Skip Navigation


Amamanta a tu bebé (dale el pecho)

Una mujer y su bebé sonríen, ambos  vistiendo camisetas amarillas,

Información general

Haz lo posible por amamantar a tu bebé durante los primeros 12 meses. En los primeros 6 meses, la leche materna es el único alimento o líquido que necesita el bebé.

Si tienes un problema de salud o tomas algún medicamento, antes de dar a luz habla con el doctor o la partera (“midwife”) sobre si puedes amamantar a tu bebé.

Revisa estas guías sobre la lactancia materna:

¿Cuáles son los beneficios de amamantar?

Amamantar es bueno para tu salud y la salud del bebé.

Los beneficios para el bebé

La leche materna:

Los beneficios para la mamá

Amamantar:

¿Cuándo puede comenzar a comer otros alimentos mi bebé?

Toma acción

Aquí hay algunos consejos para que no tengas problemas al amamantar al bebé.

Pregúntale al doctor o a la partera las dudas que tengas sobre darle el pecho a tu bebé.

Durante el embarazo, avísale al doctor o a la partera que quieres amamantar al bebé.

Muchos centros de salud, clínicas y hospitales tienen personas que son expertas en el tema de amamantar y que pueden responder a todas tus preguntas y ayudarte a empezar a darle el pecho al bebé. A estas personas expertas en el tema de amamantar se les conoce como asesoras, consultoras o especialistas en lactancia.

Incluso si ya estás amamantando, puede ser que tengas preguntas. Puedes hacerle estas preguntasa tu doctor, enfermera o especialista en lactancia todas las veces que sea necesario.

¿Qué puedo hacer sobre los costos?
Parte de la ayuda para amamantar está cubierta por la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act, en inglés), la ley de reforma del sistema de salud que se aprobó en 2010. Esta ayuda incluye consejería y acceso a suministros para la lactancia para las mujeres embarazadas o que están amamantando. Si quieres más información, puedes visitar su sitio web en inglés.

Según el plan de seguro médico que tengas, quizá puedas recibir ayuda para amamantar sin tener que pagar nada. Habla con tu seguro médico para averiguar qué cubre tu plan.

Para recibir más información sobre otros servicios que cubre la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, visita CuidadoDeSalud.gov. Para recibir información en inglés, visita HealthCare.gov.

Ten listo un plan para después de que nazca el bebé.
Puedes proporcionarle leche materna a tu bebé cuando no estás con él. La especialista en lactancia te puede ayudar a planear comó seguir dándole leche materna al bebé cuando estés lejos de él.

Si planeas volver a trabajar después del embarazo, habla con tu supervisor ahora mismo y pregúntale dónde puedes sacarte la leche y dónde puedes almacenarla. La mayoría de los lugares de trabajo están obligados por ley a darte el tiempo y el lugar necesarios para que te puedas sacar la leche para el bebé.

Recibe más información sobre:

Intenta amamantar al bebé en cuanto nazca.
Dile al doctor, la partera o la enfermera que quieres darle el pecho al bebé dentro de la primera hora de nacido. Después de la primera hora, el bebé va a tener sueño y va a querer dormir.

Al principio, la leche saldrá amarilla. Esta leche se llama calostro y es muy buena para el bebé. La leche normal comenzará a salir después de un par de días y sentirás los pechos llenos.

Amamanta al bebé cada vez que quiera comer.
Los bebés recién nacidos necesitan amamantar frecuentemente (más o menos cada 2 horas). Pon atención para ver si el bebé da señales de que tiene hambre, como por ejemplo:

Pon el pezón lo más adentro posible en la boca del bebé.
Al amamantar, asegúrate de que el pezón y la parte oscura alrededor del pezón (llamada areola) estén dentro de la boca del bebé. Esto te hará sentir más cómoda cuando le des el pecho.

Mira las diferentes maneras de sostener al bebé para amamantarle.

Pide ayuda si tienes problemas al amamantar.
Darle el pecho al bebé es algo natural, pero no siempre es algo que se da fácilmente. Algunas mujeres tienen problemas cuando empiezan a amamantar, pero por lo general, esos problemas se pueden resolver.

Habla con el doctor, la enfermera o la especialista en lactancia si te duelen los pezones o si tienes algún otro problema. Pide ayuda para que tú y el bebé saquen el mayor provecho de la lactancia materna.

Consume una alimentación saludable.
Si estás amamantando, consumir una alimentación saludable les permite a ti y al bebé recibir los nutrientes que necesitan. Lee estos consejos para consumir una alimentación saludable durante la lactancia materna. (disponible solo en inglés)

Dale vitamina D a tu bebé.
Los bebés necesitan vitamina D para que los huesos les crezcan sanos. Incluso si tú tomas vitamina D adicional, la leche materna no le dará a tu bebé suficiente vitamina D. Habla con el doctor o la enfermera sobre cómo puedes asegurarte de que tu bebé esté recibiendo suficiente vitamina D.

Comienza hoy con estos pequeños pasos

* Nota: Los documentos que vienen en formato PDF requieren el programa Adobe Acrobat Reader ®.
Si tienes problemas tratando de abrir o usar los documentos en formato PDF, por favor descarga la última versión del Reader ®.

Última revisión del contenido: sábado, 29 de marzo de 2014