable.
  • Duerme lo suficiente.
  • Controla el estrés.
  • Busca recursos relacionados con la salud en el trabajo.

¿Por qué tengo que tomar medidas para evitar las lesiones en el trabajo?
Todos los trabajos, incluso los de oficina, pueden causar lesiones. Por ejemplo:

  • Te puedes lesionar la espalda, los hombros o el cuello si levantas o cargas objetos pesados.
  • Puedes hacerte daño si haces la misma actividad una y otra vez, como escribir en la computadora o trabajar en una línea de montaje. 

Las lesiones que se presentan por hacer la misma actividad una y otra vez se llaman lesiones por movimientos repetitivos. Cada vez hay más trabajadores que se lesionan por movimientos repetitivos. 

Tomar medidas para mantenerte seguro y sano en el trabajo te permitirá ser más eficiente en el trabajo y sentirte mejor cuando no estés trabajando.

Toma acción

Sigue estos consejos para mantenerte seguro en el trabajo.

Toma precauciones antes de levantar objetos.
Al levantar algo pesado:

  • Dobla las rodillas en vez de doblar la cintura.
  • Mantén la espalda recta.
  • Mira primero qué tan pesado es el objeto. Si es demasiado pesado, pide ayuda.

Más consejos sobre cómo levantar objetos sin peligro en el trabajo.

Evita las lesiones por movimientos repetitivos.
Siéntate o párate derecho al trabajar. Dedica tiempo para ajustar el equipo de trabajo de modo que se adapte a tu cuerpo. Es decir, no trates de ajustar el cuerpo para trabajar con un equipo que no sea adecuado para ti.

Habla con tu jefe o empleador sobre cómo puedes asegurarte de que tu equipo de trabajo se ajuste bien a tu cuerpo.

Usa esta lista para ver si la posición de tu computadora es segura y cómoda (en inglés).

Toma descansos cortos.
Incluso un descanso de 5 minutos puede servir para aumentar tu concentración y reducir el estrés. Toma descansos cortos a menudo para estirar los músculos o ir a caminar.

Duerme lo suficiente.

Dormir bien por la noche es importante para poder rendir bien en el trabajo. Si estás bien descansado, es más probable que tomes buenas decisiones y evites hacerte daño. Haz lo siguiente para dormir mejor:

  • No comas comidas abundantes cerca de la hora de acostarte.
  • Evita las bebidas que contengan cafeína (café, gaseosa y bebidas energéticas) varias horas antes de acostarte.
  • Realiza actividades físicas con regularidad, pero no hagas ejercicio inmediatamente antes de irte a dormir.
  • Asegúrate de que tu dormitorio sea oscuro y silencioso.

Mantente en buen estado de salud.
Un cuerpo sano te ayuda a protegerte contra las lesiones en el trabajo. Para mantenerte en forma:

  • Consume una alimentación saludable. Tu cuerpo necesita vitaminas, minerales y otros nutrientes para mantenerse sano.
  • Mantente activo. Para recibir los beneficios de salud que da la actividad física, haz una combinación de actividades aeróbicas y de ejercicios para fortalecer los músculos.
  • Mantente en un peso saludable. Para mantenerte en un peso saludable,busca el equilibrio entre la cantidad de calorías que comes y las que quemas (es decir, las que usas).

Toma medidas para controlar el estrés.
Si te sientes muy preocupado o nervioso en el trabajo, será más fácil enfermarte o lastimarte. Aprende a controlar el estrés. 

Entérate de los recursos que tienes en el trabajo.
Muchos empleadores ofrecen programas que le ayudan al empleado a mantenerse sano. Averigua qué recursos están a tu disposición aunque no necesites ayuda en este preciso momento.

Última revisión del contenido: 27 de junio de 2014 Revisión de contenido

Comienza hoy con estos pequeños pasos

  • Obtén ayuda si necesitas levantar algo pesado.
  • Habla con tu jefe o empleador sobre cómo mantenerte seguro en el trabajo.
  • Cocina una cena saludable y baja en grasa para esta noche.

¿Para quién es la información que estás buscando hoy?

myhealthfinder