Muchos pacientes de lupus prescinden de los medicamentos necesarios, halla un estudio

Los fármacos pueden reducir los síntomas de la enfermedad autoinmune y evitar las complicaciones graves

Por Amy Norton
Reportero de Healthday

SÁBADO, 26 de octubre (HealthDay News) -- Muchos pacientes pobres con lupus, una enfermedad autoinmune, no toman los medicamentos de la forma en que se le indican, sugiere un nuevo estudio de EE. UU.

Los investigadores hallaron que los pacientes de lupus con Medicaid, el programa público de seguro de salud para los pobres, con frecuencia no cumplen con las recetas. Durante seis meses, los pacientes se surtieron de suficientes medicamentos para cubrir apenas entre el 31 y el 57 por ciento de esos días.

Los expertos señalan que los hallazgos son preocupantes, no solo porque los medicamentos contra el lupus pueden ayudar a hacer que los síntomas remitan, sino porque también podrían evitar algunas consecuencias a largo plazo de la enfermedad.

"Es alarmante", planteó la investigadora líder, la Dra. Jinoos Yazdany, de la Universidad de California, en San Francisco. "Estos medicamentos tienen un historial comprobado de mejora de los resultados de los pacientes".

El estudio usó los datos de las reclamaciones en las farmacias, así que no es posible decir el motivo de que las personas no tomaran sus fármacos según las recetas, apuntó Yazdany.

Pero el dinero podría ser un factor. Medicaid cubre los fármacos, apuntó Yazdany, pero incluso un pequeño copago podría ser una barrera para los pacientes con pocos ingresos.

Los efectos secundarios de los medicamentos podrían ser otro problema, comentó Yazdany, igual que una falta de educación sobre los fármacos. "Quizás algunas personas no conozcan del todo los beneficios de estos medicamentos", planteó.

Yazdany presentó los hallazgos el sábado en la reunión anual del Colegio Americano de Reumatología (American College of Rheumatology), en San Diego.

La forma más común de lupus es el lupus eritematoso sistémico (LES). En el LES, el sistema inmunitario ataca al tejido del propio cuerpo, dañando la piel, las articulaciones, el corazón, los pulmones, los riñones y el cerebro.

La enfermedad ataca sobre todo a las mujeres, por lo general a partir de los 20 o los 30.

Los medicamentos para el lupus incluyen supresores del sistema inmunitario, como la ciclofosfamida (Cytoxan) y el tacrolimus (Prograf), y antimaláricos como la hidroxicloroquina (Plaquenil), que pueden aliviar la fatiga, el dolor articular y las erupciones cutáneas experimentadas en el lupus.

Parte de la meta es controlar los brotes de síntomas, que incluyen fatiga, fiebre, dolor articular y erupciones cutáneas. Pero los medicamentos también pueden reducir el daño orgánico que puede llevar a la insuficiencia renal y a la enfermedad cardiaca.

El estudio incluyó a 23,187 pacientes de Medicaid, la mayoría mujeres, a quienes se había recetado al menos un medicamento para el lupus. El equipo de Yazdany utilizó las reclamaciones de farmacia para medir si los pacientes cumplían con el régimen recetado.

En general, los pacientes no tenían medicamentos durante una parte sustancial de los seis meses. Pero los pacientes negros, hispanos y amerindios cumplían menos que los blancos y los asiáticos, con suficientes medicamentos para cubrir tan solo poco más de la mitad del periodo. Y las personas que vivían en el medio oeste cumplían menos que los residentes de otras regiones.

En total, menos de un tercio de los pacientes tenían suficientes medicamentos para cubrir al menos el 80 por ciento del periodo del estudio.

La Dr. Cristina Drenkard, profesora asistente de la Facultad de Medicina de la Universidad de Emory, en Atlanta, afirmó que el hallazgo es "muy preocupante".

Se sabe que a las minorías con bajos ingresos que sufren de lupus les va mucho peor que a sus contrapartes blancas, y los motivos probablemente sean varios, anotó Drenkard, cuya investigación se enfoca en el lupus. Pero es probable que una menor adherencia a los regímenes farmacológicos sea un motivo, apuntó.

Drenkard y colegas publicaron hace poco un pequeño estudio que observaba si un programa de "autogestión" podría ayudar a las mujeres negras con bajos ingresos que sufren de lupus. Y hallaron que las mujeres que asistieron a los talleres en una clínica pública se sentían mejor y hacían un mejor trabajo de tomar los medicamentos y gestionar su enfermedad en general.

"Creemos que el respaldo para la autogestión, como este, es importante para las personas con LES", comentó Drenkard.

Pero un programa como ese solo sería una parte de la solución, añadieron los expertos.

"Necesitamos más investigación para comprender cuáles son las barreras para el cumplimiento con los regímenes de medicamentos desde el punto de vista del paciente", señaló Yazdany.

Otro estudio reportado en la misma reunión subraya la importancia de cumplir con las recetas. Los investigadores hallaron que entre más de 1,700 pacientes de lupus en 11 países, los que tomaban antimaláricos eran menos propensos a sufrir daños en los riñones, el corazón u otros órganos en un periodo de seis años.

¿Cumplen mejor el régimen farmacológico los pacientes de lupus que cuentan con seguro privado? No está claro, dijo Yazdany. Con Medicaid, hay bases de datos estatales que estudiar, pero no hay una forma parecida de estudiar a los pacientes de lupus que tienen seguro privado a nivel nacional.

Por ahora, Yazdany señaló que es importante que todos los pacientes de lupus hablen sobre cualquier preocupación respecto a los medicamentos con el médico. Si los efectos secundarios son un problema, el médico podría ajustar la dosis o cambiar de fármaco, comentó.

"Hay más [fármacos] disponibles ahora que antes", dijo Yazdany. "Hay buenas probabilidades de hallar algo que funcione para la persona".

Los datos y conclusiones presentados en reuniones normalmente son considerados como preliminares hasta que se publiquen en una revista médica revisada por profesionales.

Más información

La Lupus Foundation of America responde a preguntas comunes sobre esta enfermedad autoinmune.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTES: Jinoos Yazdany, M.D., MPH, assistant professor, University of California, San Francisco; Cristina Drenkard, M.D., Ph.D., assistant professor, medicine, Emory School of Medicine, Atlanta; Oct. 26, 2013, presentation, American College of Rheumatology annual meeting, San Diego

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.