En EE. UU., la atención de salud la determinan la geografía y los ingresos, plantea un informe

'Con frecuencia somos dos países', según el Commonwealth Fund

MIÉRCOLES, 18 de septiembre (HealthDay News) -- El acceso de los estadounidenses con ingresos bajos a la atención de salud, y la calidad de atención que reciben, varían ampliamente según dónde viven, de acuerdo con un informe reciente.

En comparación con las personas más ricas, los estadounidenses con ingresos bajos pierden más dientes, tienen más ataques de asma y se saltan más vacunas y pruebas de detección del cáncer. También es menos probable que cuenten con seguro de salud, halla el informe, que fue publicado el miércoles por el Commonwealth Fund, un grupo de expertos en políticas de salud.

El informe provee una comparación según los estados de la atención de salud para el 39 por ciento de las personas que tienen ingresos por debajo del 200 por ciento del nivel federal de pobreza, lo que equivale a 47,000 dólares para una familia de cuatro miembros y 23,000 dólares para un individuo.

"Hallamos evidencia repetida de que con frecuencia somos dos países distintos, divididos según los ingresos y la geografía, cuando se trata de la oportunidad de vivir una vida larga y sana", lamentó en un comunicado de prensa del Commonwealth Fund la autora líder del informe, Cathy Schoen, vicepresidenta principal de la organización. "Esto no son solo cifras".

Las personas con ingresos bajos conforman al menos una cuarta parte de las poblaciones estatales totales, y casi la mitad en algunos estados, como Arkansas, Luisiana, Mississippi y Nuevo México, según el informe.

Los autores del informe también compararon la calidad de la atención de salud recibida por las personas con ingresos bajos y con ingresos más altos (superiores al 400 por ciento del nivel federal de pobreza, o 94,000 dólares para una familia de cuatro personas), y hallaron disparidades importantes según los ingresos en cada estado.

A las personas con ingresos más altos en los estados con unas puntuaciones bajas en la atención de salud con frecuencia les va peor que a las personas con ingresos bajos en los estados con unas puntuaciones altas en la atención de salud, señala el informe. Por ejemplo, las beneficiarios mayores de Medicare con ingresos bajos en Connecticut y Wisconsin tienen menos probabilidades de recibir medicamentos de alto riesgo que las personas mayores con ingresos altos en Mississippi, Luisiana y Alabama.

El informe califica a los estados en 30 indicadores, que incluyen el acceso a una atención de salud asequible, a la atención preventiva y a la calidad, a un uso potencialmente evitable del hospital y a los resultados de salud.

Hawái y otros estados en la parte superior del oeste medio y el noreste tuvieron las mejores calificaciones, mientras que los estados sureños y sureños centrales con frecuencia se quedaban por detrás. En las personas con ingresos bajos, hubo diferencias de entre dos y cinco veces en las puntuaciones de la atención de salud y de los resultados de salud, dependiendo del lugar en que vivían.

Entre otros hallazgos se encontró lo siguiente:

  • El porcentaje de adultos con bajos ingresos sin seguro varió de un mínimo del 12 por ciento en Massachusetts a un máximo del 55 por ciento en Texas.
  • Apenas el 32 por ciento de los adultos con ingresos bajos a partir de los 50 años de edad recibían la atención preventiva recomendada, como las pruebas de detección del cáncer y las vacunas. Las tasas variaron del 26 por ciento o menos en Idaho, Oklahoma y California, al 42 por ciento en Massachusetts.
  • En ocho estados, el 40 por ciento o más de los beneficiarios de Medicare recibían fármacos considerados de alto riesgo para los adultos mayores, unas tasas que eran más del doble que las de los estados con unas prácticas de prescripción más seguras.
  • Las hospitalizaciones relacionadas con el asma entre los niños de comunidades con ingresos bajos en Nueva York fueron ocho veces más frecuentes que en Oregón, el estado con la tasa más baja (477 por cada 100,000 en Nueva York frente a 56 por cada 100,000 en Oregón).
  • Al menos uno de cada cuatro adultos con ingresos bajos menores de 65 años en Virginia Occidental, Tennessee, Alabama, Mississippi y Kentucky habían perdido seis o más dientes debido a las caries o a las enfermedades, en comparación con menos del 10 por ciento en Connecticut, Hawái y Utah, los estados con las tasas más bajas.
  • Las personas con ingresos bajos eran más propensas a carecer de seguro o a no tener un seguro suficiente que las personas con ingresos más altos. En 2010-2011, casi 56 millones de personas con ingresos bajos carecían de seguro o no tenían suficiente seguro, lo que varió de un mínimo del 36 por ciento en Massachusetts a un máximo de más del 60 por ciento en Alaska, Colorado, Florida, Idaho, Montana, Nevada, Nuevo México, Texas, Utah y Wyoming.

Las marcadas diferencias en el acceso a la atención de la salud, la calidad y los resultados identificadas en el informe resultan en una pérdida sustancial de vidas y en el desaprovechamiento de oportunidades para mejorar la salud y la calidad de la atención, según el Commonwealth Fund.

Según el informe, si todos los estados pudieran proveer los mismos niveles de asequibilidad y calidad de la atención de salud que los estados que encabezan la lista:

  • Unas 86,000 personas menos morirían prematuramente cada año.
  • Unos 750,000 beneficiarios de Medicare con ingresos bajos menos recibirían recetas de fármacos potencialmente peligrosos.
  • Decenas de millones de adultos y niños recibirían la atención preventiva necesaria, como vacunas, chequeos y pruebas del cáncer.
  • Unos 30 millones de adultos y niños con ingresos bajos más tendrían seguro de salud, lo que reduciría el número de estadounidenses sin seguro a la mitad.
  • Unos 33,000 niños más nacidos de madres con ingresos bajos sobrevivirían hasta su primer cumpleaños.

"Estamos hablando sobre las vidas, la salud y el bienestar de las personas", aseguró Schoen. "Nuestra esperanza es que los legisladores y líderes de atención de salud estatales usen estos datos para dirigir los recursos para mejorar el acceso, la atención y la salud de los residentes con ingresos por debajo del promedio".

Más información

La Agencia de Investigación y Calidad de la Atención de la Salud de EE. UU. ofrece consejos para elegir una atención de salud de calidad.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTE: Commonwealth Fund, news release, Sept. 18, 2013

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.