El mercadeo de comidas malsanas sigue siendo común en las escuelas de EE. UU., según un estudio

Las máquinas expendedoras y los contratos con las compañías de refrescos exhortan a los niños a consumir comidas ricas en calorías, señalan unos investigadores

LUNES, 13 de enero de 2014 (HealthDay News) -- Aunque ha habido avances en la reducción del mercadeo de la comida basura dirigido a los niños de las escuelas, muchos estudiantes estadounidenses siguen estando expuestos al mercadeo dentro de la escuela de alimentos que no son exactamente nutritivos, halla un estudio reciente.

Una nutricionista no se mostró sorprendida ante el hallazgo.

"Hay mucho mercadeo dirigido a los niños de las escuelas, no solo en las máquinas expendedoras y de refrescos, sino también en los eventos escolares, los eventos deportivos, y las ceremonias de premios patrocinados", planteó Karen Congro, dietista registrada y directora del Programa de Bienestar de por Vida (Wellness for Life) del Centro del Hospital de Brooklyn, en la ciudad de Nueva York.

"El hecho es que muchas compañías utilizan unas técnicas sofisticadas de mercadeo de forma que no se vea tan directamente que intentan llegar a ellos con mensajes sobre comida malsana", señaló Congro, que no participó en el nuevo estudio.

En el nuevo estudio, los investigadores analizaron encuestas rellenadas por administradores escolares entre 2007 y 2012 para determinar la exposición de los estudiantes de primaria, intermedia y secundaria a la "comercialización de la comida" en las escuelas.

El estudio halló que el 24.5 por ciento de los estudiantes de intermedia y el 51.4 por ciento de los estudiantes de secundaria asistían a escuelas con comida de compañías vendida en máquinas expendedoras. En 2012, había comida rápida disponible al menos una vez por semana en las escuelas a las que asistían aproximadamente el 10 por ciento de los estudiantes de primaria, el 18 por ciento de los estudiantes de intermedia y el 30 por ciento de los estudiantes de secundaria.

Los cupones de alimentos eran el tipo más frecuente de comercialización, ya que alrededor del 64 por ciento de los estudiantes de primaria estaban expuestos a la práctica, según el estudio, que aparece en la edición en línea del 13 de enero de la revista JAMA Pediatrics.

El porcentaje de estudiantes que asistían a escuelas con contratos exclusivos de bebidas de marcas específicas o programas de incentivos y ganancias (el dinero que ganan de las ventas de bebidas) disminuyó entre 2007 y 2012, halló el estudio. En 2012, alrededor del 3 por ciento de los estudiantes de primaria asistían a escuelas con esos tipos de promociones, frente a más del 10 por ciento en 2007.

Alrededor de la mitad de los estudiantes de intermedia y casi el 70 por ciento de los estudiantes de secundaria asistían a escuelas con tratos con compañías de bebidas en 2012, frente al 67.4 y el 74.5 por ciento, respectivamente, en 2007.

La nueva investigación fue llevada a cabo por Yvonne Terry-McElrath y sus colaboradores de la Universidad de Michigan, en Ann Arbor.

"Aunque hubo unas reducciones significativas con el tiempo en muchas de las medidas que examinamos, la alta prevalencia continua de soporte para la comercialización en la escuela amerita que, como mínimo, haya unos estándares claros y que sean de cumplimiento obligatorio sobre el contenido nutricional de todos los alimentos y las bebidas mercadeados a los jóvenes en el ámbito escolar", planteó Terry-McElrath, asociada de investigación del Instituto de Investigación Social de la universidad.

Congro apuntó que el mercadeo en las escuelas de comida no muy nutritiva "crea una percepción de que esos productos son mejores para ellos de lo que en realidad son. Dado que se trata del ambiente escolar, los niños podrían percibirlo como un 'efecto halo', o que sus escuelas respaldan esos productos".

Erin Keane, dietista de pacientes ambulatorios del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York, dijo que el mercadeo en las escuelas debe recibir una mayor atención.

"El Departamento de Agricultura de EE. UU. ha establecido estándares para abordar los tipos de alimentos y bebidas vendidos en las escuelas, pero todavía no se ha creado nada para abordar la exposición al mercadeo de bebidas dulces, comida rápida y dulces en las escuelas", lamentó Keane. "Aunque no creo que simplemente eliminar el mercadeo de las escuelas resolverá el problema más general, sí creo que se deben pensar en ello con cuidado".

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. tiene más información sobre la nutrición infantil.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTES: Erin Keane, R.D., C.D.N., C.D.E., outpatient dietitian and certified diabetes educator, Lenox Hill Hospital, New York City; Karen Congro, R.D., C.D.N., nutritionist and director, Wellness for Life Program, the Brooklyn Hospital Center, New York City; JAMA Pediatrics, news release, Jan. 13, 2014

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.