Los circuitos cerebrales de los autistas son distintos, según un estudio

Investigadores informan sobre más conexiones en las regiones vinculadas con los síntomas del trastorno

Por Serena Gordon
Reportero de Healthday

LUNES, 22 de julio (HealthDay News) -- Los circuitos de la materia gris del cerebro podrían ser distintos en los autistas, muestra una investigación reciente.

Específicamente, los que sufren del trastorno son más propensos a tener unas mayores conexiones en el cerebro asociadas con los síntomas comunes del autismo, como unos intereses reducidos y unas conductas repetitivas, reportaron los científicos.

"Nuestro estudio [y otros] demuestran confiable y repetidamente que el cerebro autista está conformado y funciona de forma distinta, lo que explica una variedad de síntomas del autismo", aseguró la autora del estudio, Christine Ecker, profesora de neuroimágenes del Colegio del Rey de Londres.

"Desde la neuropsicología, también sabemos que las personas autistas con frecuencia tienen una preferencia por procesar [los detalles pequeños] en lugar de las características globales (que es la capacidad de integrar información individual en un todo coherente)", explicó. "Por tanto, nuestros hallazgos podrían representar una correlación neuroanatómica con esas conductas, aunque todavía falta establecer un vínculo causal directo".

Los resultados del estudio aparecen en la edición en línea del 22 de julio de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Los trastornos del espectro autista son un conjunto de trastornos del neurodesarrollo. Sus síntomas comunes incluyen una comunicación y reciprocidad sociales afectadas, así como conductas repetitivas, según la información de respaldo del estudio. Los expertos creen que las diferencias en el cerebro explican esas conductas, pero aún no están claros los cambios exactos que podrían ocurrir en un autista, según el estudio.

El estudio actual observó a 34 hombres adultos con autismo y a 34 sin autismo como grupo de control. Todos los voluntarios del estudio se sometieron a IRM.

Los investigadores hallaron que había diferencias significativas en la longitud de las conexiones entre regiones del cerebro cuando compararon a las personas con y sin autismo. Los investigadores llamaron "costos del circuito" a longitud mínima de esas conexiones en la materia gris cortical. Esos costos del circuito se redujeron significativamente en los autistas, lo que significa que la longitud de las conexiones era menor.

"Esas diferencias se observan sobre todo en regiones del cerebro que sabemos que tienen una anatomía diferente en el autismo, y que subyacen a los síntomas y los rasgos del autismo", comentó Ecker. "Creemos que esas diferencias en los circuitos neuronales podrían conducir a unas redes excesivamente conectadas a nivel local en los cerebros [de los pacientes de trastornos del espectro autista] que podrían explicar algunos síntomas del autismo, como las conductas repetitivas".

Un experto dijo que los hallazgos podrían ayudar a definir la base biológica del autismo con más claridad.

"Sabíamos que hay un historial de diferencias en los circuitos que aparece en los autistas. Lo novedoso es que usaron imágenes estructurales para evaluar si las neuronas están conectadas de la misma manera estructuralmente", apuntó Daniel Smith, director principal de descubrimientos en neurociencia de Autism Speaks.

"Las conexiones en la materia gris se conocen como microcircuitos, y están en todas partes", explicó Smith. "Son muy importantes en la corteza cerebral, y los niveles más altos del pensamiento ocurren en las regiones corticales del cerebro".

"Este estudio es otro componente para nuestra base de conocimientos", añadió. "Es un paso hacia una mejor comprensión de lo que sucede en el cerebro, y en última instancia, conducirá a nuevos tratamientos. Pero este estudio no implicará que haya un impacto inmediato sobre el tratamiento".

El Dr. Andrew Adesman, jefe de pediatría del desarrollo y conductual del Centro Médico Pediátrico Steven y Alexandra Cohen, en New Hyde Park, Nueva York, se mostró de acuerdo en que este estudio no conducirá a ningún cambio inmediato en el campo.

"Desafortunadamente, a pesar de los muchos avances en nuestra capacidad de estudiar el cerebro e identificar una variedad de diferencias estructurales y funcionales asociadas con el autismo, todavía nos quedan más preguntas que respuestas", lamentó Adesman.

"[Pero] estudios como este nos llevan un paso más cerca de la comprensión de las bases neurobiológicas de la misteriosa y enigmática afección que se conoce como trastorno del espectro autista", planteó.

Ecker dijo que espera llevar a cabo un estudio que siga a los jóvenes mientras sus cerebros se desarrollan para ver cómo las conexiones en el cerebro se comportan con el tiempo en los autistas.

Más información

Para más información sobre el autismo, visite Autism Speaks.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTES: Christine Ecker, Ph.D., M.Sc., lecturer, neuroimaging, King's College London, United Kingdom; Daniel Smith, Ph.D., senior director, discovery neuroscience, Autism Speaks; Andrew Adesman, M.D., chief, developmental and behavioral pediatrics, Steven and Alexandra Cohen Children's Medical Center of New York, New Hyde Park, N.Y.; July 22, 2013, Proceedings of the National Academy of Sciences online

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.