¿Cómo puedo saber si mi niño tiene problemas del habla?

in english

Información general

Los tres primeros años de vida de tu niño son los más importantes para aprender a hablar. Pon atención a las señales de que tu niño está aprendiendo a hablar a tiempo.

¿Cómo aprenden a hablar los niños?
Los niños comienzan a aprender a hablar antes de comenzar a emplear palabras. Aprenden mirando, escuchando y respondiendo a las personas que los rodean.

En los primeros meses de vida, tu bebé escucha tu voz y trata de repetir los mismos sonidos. Cuando tú respondes a los sonidos que él hace, le estás ayudando a aprender a comunicarse. 

Las sonrisas, los balbuceos y los arrullos son las formas en que el bebé “habla” contigo. Con el tiempo aprenderá más sonidos y palabras.

¿Cómo sé si mi niño está aprendiendo a hablar a tiempo?
Debes estar atento a los logros o indicadores del desarrollo para ver si tu niño está aprendiendo a hablar a tiempo. Estos son algunos de los logros a los que debes estar atento:

  • A los 4 meses comienza a balbucear.
  • A los 6 meses responde a sonidos produciendo sonidos.
  • Al año puede decir unas cuantas palabras sencillas, como “ba, ba” o “da, da”.
  • A los 18 meses dice varias palabras sueltas.
  • A los 2 años puede juntar palabras, por ejemplo, “más leche”.
  • A los 3 años dice 2 o 3 oraciones juntas.

¿Qué pasa si mi niño no habla a tiempo?
Si crees que tu niño tiene un problema del habla o del lenguaje, habla con el doctor. Él puede enviarlo a un especialista para que le hagan pruebas.

Si tu niño tiene algún retraso en el lenguaje, la mejor manera de ayudarle es descubrir y tratar el problema a tiempo. Si recibe tratamiento a tiempo, hay probabilidades de que el habla y el lenguaje mejoren.

Toma acción

Puedes ayudarle a tu niño a aprender a hablar. Pon en práctica estos consejos.

Háblale.
Desde el momento en que nazca, háblale y cántale. Esto le ayudará a aprender a producir sonidos.

  • Sonríele y háblale cuando él "hable" contigo por medio de arrullos, gorjeos y balbuceos.
  • Responde a las palabras y sonidos que haga. Por ejemplo, si tu niño señala un plátano y dice “e, e”, puedes preguntarle, “¿Quieres comer un plátano?”
  • Usa palabras, así como señales con las manos o gestos. Al combinar las palabras con señales o gestos le ayudas al niño a entender lo que quieres decir.
  • Habla con él todo el día. Cuando estés en casa o fuera de ella, nombra los objetos y describe lo que estás haciendo.
  • Responde siempre a sus preguntas. 
  • No le hables con media lengua. Usa palabras reales.

Léele.
Al escucharte leer en voz alta, el bebé aprende sonidos. Oír leer a alguien también le ayuda a entender el lenguaje y a aprender palabras nuevas. Puedes comenzar a leerle desde los 6 meses.

Escoge libros que tengan:

  • Ilustraciones grandes de colores vivos
  • Historias sencillas
  • El alfabeto, figuras geométricas, objetos de distinto tamaño, números o relatos que enseñen a contar
  • Rimas

Para lograr que el niño participe más, háblale o cántale sobre las imágenes que van viendo en los libros cuando le estás leyendo.

  • Señala los dibujos y nombra lo que ves.
  • Pídele que señale cosas en la página.
  • A medida que va creciendo, hazle preguntas sobre el cuento.

Mira estos consejos sobre cómo tener un hogar que fomente la lectura. 

Pon atención a los siguientes logros del desarrollo.
Los bebés y los niños pequeños se desarrollan a su propio ritmo. La información sobre los logros del desarrollo que viene en los enlaces a continuación puede darte una idea general de lo que tu niño aprenderá en cada etapa y de qué debes esperar más adelante. 

Más información sobre los logros del desarrollo a otras edades.

Si tienes alguna preocupación, habla con el doctor del niño.
Si te preocupan el habla y el lenguaje de tu niño, habla con su doctor. Pídele que le haga una prueba de audición y una evaluación del lenguaje.

El doctor también puede aconsejarte que te pongas en contacto con el programa de intervención temprana de tu comunidad. Este tipo de programas proporcionan servicios a niños menores de tres años que tienen una discapacidad o un retraso en el desarrollo. Aquí encontrarás más información sobre la intervención temprana (en inglés).

¿Qué puedo hacer sobre los costos?
Las pruebas para medir el desarrollo de los niños están cubiertas por la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act, en inglés), la ley de reforma del sistema de salud que se aprobó en 2010. Si quieres más información, puedes visitar su sitio en inglés. Según el plan de seguro médico que tengas, quizás a tu niño le puedan hacer estas pruebas sin tener que pagar nada.

Habla con tu seguro médico para averiguar qué cubre tu plan. Para recibir más información sobre otros servicios para niños que cubre la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, visita CuidadoDeSalud.gov. Para recibir información en inglés, visita HealthCare.gov.

Última revisión del contenido: 31 de enero de 2015 Revisión de contenido

Comienza hoy con estos pequeños pasos

  • Escucha música con tu hijo.
  • Repite los sonidos que hace tu bebé.
  • Juega con tu hijo a señalar y nombrar objetos en la casa.

¿Para quién es la información que estás buscando hoy?

myhealthfinder