Los conductores que han bebido alcohol pero que están por debajo del límite legal tienen la culpa de muchos accidentes mortales

Un estudio de 500,000 choques letales en EE. UU. halla que ningún nivel de consumo de alcohol es seguro antes de tomar el volante

MIÉRCOLES, 22 de enero de 2014 (HealthDay News) -- Incluso unos niveles muy bajos de alcohol en la sangre aumentan el riesgo de un accidente de coche letal, halla un estudio reciente.

Las leyes sobre la conducción bajo la influencia del alcohol deben actualizarse para reflejar este hecho, afirman los investigadores.

Examinaron datos de más de 570,700 accidentes de coche letales en EE. UU. entre 1994 y 2011, y se enfocaron en los conductores con un nivel de alcohol en sangre de entre un 0.01 y un 0.07 por ciento, lo que se considera como conducir tras haber bebido alcohol sin llegar a estar borracho. Legalmente, un conductor se considera borracho una vez los niveles de alcohol alcanzan el 0.08 por ciento.

Los conductores con un nivel de alcohol del 0.01 por ciento (muy por debajo del límite legal) eran un 46 por ciento más propensos a tener la culpa oficial y exclusiva de un accidente que los conductores sobrios con quienes chocaron, según el estudio, liderado por David Phillips, un sociólogo de la Universidad de California, en San Diego.

"No hallamos una combinación segura de consumo de alcohol y conducción, ningún punto en que fuera inocuo consumir alcohol y luego ponerse al volante del coche", advirtió Phillips en un comunicado de prensa de la universidad.

Los investigadores también hallaron que no hubo un cambio repentino entre no tener la culpa por debajo del límite legal a tener la culpa una vez se había superado el límite legal. En lugar de ello, la culpa aumentó de forma constante a medida que los niveles de alcohol aumentaron del 0.01 al 0.24, según el estudio publicado en una edición reciente en línea de la revista Injury Prevention.

Los conductores con unos niveles de alcohol de entre 0.01 y 0.07 con frecuencia no reciben un castigo más severo que los conductores sobrios que han tenido accidentes de tráfico, anotaron los investigadores.

La policía, los jueces y el público general tratan un nivel de alcohol de 0.08 como "una frontera clara, definitiva y significativa", y no imponen sanciones duras a los conductores con niveles de alcohol por debajo de eso, señaló Phillips. Añadió que esa perspectiva debe cambiar.

"Nuestros datos respaldan la campaña de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico Vial de que 'conducir habiendo bebido algo es conducir borracho', y la recomendación realizada por la Junta Nacional de la Seguridad del Transporte de reducir el límite legal [del nivel de alcohol en sangre] a 0.05 por ciento", aseguró Phillips. "De hecho, nuestros datos proveen respaldo para unas reducciones incluso mayores en el [nivel de alcohol en sangre] legal".

Más de cien países ya han fijado el límite legal de alcohol en sangre en 0.05 por ciento o menos, según el comunicado de prensa.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre conducir bajo la influencia del alcohol o las drogas.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTES: University of California, San Diego, news release, Jan. 16, 2014

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.