Protege a tu familia de la intoxicación con plomo

in english

Puedes proteger a tu familia de la intoxicación con plomo tomando unas medidas sencillas.

Mantén a los niños alejados del polvo de plomo.
Si vives en una casa vieja (construida antes de 1978), trata toda la pintura de la casa como si contuviera plomo. Sigue estos consejos para que tus hijos no respiren ni traguen plomo:

  • Mantén a tus hijos alejados de los cuartos en los que la pintura se esté pelando o descascarando.
  • Cubre con cinta o papel adhesivo la pintura que se esté pelando o descascarando.
  • Usa una toalla de papel húmeda o un trapeador para limpiar con frecuencia el polvo, especialmente alrededor de las ventanas y en los pisos.

Si renuevas la casa, toma medidas de seguridad.
Si estás haciendo renovaciones o reparaciones en la casa, cumple con las prácticas de seguridad para trabajar en lugares que contienen plomo [PDF, 2.58 MB]. Mantén a las mujeres embarazadas y a los niños alejados del área de trabajo.

Lava las manos y los juguetes de tu hijo.
Las manos y los juguetes de los niños pueden tener polvo de plomo que viene de la pintura que se ha pelado o descascarado. Lava los juguetes a menudo y lávales las manos a los niños con frecuencia, especialmente antes de comer o dormir.

Muéstrales este podcast a tus hijos para que aprendan cómo lavarse bien las manos.

¿Para quién es la información que estás buscando hoy?

myhealthfinder