Los instumentos quirúrgicos se quedan dentro de los pacientes con demasiada frecuencia, según un informe

Muchas veces, la culpa la tienen las fallas de comunicación en el equipo quirúrgico, señala un grupo de control

Por Steven Reinberg
Reportero de Healthday

JUEVES, 17 de octubre (HealthDay News) -- Un paciente entra a una cirugía, y luego se halla con que una de las herramientas del cirujano (una esponja, una aguja, un implemento quirúrgico) se ha quedado dentro de su cuerpo.

¿Ocurre solo raras veces? En realidad no, según el grupo de control llamado Comisión Conjunta (The Joint Commission), que insta a los hospitales de EE. UU. a hallar mejores formas de evitar el problema de los "artículos quirúrgicos retenidos".

"Dejar un objeto foráneo tras la cirugía es un problema bien conocido, uno que se puede prevenir", aseguró en una conferencia de prensa a primeras horas de la tarde del jueves la Dra. Ana McKee, vicepresidenta y directora médica de la comisión.

Su grupo considera que este es un problema demasiado común, un problema que puede incluso resultar mortal o crear graves daños a los pacientes, tanto físicos como emocionales.

Según la comisión, ha habido más de 770 reportes de objetos foráneos retenidos en pacientes quirúrgicos en los últimos siete años. Esos casos resultaron en 16 muertes, y en casi el 95 por ciento de los casos los pacientes tuvieron que permanecer más tiempo en el hospital. Los objetos que se dejaban dentro de los pacientes con mayor frecuencia incluían esponjas y toallas, partes rotas de instrumentos, partes de grapadoras y agujas u otros objetos punzantes.

"Es esencial que las organizaciones desarrollen y cumplan políticas y procedimientos para asegurar que todos los artículos quirúrgicos sean identificados y estén presentes, además de asegurarse de que haya una comunicación abierta entre todos los miembros del equipo quirúrgico sobre cualquier inquietud", planteó McKee.

Ciertos pacientes o procedimientos parecen tener más probabilidades de que desaparezcan instrumentos durante la cirugía. Según McKee, esto incluye a los pacientes con sobrepeso, a los procedimientos más rápidos o urgentes, al hecho de someterse a más de un procedimiento quirúrgico o que haya equipos quirúrgicos múltiples, o que se cambie de personal durante el procedimiento.

McKee señaló que los 770 casos reportados probablemente solo sean la punta del iceberg, y que el número real de estos incidentes podría estar más cerca de los 1,500 o 2,000 cada año. Estos errores también pueden conllevar gastos financieros: según la comisión, dejar objetos dentro de los pacientes cuesta hasta 200,000 dólares en pagos por responsabilidad médica en cada caso.

Pero hay formas de reducir el problema. Entre las recomendaciones de la comisión:

  • Crear un sistema de conteo confiable y estandarizado para el quirófano para asegurarse de que todos los artículos quirúrgicos estén en el recuento.
  • Desarrollar políticas y procedimientos estándares efectivos para prevenir el problema, que incluyan procedimientos de conteo, procedimientos para abrir y cerrar las incisiones, y direcciones sobre cuándo se deben realizar radiografías durante la operación para ayudar a detectar artículos extraviados.
  • Las sesiones informativas antes y después del procedimiento con el equipo, en que los miembros del equipo se sientan libres de expresar cualquier preocupación sobre la seguridad del paciente, también resultarían útiles.

Con demasiada frecuencia "los problemas con la jerarquía y la intimidación en el equipo quirúrgico, el no comunicarse con los médicos, que el personal no comunique la información relevante sobre el paciente y una educación incompleta del personal" forman parte del problema, lamentó la comisión.

Si surge cualquier discrepancia entre los objetos contados y los que quedan tras la cirugía, se deben tomar medidas y registrarlas en el expediente, señaló la comisión.

Según la comisión, el problema ocurre nueve veces más frecuentemente durante las operaciones de emergencia que en las planificadas, y era cuatro veces más probable que sucediera si el procedimiento se cambiaba inesperadamente.

La Comisión Conjunta es una organización independiente sin fines de lucro, el cuerpo de fijación de estándares y acreditación en la atención de salud más antiguo del país.

Más información

Para más información sobre la seguridad del paciente, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTES: Oct. 17, 2013, press conference with Ana McKee, M.D., executive vice president and chief medical officer, The Joint Commission; Oct. 17, 2013, Joint Commission press release

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.