Quick Tips Quick Tips


Cómo hablar con un ser querido que está en una relación poco saludable

Mantente atento a los signos de abuso.
Haz una lista de todo lo que veas que no te parezca bien. Por ejemplo, observa si hay signos de:

  • Comportamiento controlador, por ejemplo, si la pareja de esa persona acapara todo su tiempo
  • Abuso físico, como moretones o cortaduras
  • Abuso emocional, como humillaciones o insultos

Averigua sobre los recursos que hay en la localidad.
Antes de comenzar a hablar con tu amigo o familiar, llama al 1–800–799–7233 y pide la dirección y el teléfono de la organización más cercana que atienda casos de violencia doméstica. Así puedes estar listo para compartir esta información si tu amigo o familiar está listo para recibirla. Incluso, podrías ofrecerle llamar a la agencia o visitarla juntos.

Fijen una hora para hablar.
Asegúrate de poder conversar en un lugar seguro y privado.

Dile específicamente por qué estás preocupado.
Tú amigo o ser querido:

  • ¿Pasa menos tiempo con sus amigos o haciendo cosas de las que antes disfrutaba?
  • ¿Justifica el comportamiento de su pareja?
  • ¿Tiene cortaduras o moretones inexplicables?

La pareja de tu amigo o ser querido:

  • ¿Le grita o le humilla?
  • ¿Trata de controlarle tomando todas las decisiones?
  • ¿Le vigila cuando está en el trabajo o en el lugar en el que estudia?
  • ¿Le obliga a hacer cosas sexuales que no quiere hacer?
  • ¿Amenaza con hacerse daño si tu amigo termina la relación?

Trata de ayudarle a ver que no le están tratando como merece. Cuanto más específico seas, mejor.

Haz un plan de seguridad.
Las personas cuyas pareja es controladora o violenta pueden correr peligro cuando tratan de salir de la relación. Si tu amigo o ser querido está dispuesto a dejar a su pareja abusiva, ayúdale a hacer un plan para salir de esa relación de la manera menos peligrosa posible. Un asesor psicológico con experiencia en casos de violencia doméstica puede ayudarle a hacer un plan.

Ten paciencia y mantén abierta la comunicación.
puedes esforzarte por expresar tus preocupaciones, pero tu amigo o ser querido es quien tiene que decidir lo que hará, incluso si para ti no tiene sentido. Es posible que pase un tiempo antes de que esta persona esté dispuesta a hablar. Dile que estás dispuesto a hablar de nuevo cuando llegue el momento.

Busca ayuda tú también.
Es difícil ver que alguien que te importa está en una relación poco saludable. Tú también puedes buscar apoyo. Llama al 1–800–799–7233.

Para recibir más información sobre cómo ayudar a alguien que está en una relación poco saludable, visita: