Vinculan un conservante de las toallitas húmedas para bebés con sarpullido en algunos niños

Unos investigadores reportan seis casos en que dejar de usar las toallitas húmedas resolvió la reacción cutánea

Por Alan Mozes
Reportero de Healthday

LUNES, 13 de enero de 2014 (HealthDay News) -- Unos investigadores afirman que han determinado que un conservante que se encuentra en muchas toallas húmedas y toallitas húmedas para bebés populares es la causa de unas reacciones cutáneas alérgicas en algunos niños.

Los informes sobre las reacciones han abarcado desde manchas que desfiguran hasta escamas, inflamación, ampollas y minúsculas heridas en la boca, las mejillas, las manos y/o las nalgas de los jóvenes pacientes.

Los seis casos estudiados por estos investigadores ocurrieron en EE. UU. entre marzo de 2011 y enero de 2013. Todos tuvieron que ver con dos marcas de toallitas: Huggies y Cottenelle. Los niños tenían entre 3 y 8 años de edad, y ninguno utilizaba pañales.

Ambas marcas, fabricadas por Kimberly-Clark Corp., contienen un conservante bien conocido llamado metilisotiazolinona (MI), una sustancia que los investigadores creen que se halla en aproximadamente la mitad de todas las toallitas vendidas en EE. UU.

Un funcionario de Kimberly-Clark dijo que la compañía está tomando medidas para abordar el problema.

"Aunque nuestros productos de toallitas húmedas siguen siendo seguros de usar, reconocemos que estudios recientes han planteado preocupaciones sobre el uso del MI como ingrediente conservante", comentó Bob Brand, vocero de la compañía.

"Hemos estado evaluando opciones alternativas de conservantes en los últimos años, y ahora estamos listos para confirmar que, a partir de este mes, Kimberly-Clark comenzará a introducir unas nuevas toallitas húmedas que están libres de MI en todo su rango de productos en EE. UU., Canadá, Europa y otros mercados globales", añadió Brand.

En los casos más recientes, al principio se administraron tratamientos estándares con antibióticos y corticosteroides a lo que los médicos habían diagnosticado incorrectamente como una variedad de afecciones comunes de la piel. Los tratamientos no funcionaron, pero cuando los niños dejaron de usar las toallitas, su piel se recuperó rápidamente.

Este nuevo grupo de casos en niños estadounidenses llega poco después de que se reportaran seis casos de esta naturaleza en 2010 en residentes adultos de Bélgica, que habían estado utilizando papel sanitario húmedo que contenía el mismo conservante.

"Este conservante no es nuevo", apuntó la autora del estudio, la Dra. Mary Wu Chang. "Pero durante muchos años se utilizó como conservante combinado. Para intentar minimizar las reacciones alérgicas, ahora se usa como conservante único con unas concentraciones más altas, y ahora las personas están desarrollando sarpullidos alérgicos a la nueva formulación".

"Se probó que los sarpullidos eran provocados por el conservante mediante pruebas de parches, un método en el que se colocan varias sustancias en la piel utilizando un muestreo parecido a una pegatina, para ver cómo reacciona la piel", añadió.

"El conservante culpable se halló entonces en las marcas de las toallitas que se utilizaban", explicó Chang. "Lo más importante es que los sarpullidos se resolvieron de inmediato en apenas unos días después de que le dije a los padres que dejaran de usar las toallitas, y eran sarpullidos que habían durado semanas o meses".

Chang, profesora clínica asociada de dermatología y pediatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Connecticut (UC) en Farmington, reportó sus hallazgos junto con la coautora del estudio y estudiante de medicina de la UC Radhika Nakrani en la edición en línea del 13 de enero de la revista Pediatrics.

Según el estudio, el conservante había sido utilizado en una amplia variedad de productos para el consumidor de cuidado personal, cosméticos y para el hogar, como parte de una fórmula combinada en que se utilizaba junto con otro conservante llamado metilcloroisotiazolinona, o MCI.

Con el tiempo, se identificó la combinación como una causa clara de reacciones cutáneas alérgicas, lo que resultó en regulaciones que redujo su uso, apuntaron los investigadores.

Como resultado, los fabricantes recurrieron al MI como conservante único, basándose en la creencia de que era menos probable que provocara una reacción alérgica.

El problema es que las nuevas regulaciones permitieron que las concentraciones de MI subieran de forma dramática, de 3.7 partes por millón a incluso 100 partes por millón, señalaron los autores del estudio.

"Cada vez más personas utilizan estos productos y se hacen sensibles al conservante", señaló Chang, y añadió que "con el aumento en el mercadeo y la popularidad de las toallitas húmedas desechables para todas las edades, es probable que más personas contraigan alergias al conservante".

¿Qué pueden hacer los padres? "Las personas deben aprender a leer las etiquetas, y estar pendientes a este conservante", aconsejó.

Chang reconoció que el MI no es el único ingrediente de estos productos que puede provocar una reacción alérgica.

"No hay un consenso sobre los conservantes utilizados en las toallitas, ni en otros productos de cuidado personal. El fabricante decide qué conservante usa, en cumplimiento con las regulaciones", apuntó Chang. "Casi todos los productos cosméticos y de cuidado personal incluyen algún tipo de conservante, para asegurar la estabilidad y la duración".

Una experta dijo que los hallazgos no deben hacer que los padres entren en pánico.

"Estamos hablando de una proporción muy baja de personas que tendrán un problema con el MI", señaló la Dra. Carla Davis, directora del programa de alergias alimentarias del Hospital Pediátrico de Texas, en Houston. "En realidad los padres deben sentirse cómodos al usar las toallitas hasta o a menos que su hijo contraiga un sarpullido que no se resuelva de forma regular. Pero si eso sucede y el sarpullido persiste, entonces las toallitas podrían ser un problema y un dermatólogo debe realizar pruebas".

Más información

Para más información sobre la dermatitis de contacto, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTES: Mary Wu Chang, M.D., associate clinical professor, dermatology & pediatrics, University of Connecticut School of Medicine, Farmington, Conn.; Carla Davis, M.D., director, food allergy program, Texas Children's Hospital, Houston, and assistant professor, pediatrics, Baylor College of Medicine, Houston; Bob Brand, spokesman, Kimberly-Clark Corp.; February 2014 Pediatrics

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.