Los cálculos renales se vinculan con un mayor riesgo de enfermedad cardiaca en las mujeres

No se observó el mismo vínculo en los hombres, informan los investigadores, aunque no están seguros del motivo

Por Steven Reinberg
Reportero de Healthday

MARTES, 23 de julio (HealthDay News) -- Las mujeres que sufren de cálculos renales (piedras en los riñones) podrían también tener un mayor riesgo de enfermedad cardiaca, sugiere un estudio reciente.

Los investigadores anotaron que ese aumento en el riesgo no se observó entre los hombres con cálculos renales.

"Hace mucho que se sospecha de la existencia de un vínculo entre los cálculos renales y los factores de riesgo cardiovasculares; sin embargo, faltan estudios sobre la asociación con los resultados cardiovasculares que tomen en cuenta aspectos importantes como los factores de la dieta o los medicamentos", planteó el investigador líder, el Dr. Pietro Manuel Ferraro, nefrólogo del Hospital Columbus-Gemelli, en Roma.

"Nuestro estudio sugiere que sufrir de cálculos renales conlleva un mayor riesgo de desarrollar una enfermedad de la arteria coronaria en las mujeres, independientemente de los factores de riesgo cardiovasculares conocidos, como la diabetes o la hipertensión", apuntó.

Sin embargo, no está claro por qué el riesgo solo se observa en las mujeres, anotó Ferraro.

"Una explicación posible para las diferencias observadas podría relacionarse con las diferencias hormonales potenciales entre hombres y mujeres. Además, las diferencias conocidas en el metabolismo del calcio entre hombres y mujeres podrían explicar parcialmente nuestros hallazgos", sugirió.

El informe aparece en la edición del 24 al 31 de julio de la revista Journal of the American Medical Association.

El Dr. Michael Palese, profesor asociado de urología de la Escuela de Medicina Icahn del Centro Médico Mount Sinai en la ciudad de Nueva York, no se mostró convencido de que los hallazgos sean fiables.

"Los estudios anteriores han sido inconstantes en la evaluación de la conexión entre los cálculos renales y la enfermedad cardiaca", planteó.

Estos datos son "autorreportados", así que siempre está el problema del "sesgo inherente que estos tipos de estudios conllevan", añadió Palese. "Hay que considerar estos hallazgos con cierta reserva".

Otro experto, el Dr. Gregg Fonarow, profesor de cardiología de la Universidad de California, en Los Ángeles, anotó que varios factores de riesgo cardiovasculares (como la diabetes, el síndrome metabólico y la hipertensión) se observan con mayor frecuencia entre los hombres que entre las mujeres con cálculos renales.

"Aunque hay varios mecanismos potenciales mediante los cuales los cálculos renales podrían resultar en un mayor riesgo de enfermedad cardiaca, no está claro por qué estos mecanismos afectarían solo a las mujeres, según sugiere este nuevo estudio", señaló Fonarow.

Para ver qué rol desempeñaban los cálculos renales en el riesgo de enfermedad cardiaca, el equipo de Ferraro recolectó datos de casi 46,000 hombres que participaron en el Estudio de seguimiento de profesionales de la salud y de casi 200,000 mujeres que participaron en el Estudio de salud de las enfermeras.

Entre los más de 240,000 participantes, casi 20,000 reportaron antecedentes de cálculos renales. Durante 24 años de seguimiento en los hombres y 18 años de seguimiento en las mujeres, casi 17,000 desarrollaron enfermedad cardiaca, hallaron los investigadores.

Un análisis mostró que las mujeres con antecedentes de cálculos renales presentaban un aumento de alrededor del 30 por ciento en las probabilidades de desarrollar una enfermedad cardiaca, sufrir un ataque cardiaco o someterse a un procedimiento para abrir arterias bloqueadas del corazón, en comparación con los hombres.

Sin embargo, la conexión entre sufrir de cálculos renales y desarrollar una enfermedad cardiaca fue insignificante entre los hombres.

Los cálculos renales son un problema común. Datos recientes de la Encuesta nacional de examen de salud y nutrición de EE. UU. hallaron que la prevalencia de cálculos renales se estimaba en un 10.6 por ciento entre los hombres y en un 7.1 por ciento entre las mujeres.

La prevalencia general aumentó del 3.8 por ciento en 1980 al 8.8 por ciento en 2010, anotó Ferraro.

Otro experto, el Dr. Zeph Okeke, director de endourología del Instituto de Urología Arthur Smith de North Shore-LIJ en Lake Success, Nueva York, afirmó que los riesgos de los cálculos renales y de la enfermedad cardiaca son similares.

"La obesidad, la obesidad abdominal o la circunferencia de la cintura [y el índice de masa corporal] se asocian con un mayor riesgo de formación de cálculos renales. Esto se vincula con el riesgo de enfermedad cardiaca, dado que se ve influenciado por los mismos factores de riesgo", apuntó Okeke.

Según el Instituto Nacional de la Diabetes y de las Enfermedades Digestivas y del Riñón de EE. UU., la mejor forma de prevenir los cálculos renales es beber bastantes líquidos, y limitar la sal y la proteína de los huevos, el pescado y la carne.

Más información

Para más información sobre los cálculos renales, visite el Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y del Riñón de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTES: Pietro Manuel Ferraro, M.D., nephrologist, Columbus-Gemelli Hospital, Rome, Italy; Michael Palese, M.D., associate professor, urology, Icahn School of Medicine, Mount Sinai Medical Center, New York City; Zeph Okeke, M.D., director, endourology, North Shore-LIJ Arthur Smith Institute for Urology, Lake Success, N.Y.; Gregg Fonarow, M.D., professor, cardiology, University of California, Los Angeles, and spokesman, American Heart Association; July 24/31, 2013, Journal of the American Medical Association

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.