La preocupación por el tiempo puede ser una amenaza para la salud mental de un niño

Un psicólogo ofrece algunos consejos para hacer frente a tragedias como la del tornado de Oklahoma

MARTES, 21 de mayo (HealthDay News) -- El monstruoso tornado que asoló Moore, Oklahoma, el lunes, que mató a docenas de personas adultas y niños, es un ejemplo asombroso de la violencia de las condiciones climatológicas que puede afectar al bienestar mental de un niño.

Pero, incluso las tormentas con rayos y fuertes vientos también pueden resultar perturbadoras emocionalmente, indicaron los expertos en salud.

Tener algo de ansiedad en unas condiciones climatológicas violentas es normal. Pero algunos niños desarrollan fobias a las tormentas que perturban su vida diaria, afirmó Stephen Whiteside, psicólogo y experto en prevención de la ansiedad en el Centro Pediátrico de la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota.

La preocupación por el tiempo puede hacer que a los niños les resulte difícil concentrarse en la escuela, afirmó Whiteside. Algunos comprobarán de forma rutinaria las previsiones del tiempo o tendrán miedo a salir de casa.

Es fundamental que los padres no les digan a sus hijos que están sufriendo de ansiedad que están siendo tontos o que resten importancia al miedo del niño de otras formas, afirmó.

"Lo importante para los padres es recordar que han de ser cariñosos y han de respaldar a su hijo", aconsejó Whiteside en un comunicado de prensa de la Mayo. "Si se pone ansioso, se frustra o se enfada, eso hará que las cosas empeoren. Intente mantener la calma y ayude a su hijo a que se enfrente gradualmente a sus miedos, paso a paso".

Los expertos en salud mental normalmente aconsejan a los padres que mantengan apartados a los niños de los reportajes de los medios de comunicación sobre los desastres naturales y que se muestren accesibles para los que tengan la necesidad de que les tranquilicen y reconforten.

Cuando hablen con los niños sobre su miedo en relación con el tiempo, Whiteside recomienda que se haga lo siguiente:

  • Manténgase calmado y ofrézcale su apoyo. Dígales a los niños que ciertas cosas, como los truenos, no les harán daño. Explíquele que las tormentas son algo natural.
  • Hable de las tormentas con un tono relajado. Algunos niños pueden aparentar que sienten miedo a las tormentas, pero realmente están interesados en saber más sobre ellas.
  • El mismo tipo de terapia conductual basada en la exposición utilizada para tratar muchos miedos y fobias funciona bien con las fobias relacionadas con el tiempo. Se trata de ayudar a los niños a que se enfrenten a sus miedos enseñándoles, de forma gradual, que pueden controlar el miedo, y otros estados de incertidumbre ante la vida, por sí solos.
  • Si la ansiedad no se reduce, o empieza a crear más estrés en el niño o el padre, acuda a un profesional de atención de la salud mental.

Aproximadamente un 8 por ciento de los adolescentes de 13 a 18 años de edad tienen un trastorno de ansiedad, y los síntomas normalmente aparecen alrededor de los 6 años de edad, según el Instituto Nacional de Salud Mental de EE. UU.

En Moore, las operaciones de búsqueda y rescate continuaban el martes, y se esperaban tormentas y lluvia fuerte. Los meteorólogos predijeron la formación de tornados aislados, granizo del tamaño de pelotas de golf y tormentas en otras zonas de Oklahoma, Texas, Arkansas y Luisiana.

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. tiene más información sobre el estrés en la infancia.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTE: Mayo Clinic, news release, May 21, 2013

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.