Las mejoras en las tasas de obesidad se deben a unas mejores dietas, no a la economía, según un estudio

Una década de instar a los estadounidenses a elegir unos hábitos alimentarios más saludables parece estar dando resultados, afirman los investigadores

MIÉRCOLES, 29 de enero de 2014 (HealthDay News) -- Una nivelación reciente en las tasas de obesidad de EE. UU. no se debe a la mala economía, sino que es resultado de unos mejores hábitos alimentarios que los estadounidenses comenzaron a adoptar hace unos diez años, informan unos investigadores.

Algunos expertos han sugerido que las personas son menos propensas a la obesidad hoy en día porque la difícil época económica les está obligando a comer menos. En lugar de ello, parece que los esfuerzos a largo plazo por educar a los estadounidenses sobre unos hábitos y opciones alimentarias saludables están dando sus frutos, según el estudio reciente.

"Hallamos que los consumidores de EE. UU. cambiaron sus hábitos de consumo y compra de comida de forma significativa desde 2003, cuando la economía era robusta, y continuaron con esos hábitos hasta el presente", aseguró en un comunicado de prensa de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill la primera autora del estudio, Shu Wen Ng, profesora asistente de nutrición de la universidad.

Los investigadores analizaron datos reunidos de más de 13,400 niños y de casi 10,800 adultos entre 2003 y 2011, además de datos de más de 57,000 hogares con hijos y de casi 109,000 hogares sin hijos.

Los investigadores hallaron que la ingesta calórica se redujo más entre los niños que entre los adultos, según el estudio, que aparece en la edición en línea del 15 de enero de la revista The American Journal of Clinical Nutrition.

"Esos cambios en los hábitos alimentarios persisten independientemente de las condiciones económicas vinculadas con la gran recesión o los precios de la comida", apuntó Ng en el comunicado de prensa.

Una investigación posterior reveló que los problemas económicos recientes no tuvieron gran impacto sobre la ingesta calórica, apuntaron los investigadores.

Barry Popkin, profesor de nutrición de la Universidad de Carolina del Norte, afirmó que esta investigación es significativa.

"Hallamos que los mayores declives se dieron en los hogares con hijos", dijo Popkin. "Pero esos declives no ocurrieron de forma uniforme. No se observaron declives significativos en la ingesta calórica de los adolescentes (de 12 a 18 años), los niños negros y aquellos cuyos padres no terminaron la secundaria".

Popkin dijo que estos hallazgos sugieren que ciertos grupos de personas siguen "siendo incapaces o sin estar dispuestos a realizar estos cambios en la dieta".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades de los EE. UU. tienen más información sobre un peso saludable.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTE: University of North Carolina at Chapel Hill, news release, Jan. 23, 2014

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.