Muchos padres estadounidenses duermen en la misma cama que sus bebés a pesar de los riesgos, según una encuesta

Los médicos deberían hablar sobre las costumbres que se tienen al dormir con los padres primerizos, afirma una experta

LUNES, 30 se septiembre (HealthDay News) -- Aproximadamente un 14 por ciento de los bebés en EE. UU. duermen con otras personas a menudo, y esta práctica peligrosa para su vida es más del doble de frecuente de lo que era a principios de los 90, según un estudio reciente.

La encuesta realizada a casi 20,000 cuidadores a nivel nacional reveló que el porcentaje de los bebés que duermen con otra persona aumentó desde el 6.5 por ciento en 1993 hasta el 13.5 por ciento en 2010. El 85 por ciento de los casos en que dormían con alguien se trataba de los padres y el resto eran otras personas adultas y niños.

Los bebés que duermen con un adulto o con otro niño tienen un riesgo mayor de síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) o de muerte por otras razones relacionadas con el hecho de dormir. Para reducir este riesgo, la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) recomienda que los bebés duerman en la misma habitación, pero no en la misma cama, que los cuidadores.

"Es importante que los médicos hablen con los padres primerizos sobre cuáles son sus costumbres a la hora dormir para aclarar los riesgos de compartir la misma cama con el bebé", afirmó la coautora del estudio, Marian Willinger, asistente especial para el SMSL en el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano de EE. UU., en un comunicado de prensa del instituto.

El SMSL es una muerte de un niño antes de cumplir un año cuyas causas se desconocen. Más de la mitad de los cuidadores encuestados desde 2006 dijeron que su médico no les había dado ningún consejo sobre el hecho de compartir la cama con el bebé, según el estudio publicado el 30 septiembre en la revista JAMA Pediatrics.

El estudio también halló que los cuidadores cuyos médicos les habían aconsejado no dormir con el bebé tenían un 34 por ciento menos de probabilidades de dormir con un bebé en la misma cama que los cuidadores a quienes los médicos no habían aconsejado nada al respecto. Y los cuidadores a quienes los médicos dieron consejos neutrales sobre el tema tenían más probabilidades de permitir que sus bebés durmieran en la misma cama con ellos que los que no recibieron ningún consejo de los médicos.

Willinger y sus colaboradores descubrieron que dormir en la misma cama que el bebé se volvió cada vez más habitual en todos los grupos étnicos y raciales a lo largo de los 17 años del estudio. Durante ese tiempo, el hecho de dormir en la misma cama que el bebé aumentó desde aproximadamente un 5 por ciento hasta alrededor del 9 por ciento con respecto a los bebés blancos, de casi un 13 por ciento hasta casi un 21 por ciento en los bebés hispanos y desde aproximadamente un 21 por ciento hasta casi un 39 por ciento en los negros.

"La disparidad en las costumbres a la hora de dormir ha aumentado en los últimos años", comento en el comunicado de prensa la autora principal del estudio, la Dra. Eve Colson, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale, en New Haven, Connecticut. "Dado que los bebés afroamericanos ya tienen un mayor riesgo de SMSL, esta tendencia es algo por lo que preocuparse".

Más información

La Academia Americana de Pediatría ofrece una guía para la seguridad del niño al dormir.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTE: U.S. National Institute of Child Health and Human Development, news release, Sept. 30, 2013

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.