Un estudio con ratones insinúa un vínculo entre una sustancia del plástico y el riesgo de cáncer de próstata

El BPA aumenta la sensibilidad hormonal de las células madre de la próstata, señalan los investigadores

MARTES, 7 de enero de 2014 (HealthDay News) -- Un estudio con ratones sugiere que la exposición en el útero a una sustancia del plástico, el bisfenol A (BPA), podría poner a los hombres en un mayor riesgo de cáncer de próstata más adelante en la vida.

Pero los hallazgos son iniciales y no prueban causalidad entre la exposición al BPA y el cáncer.

Según la información de respaldo de los autores del estudio, el BPA se usa comúnmente en productos cotidianos como las botellas de agua y las latas de sopa, y aumenta la sensibilidad de las células madre al estrógeno. El estrógeno se halla de forma natural tanto en los hombres como en las mujeres.

Con el tiempo, una mayor sensibilidad a la hormona podría aumentar la vulnerabilidad de los hombres a enfermedades como el cáncer de próstata, advirtieron los investigadores.

"Nuestra investigación [con ratones] provee la primera evidencia directa de que la exposición del BPA durante el desarrollo, a los niveles que observamos en nuestras vidas diarias, aumenta el riesgo de cáncer de próstata en tejido prostático humano", comentó en un comunicado de prensa de la Universidad de Illinois la autora líder del estudio, Gail Prins, profesora de fisiología y directora del laboratorio de andrología de la universidad, en Chicago.

"Los hallazgos sobre los efectos adversos del BPA en el tejido humano son altamente relevantes y deben animar a agencias como la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de EE. UU. a reevaluar sus políticas en un futuro cercano", apuntó Prins.

Para llevar a cabo el estudio, que aparece en la edición en línea del 7 de enero de la revista Endocrinology, los investigadores tomaron células madre prostáticas humanas de hombres jóvenes que habían muerto y las implantaron en ratones. Entonces, se alimentó a los ratones con BPA dos semanas tras el implante para copiar los efectos de una exposición al BPA parecida a la de un bebé en el útero.

Los ratones recibieron dosis de BPA similares a los niveles detectados en las mujeres estadounidenses embarazadas, apuntaron los investigadores. "La cantidad de BPA que suministramos a los ratones fue equivalente a los niveles ingeridos por la persona promedio", aseguró Prins. "No les dimos unas dosis desorbitadamente altas".

Un mes más tarde, los ratones recibieron estrógeno para imitar los niveles de la hormona, que aumentan de forma natural en los hombres a medida que envejecen. Tras dos a cuatro meses, se tomaron muestras de tejido de los ratones y se evaluaron por cáncer de próstata.

El estudio halló que un tercio de las muestras de tejido tomadas de los ratones que habían recibido BPA tenían lesiones precancerosas o cáncer de próstata. Lo mismo sucedió con apenas el 12 por ciento de los ratones del grupo de control que no comieron BPA.

Mientras tanto, el 45 por ciento de las células madre prostáticas expuestas al BPA tanto antes como después de ser implantadas en los ratones tenían lesiones precancerosas o cáncer.

Pero los expertos advierten que los resultados de los estudios llevados a cabo con animales con frecuencia no se replican en los humanos.

"Creemos que el BPA en realidad reprograma a las células para que sean más sensibles al estrógeno durante toda la vida, conduciendo a una mayor susceptibilidad de por vida a enfermedades que incluyen al cáncer", advirtió Prins.

Los investigadores dijeron que estudios anteriores con roedores también han mostrado que el BPA, que funciona como el estrógeno, se vincula con varios tipos de cáncer, incluso el cáncer de próstata. Pero añadieron que el BPA, que con frecuencia se utiliza para ablandar los plásticos, es casi imposible de evitar del todo.

"Estudios anteriores han mostrado que las personas que evitaron todo contacto con el plástico y otros objetos que contenían BPA durante hasta un mes o más tenían BPA en su orina, lo que significa que deben haber estado en contacto con el BPA en las últimas 24 a 48 horas, dado que el cuerpo lo elimina más bien rápidamente", apuntó Prins. "Evitarlo es muy difícil".

Más información

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. ofrece más información sobre el BPA.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTE: University of Illinois at Chicago, news release, Jan. 7, 2014

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.