Los bronceadores sin sol todavía son difíciles de vender, muestra una encuesta

A pesar de los riesgos asociados con el bronceado, muchas mujeres jóvenes todavía prefieren la vía natural

Por Alan Mozes
Reportero de Healthday

JUEVES, 30 de mayo (HealthDay News) -- En su intento de conseguir un tono dorado, las mujeres jóvenes estadounidenses dicen que la preocupación por la belleza, y no por la salud, es lo que va a determinar hasta qué punto desean usar los llamados productos de bronceado sin sol, halla una nueva encuesta.

La encuesta de 182 estudiantes universitarias blancas (con una edad promedio de casi 20 años) va directamente al dilema de la salud pública: las advertencias sobre los riesgos en la salud a largo plazo asociados con tomar el sol en comparación con el impulso potente de ajustarse a los patrones actuales de belleza.

"Es una cuestión de confianza", afirmó el autor principal del estudio, Jeong-Ju Yoo, profesor asistente de ciencias de la familia y del consumidor en la Universidad de Baylor en Waco, Texas. "Los productos de bronceado sin sol, como los bronceadores, cremas o lociones de bronceado, son una alternativa mucho más segura para el bronceado de la piel que las camas de bronceado o tomar el sol".

Los consumidores son reacios a usar estos productos porque no están convencidos de que obtendrán el resultado que esperan, afirmó Yoo. "Y aunque el bronceado real no se percibe como seguro, produce el beneficio, percibido claramente, de ser un modo más fácil y familiar de tener el aspecto y el color que las personas quieren", añadió.

El exceso de exposición al sol puede provocar cáncer de piel. La tasa de melanoma (la forma de cáncer de piel potencialmente letal) ha aumentado en Estados Unidos durante tres décadas, según la Sociedad Estadounidense del Cáncer (American Cancer Society). En los adultos jóvenes, el melanoma es uno de los cánceres más habituales. Los cánceres de piel de células basales y escamosas, que normalmente son benignos, aunque pueden provocar desfiguración, también están aumentando.

No se escucha ninguna de las advertencias sobre el riesgo de cáncer de piel y el envejecimiento prematuro debidos a la exposición sin protección a los rayos ultravioleta (UV) del sol, bajo techo o al aire libre. Más de un millón de estadounidenses acuden a camas de bronceado. La Academia Americana de la Asociación de Dermatología (American Academy of Dermatology Association), que se opone a su uso, estima que casi un 70 por ciento de los usuarios son mujeres, la mayoría de entre 16 y 29 años de edad.

Los productos de bronceado sin sol (lociones, geles, cremas y pastillas asociados con un bronceado sin riesgo) se consideran una posible solución. Hoy en día los estadounidenses consumen la mitad de los productos de autobronceado de venta libre a nivel mundial. Pero los resultados de la encuesta de Yoo sugieren que conseguir que la mayoría de las mujeres cambien de idea es una batalla complicada.

Yoo, que resumió sus hallazgos en una edición reciente de la revista Household and Personal Care Today, halló que las mujeres parecen ver el bronceado sin sol como un "complemento" cosmético a la exposición a los rayos UV, más que como un sustituto.

Descubrió que la preocupación por que los bronceadores artificiales resulten en un bronceado con manchas o de aspecto no natural suele acabar con cualquier motivación relacionada con la salud y eso podría hacer que las mujeres dejaran de buscar alternativas sin sol. Los bronceadores, a menudo considerados un producto cosmético más que de autobronceado, se percibían de una manera más favorable que los otros productos.

"El problema", afirmó Yoo, "es que los beneficios de conseguir el bronceado son inmediatos. Pero los efectos negativos de la exposición a los rayos UV se ven en un momento muy posterior de la vida".

Hacer hincapié en la calidad podría ayudar a fomentar la aceptación de los productos de bronceado sin sol por parte de las mujeres jóvenes, añadió Yoo. "En primer lugar, tenemos que asegurarles que son seguros, que no sufrirán una reacción alérgica ni una irritación de la piel. Y en segundo lugar, tenemos que aumentar la confianza de que son una alternativa conveniente para conseguir el color que las mujeres desean", afirmó Yoo.

La Dra. Jennifer Stein, profesora asistente de dermatología del Centro Médico Langone en la ciudad de Nueva York, comentó que los productos de bronceado sin sol deberían ser una parte de un doble mensaje sobre salud pública.

"Sí, para muchas personas jóvenes que realmente quieren estar bronceadas es mucho más seguro usar uno de estos productos que salir y broncearse al sol", indicó. Y algunos productos proporcionan un bronceado bastante realista, aseguró. "He visto pacientes entrar en la consulta que me han hecho pensar que estaban realmente bronceados, pero resultó que era artificial", recordó.

"Pero, una situación mejor sería que hubiera un cambio cultural que acabara con el deseo de estar bronceado", añadió Stein.

La idea de que el bronceado de piel es algo atractivo se remonta solo a los años 20 del siglo pasado. Esa percepción podría cambiar, sugirió. "Es bueno que hoy en día haya muchas actrices o modelos con un aspecto más claro y sano, y que no estén bronceadas", comentó. "Por lo que cada vez hay más personas que hacen el papel de modelos para las mujeres jóvenes que tienen una piel natural con un aspecto muy bueno. Esto ayuda mucho".

Más información

Para más información sobre el cáncer de piel, visite la Academia Americana de Dermatología.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTES: Jeong-Ju Yoo, Ph.D., assistant professor, family and consumer sciences, Baylor University, Waco, Texas; Jennifer Stein, M.D., assistant professor, dermatology, NYU Langone Medical Center, New York City; March/April 2013, Household and Personal Care Today

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.