Skip Navigation


Reduce el riesgo de sufrir caídas

una mujer mayor sentada en la banca de un parque

Información general

Puedes tomar medidas sencillas para reducir el riesgo de caerte. Cada año, una de cada tres personas mayores sufre una caída. Las caídas pueden causar fracturas, dificultad para desplazarse y otros problemas de salud, sobre todo si tienes más de 65 años.

Las fracturas (huesos rotos) pueden causar dolor y discapacidad. También hacen que las actividades diarias, como cocinar, sean más difíciles de realizar sin ayuda. Las fracturas de la cadera se encuentran entre las principales causas de problemas de salud y de muerte en las personas mayores.

No tienes que tener miedo de caerte. Toma estas medidas para evitar las caídas:

¿Corro el riesgo de caerme?
Con la edad, la falta de equilibrio y la debilidad de los músculos pueden causar caídas y fracturas. Las personas mayores suelen caerse al hacer sus actividades diarias, como caminar o girar para dar la vuelta.

Algunas personas mayores también tienen problemas de la vista u otros problemas médicos que pueden aumentar la probabilidad de caerse. Por ejemplo, un ataque al cerebro puede afectar el equilibrio y aumentar las probabilidades de sufrir una caída.

Tus probabilidades de caerte son mayores si:

Si te preocupa tener una caída, pregúntale al doctor o a la enfermera si te conviene hacer ejercicios para mejorar el equilibrio, recibir fisioterapia o tomar suplementos de vitamina D.

Lee esta información sobre caídas y fracturas.

Toma acción

Muchas caídas se pueden evitar. Sigue estos pasos para reducir el riesgo de caerte.

Mantente más activo.
Mantenerte más activo te ayudará a sentirte mejor, mejorar el equilibrio y tener más fuerza en las piernas.

Mejora el equilibrio.
Los ejercicios para mejorar el equilibrio pueden ayudarte a evitar caídas. Por ejemplo, el tai chi es un ejercicio chino para la mente y el cuerpo que consiste en moverse lenta y suavemente.

Fortalece las piernas.
Haz actividades para fortalecer los músculos por lo menos 2 días a la semana. Estas actividades comprenden levantar pesas y usar bandas de resistencia (bandas largas de goma que se estiran).

Trata de hacer en casa estos ejercicios para fortalecer los músculos.

Pregúntale al doctor cómo usar los medicamentos para evitar peligros.
Algunos medicamentos te pueden dar sueño o mareo, lo cual puede provocar una caída. Llévale todos tus medicamentos (los que necesitan receta médica y los que se compran sin receta) al doctor o al farmacéutico y pregúntale si alguno de ellos puede aumentar el riesgo de caerte.

Imprime esta lista de preguntas que puedes hacerle al doctor o a la enfermera sobre cómo evitar las caídas.

Hazte revisar los ojos para detectar problemas de la vista.
La vista cambia con la edad. Los problemas de la vista pueden aumentar el riesgo de sufrir caídas. Hazte revisar los ojos por lo menos una vez al año para ver si estás usando las gafas o lentes de contacto adecuadas.

Haz que tu hogar sea un lugar más seguro.
Cerca de la mitad de las caídas ocurren en el hogar.  Usa esta lista de seguridad para evitar las caídas en el hogar [PDF, 7 MB]. Esta lista te ayudará a determinar los peligros que hay en tu hogar y ver cómo los puedes corregir.

Para prevenir las caídas en el hogar: 

Hazte la prueba para medir la densidad de los huesos.
Si eres una mujer de 65 años o más, hazte la prueba de la densidad ósea, que determina qué tan fuertes tienes los huesos.

Toma suficiente calcio y vitamina D.
El calcio te ayuda a mantener los huesos fuertes, con menos probabilidades de romperse. La vitamina D le ayuda al cuerpo a absorber el calcio. Consulta esta lista de alimentos ricos en calcio.

Trata de dormir entre 7 y 8 horas todos los días.
Dormir bien puede ayudarte a tomar buenas decisiones y evitar lesiones.

Si tomas alcohol, hazlo con moderación.
El alcohol puede aumentar las probabilidades de caerte.

¿Te preocupa que un ser querido sufra una caída?
Usa estos consejos para hablar con esa persona sobre cómo evitar las caídas.

Comienza hoy con estos pequeños pasos

* Nota: Los documentos que vienen en formato PDF requieren el programa Adobe Acrobat Reader ®.
Si tienes problemas tratando de abrir o usar los documentos en formato PDF, por favor descarga la última versión del Reader ®.

Última revisión del contenido: viernes, 24 de enero de 2014