Una variante de la droga de diseño 'K' podría tener una nueva vida como antidepresivo

Pero se necesita más investigación sobre la seguridad, la efectividad a largo plazo y los efectos secundarios, según los investigadores

Por Randy Dotinga
Reportero de Healthday

MARTES, 15 de octubre (HealthDay News) -- La ketamina, el tranquilizante usado en veterinaria (quizá más conocida como la "droga de diseño" Special K) podría ser reformulada para ser usada como antidepresivo, y los investigadores informan de unos hallazgos iniciales prometedores.

El objetivo es producir un medicamento como la ketamina sin los molestos efectos secundarios, como las alucinaciones. En este nuevo estudio, que los investigadores afirman que es el más abarcador que se ha realizado de este tipo, las personas con depresión que tomaron el fármaco afirmaron que habían mejorado a las 3 semanas.

Aunque los hallazgos han de ser replicados en otros estudios, "generan datos científicos que allanarán el camino a investigaciones futuras", afirmó el coautor del estudio Sanjeev Pathak, director de desarrollo clínico en AstraZeneca Pharmaceuticals, que está financiando la investigación.

Sigue sin estar claro si el medicamento que se está desarrollando es seguro o si podría usarse a largo plazo.

El estudio, publicado en línea el 15 de octubre en la revista Molecular Psychiatry, también proporciona una evidencia creciente de que una nueva clase de medicamentos con efectos similares a los de la ketamina podría estar disponibles, comentó Michael Quirk, coautor del estudio y director de descubrimiento y ciencias preclínicas en AstraZeneca.

En Estados Unidos, alrededor del 9 por ciento de los adultos afirman que tienen una depresión, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. Las compañías farmacéuticas desean traer un nuevo antidepresivo al mercado porque los medicamentos existentes no funcionan para todo el mundo.

"La regla práctica con la que se trabaja es que un tercio de los pacientes podría reaccionar al primer tratamiento con un antidepresivo, pero una proporción sustancial no lo logra", comentó el Dr. G. Caleb Alexander, codirector del Centro de Seguridad y Efectividad de los Medicamentos de la Johns Hopkins. Alexander no participó en la investigación.

El fracaso del primer tratamiento con antidepresivos normalmente hace que los pacientes tengan que buscar alternativas. Eso, por supuesto, lleva tiempo, sobre todo porque los antidepresivos a menudo actúan lentamente.

Se está introduciendo la ketamina, que se usa legalmente como anestésico para los animales y las personas. Puede poner a las personas en un estado de trance y causarles alucinaciones, por lo que se usa de forma ilegal en los clubs, donde tiene el nombre de "Special K" o "K".

En los últimos años, los investigadores han empezado a investigar la ketamina como antidepresivo, y algunos médicos lo están recetando para su uso no autorizado en la etiqueta. En Estados Unidos es legal recetar medicamentos aprobados por el gobierno para usos que no están aprobados. Sin embargo, las compañías farmacéuticas esperan producir una versión genérica de un medicamento similar a la ketamina que puedan vender y promocionar.

Sigue habiendo grandes preguntas sobre la efectividad, la seguridad, el uso a largo plazo, el costo y los efectos secundarios. El objetivo es captar las propiedades positivas que consiguen alterar el estado de ánimo sin los efectos secundarios negativos.

La nueva investigación consiste en dos estudios en fase II, lo que significa que AstraZeneca está a mitad camino en las tres etapas de investigación que los medicamentos deben pasar para conseguir la aprobación en Estados Unidos.

En los nuevos estudios, los investigadores realizaron una prueba con un fármaco llamado lanicemina, que, como la ketamina, interrumpe el modo en que el cerebro procesa la información de los neurotransmisores. En uno de los estudios, 152 personas con depresión fueron asignadas aleatoriamente a que tomaran 100 miligramos o 150 miligramos del medicamento o un placebo intravenoso en intervalos de 3 días durante 3 semanas.

Los pacientes que tomaron el medicamento eran más propensos a afirmar que su depresión había mejorado durante las tres semanas que tomaron el medicamento y durante varias semanas más tarde, aunque fue habitual que se produjeran mareos temporales como efecto secundario. Las alucinaciones y las delirios asociados con la ketamina no fueron evidentes.

Hay planeado hacer más investigaciones. "Nos queda mucho hasta que podamos decidir si este medicamento es adecuadamente seguro o suficientemente efectivo como para que pueda ser comercializado", afirmó Alexander.

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. tiene más información sobre la depresión.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTES: Sanjeev Pathak, M.D., AstraZeneca Pharmaceuticals, Wilmington, Del.; Michael Quirk, Ph.D., director, discovery and preclinical sciences, AstraZeneca, Cambridge, Mass.; G. Caleb Alexander, M.D., associate professor of epidemiology and medicine, and co-director, Johns Hopkins Center for Drug Safety and Effectiveness, Johns Hopkins University, Baltimore; Oct. 15, 2013, Molecular Psychiatry, online

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.