Quick Tips Quick Tips


Cómo consumir una alimentación saludable durante la lactancia materna

Consume calorías saludables y evita las calorías vacías.
Para obtener los nutrientes que necesitas mientras amamantas, asegúrate de incluir los siguientes alimentos en tu dieta:

  • Diversas verduras y frutas
  • Pescado, mariscos, pollo o pavo, carnes magras, huevos, frijoles y nueces
  • Leche descremada o semidescremada o productos de soya con poca grasa enriquecidos con calcio
  • Arroz integral, pan hecho 100% con trigo integral y otros granos integrales
  • Cereales enriquecidos (a los que se les ha añadido hierro y ácido fólico)

Limita las comidas y bebidas que contengan muchas calorías “vacías”, que provienen de azúcares adicionales y grasas sólidas. Los alimentos y bebidas ricos en calorías vacías comprenden los postres, las carnes con mucha grasa, las comidas fritas y las bebidas azucaradas.

Come entre 8 y 12 onzas de pescado o mariscos cada semana.
El pescado y los mariscos tienen nutrientes que pueden ayudarle al bebé a ver y aprender mejor. Come pescado y mariscos 2 o 3 veces por semana. Asegúrate de incluir una variedad de opciones saludables, como:

  • Salmón
  • Bagre
  • Bacalao
  • Arenque
  • Atún enlatado “light” (atún claro)
  • Atún blanco (albacora), hasta 6 onzas por semana

Evita comer pescado que contenga concentraciones altas de mercurio, especialmente pez espada, blanquillo, tiburón y caballa. El mercurio es un metal nocivo para el desarrollo del bebé.

Toma muchos líquidos.
Cuando amamantas, tu cuerpo necesita líquidos adicionales, como agua y leche descremada o semidescremada. 

  • Trata de tomar un vaso de agua cada vez que amamantes al bebé.
  • Limita o evita las bebidas que contengan mucha cafeína o azúcar adicional.

Si decides tomar bebidas alcohólicas, sigue estos consejos de seguridad.

  • Espera hasta que el bebé tenga por lo menos 3 meses de nacido y la lactancia materna esté bien establecida.
  • Bebe con moderación. Se recomienda que las mujeres no tomen más de un trago al día.
  • Planea de antemano cómo le darás de comer al bebé si tiene hambre. Por ejemplo, sácate un poco de leche con una bomba extractora antes de beber alcohol.
  • No amamantes al bebé hasta que hayan transcurrido por lo menos 4 horas después de haber tomado una bebida alcohólica. Si no esperas ese tiempo, el alcohol que tengas en la sangre pasará a la leche materna.