Quick Tips Quick Tips


Pasos sencillos para mantenerte activa durante el embarazo

Antes de comenzar…

Habla con el doctor sobre cómo mantenerte activa durante el embarazo. Siempre y cuando no haya una razón médica para que evites la actividad física durante el embarazo, puedes comenzar o continuar haciendo actividad física moderada.

Intenta hacer actividad aeróbica moderada durante 2 horas y media a la semana.

  • Si no hacías ejercicio antes, comienza lentamente. Divide la actividad en bloques de 10 minutos.
  • Escoge actividades aeróbicas —que hagan latir más rápido el corazón—, como caminar a paso rápido, bailar, nadar o barrer las hojas del jardín. Debes poder sostener una conversación mientras haces estas actividades.
  • Asegúrate de tomar mucha agua antes, durante y después de hacer ejercicio.
  • Tómate un descanso si tienes dificultad para respirar o te sientes incómoda.

Sigue estos consejos cuando hagas ejercicios para fortalecer los músculos.

  • No te esfuerces por levantar pesas grandes, sino que trata de hacer más repeticiones con pesas más livianas. También puedes usar latas de alimentos en vez de pesas.
  • No aguantes la respiración cuando hagas ejercicio. Deja salir el aire al levantar las pesas y toma aire cuando relajes los músculos.
  • Evita los ejercicios que te puedan causar tensión en la parte inferior de la espalda.

Evita las actividades de alto riesgo.

  • Después del primer trimestre (12 semanas) del embarazo, evita hacer ejercicios en los que tengas que acostarte boca arriba.
  • No hagas actividades que aumenten el riesgo de caerte, como practicar el esquí alpino o montar a caballo.
  • Evita los deportes en los que puedas recibir un golpe en el estómago, como el basquetbol o el fútbol.