La violencia con armas de fuego en EE. UU.: los CDC informan que se reducen los asesinatos y aumentan los suicidios

Según un experto, limitar el acceso a las armas de fuego es la única solución

Por Steven Reinberg
Reportero de Healthday

JUEVES, 1 de agosto (HealthDay News) -- Menos personas en las ciudades más grandes de EE. UU. están siendo asesinadas con armas de fuego, pero la tasa de suicidio con armas de fuego ha aumentado en los últimos años, apuntaron el jueves las autoridades de salud de EE. UU.

El informe sobre la violencia con las armas de fuego de los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) de EE. UU. halló que la tasa total de asesinatos con armas de fuego se redujo en alrededor del 15 por ciento entre 2006-2007 y 2009-2010 en la mayoría de las 50 ciudades más grandes del país.

Sin embargo, la tasa de suicidios con armas de fuego aumentó entre un 10 y un 15 por ciento en casi tres cuartas partes de esas ciudades en el mismo periodo.

"Este artículo contiene buenas noticias y noticias preocupantes", señaló el coautor del estudio, James Mercy, de la división de prevención de la violencia del Centro Nacional de Prevención y Control de las Lesiones de los CDC.

La tasa de asesinatos con armas de fuego perpetrados por jóvenes de 10 a 19 años superó a los asesinatos con armas de fuego realizados por adultos, y equivalió a casi 3,400 asesinatos con armas de fuego en 2009-2010. Más de 1,500 adolescentes y preadolescentes se suicidaron con armas de fuego en ese periodo, según los hallazgos, que aparecen en la edición del 2 de agosto de la revista de los CDC, Morbidity and Mortality Weekly Report.

En total, en 2009-2010 se registraron más de 22,500 asesinatos y más de 38,000 suicidios con armas de fuego, hallaron los investigadores.

En general, "la tasa de homicidios con armas de fuego declinó en los tres años cubiertos en este estudio. Y esto es coherente con el declive a largo plazo del que hemos sido testigos en las tasas de homicidios con armas de fuego en EE. UU.", apuntó Mercy. Dio el crédito de las mejoras en las tasas generales de asesinatos con armas de fuego a los esfuerzos de la policía por controlar la violencia de las bandas y a la mejora en la economía de EE. UU.

Los suicidios con armas de fuego aumentaron en casi dos puntos de porcentaje en Oklahoma City, y de menos del 8 por ciento a más del 9 por ciento en el área de Tampa, Florida. En Salt Lake City, los suicidios con armas de fuego aumentaron a más del 11 por ciento de menos del 9 por ciento en el informe anterior sobre violencia con armas de fuego.

"Las armas de fuego son la forma de suicidio más prevalente en EE. UU.", señaló Mercy. Este aumento en los suicidios con armas de fuego forma parte de un aumento general en los suicidios, añadió.

El aumento general en el suicidio se ha explicado mediante el desempleo y otros factores económicos relacionados con la recesión reciente, anotó.

Las tristes estadísticas resaltan la necesidad de unas mayores restricciones sobre las armas de fuego, anotó un experto.

"Si hay alguna duda de que el control de las armas de fuego es un problema importante, este es un buen ejemplo de por qué lo es", enfatizó el Dr. Victor Fornari, jefe de psiquiatría infantil y adolescente en el Hospital Zucker Hillside, en Glen Oaks, Nueva York.

"El acceso a las armas de fuego es un grave problema de salud pública", afirmó. "Limitar el acceso a las armas de fuego reduciría tanto el homicidio como el suicidio. Siempre que haya armas de fuego disponibles, se darán estos resultados violentos".

Mercy cree que la prevención de la violencia es la clave. "Un área en que hemos avanzado mucho es en la prevención de la violencia juvenil", dijo.

Los programas para los adolescentes que enseñan habilidades de resolución de conflictos han resultado efectivos, anotó. Y los programas que se enfocan en la cohesión familiar y en una supervisión adecuada también son beneficiosos, apuntó Mercy.

Los programas de vigilancia de los vecindarios también ayudan a controlar la violencia, añadió Mercy.

Entre las ciudades que han experimentado declives en los asesinatos con armas de fuego se hallan Nueva Orleáns, donde la tasa pasó del 23 al 19 por ciento; el área de Los Ángeles, con un descenso del 6 a poco más del 4 por ciento; y Richmond, Virginia, donde los asesinatos con armas de fuego pasaron del 7.4 a menos del 6 por ciento.

Mercy señaló que es más difícil prevenir los suicidios que los asesinatos con armas de fuego. Hacerlo conlleva identificar a las personas en riesgo, ofrecerles ayuda y hacer que se sientan menos aisladas, explicó.

En general, guardar las armas de fuego de forma segura es esencial para reducir los asesinatos y los suicidios. "Todo el mundo cree en el valor de guardar las armas de fuego de forma segura", señaló.

Se necesita más investigación para evaluar el valor de otras medidas preventivas, apuntaron los autores, de los CDC. Éstas podrían incluir periodos de espera para controlar la conducta suicida impulsiva, mejorar la seguridad del diseño de las armas de fuego, y realizar revisiones de antecedentes para evitar que los individuos en alto riesgo obtengan armas letales.

Más información

Para más información sobre cómo prevenir la violencia con las armas de fuego, visite la Brady Campaign to Prevent Gun Violence.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTES: James Mercy, Ph.D., division of violence prevention, National Center for Injury Prevention and Control, U.S. Centers for Disease Control and Prevention; Victor Fornari, M.D., chief, child and adolescent psychiatry, Zucker Hillside Hospital, Glen Oaks, N.Y.; Aug. 2, 2013, Morbidity and Mortality Weekly Report

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.