Un estudio vincula los partos en casa con unas tasas más altas de mortalidad infantil

Un análisis de los partos asistidos por parteras sugiere que el ámbito no hospitalario, en lugar del tipo de profesional, es el factor clave

Por Steven Reinberg
Reportero de Healthday

LUNES, 3 de febrero de 2014 (HealthDay News) -- El número de mujeres embarazadas que eligen dar a luz a su bebé en casa está en aumento, pero el parto en casa puede llevar a problemas, advierten los investigadores.

El riesgo de que el bebé muera es casi cuatro veces mayor cuando nace con la ayuda de una partera en casa en lugar de con la ayuda de una partera en el hospital, según un estudio reciente.

"El parto en casa es más peligroso", advirtió el autor líder, el Dr. Amos Grunebaum, profesor de obstetricia y ginecología clínicas del Colegio Médico Weill Cornell, de la Universidad de Cornell.

Esos nacimientos no cuentan con la ventaja de un parto en el hospital, donde hay una atención crítica inmediatamente disponible si surge una complicación, apuntó.

"Hay un nivel insuficiente de equipo y personal disponible [en casa] para abordar las complicaciones", planteó Grunebaum.

Los resultados del nuevo estudio serán presentados el viernes en la reunión anual de la Sociedad de Medicina Materna y Fetal (Society for Maternal-Fetal Medicine), en Nueva Orleáns. Los datos y conclusiones deben ser considerados como preliminares hasta que se publiquen en una revista médica revisada por profesionales.

Grunebaum dijo que los partos en casa aumentan por una variedad de motivos. "Los han publicitado mucho", dijo. "Las mujeres desean [menos] intervenciones y quieren un ambiente más hogareño. Algunas mujeres sienten que no reciben esto en un hospital".

Según los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) de EE. UU., el número de partos en casa aumentó en un 29 por ciento entre 2004 y 2009. Ese aumento se dio mayormente entre las mujeres blancas, y alrededor de uno de cada 90 partos de las mujeres blancas son ahora partos en casa.

Grunebaum dijo que las mujeres deben conocer los riesgos antes de decidirse a dar a luz en casa.

Una de las complicaciones más comunes son los mortinatos, apuntó. Los bebés mortinatos no respiran al nacer, pero con una atención inmediata muchos pueden salvarse.

"Las mujeres que están pensando en dar a luz en casa deben saber que si paren en un hospital con una partera, eso reduce la muerte infantil en un 75 por ciento, y en 85 por ciento si es el primer bebé de la mujer", planteó Grunebaum. "Se trata de bebés que se podrían salvar si nacen en un hospital".

Otra experta cuestionó los hallazgos del estudio.

Melissa Cheyney, partera y profesora asociada de antropología médica de la Universidad Estatal de Oregón, dijo que los datos del estudio no eran fiables. "Para las mujeres con un riesgo bajo, el parto en casa con una partera hábil es una opción segura que también confiere muchos beneficios de salud para la madre y el recién nacido", aseguró.

Grunebaum contrarrestó diciendo que "no se trata de las parteras, se trata del lugar".

Para el estudio, Grunebaum y sus colaboradores utilizaron datos de los CDC sobre casi 14 millones de nacimientos y muertes.

Los investigadores hallaron que el riesgo absoluto de que un bebé muriera en el parto o en los 28 días tras el parto era de 3.2 por cada 10,000 nacimientos cuando una partera atendía al nacimiento en un hospital, frente a 12.6 por cada 10,000 nacimientos cuando una partera atendía al nacimiento en casa.

Además, si el parto en casa era el primero de la madre, el riesgo aumentaba a 21.9 muertes por cada 10,000 nacimientos, hallaron los investigadores.

Cada año, 18 o 19 bebés adicionales mueren en partos en casa de los que deberían, señaló el equipo de Grunebaum. Con el aumento en la popularidad de los partos en casa, el número de muertes adicionales podría llegar a los 32 para el 2016, lamentaron.

Pero Cheyney dijo que hay problemas significativos con el uso de estos datos para estudiar los resultados según el lugar del parto.

"Por ejemplo, las actas de nacimiento de EE. UU. no controlan de forma confiable el lugar donde se deseaba tener el parto", comentó. "Esto significa que entre el 10 y el 25 por ciento de las mujeres que deseaban parir en casa pero que fueron transferidas al hospital durante el parto se registran los resultados erróneamente como partos en el hospital".

"Comparar grupos cuando un porcentaje tan alto de la muestra no se puede clasificar con precisión a un grupo u otro es poco fiable y potencialmente engañoso", dijo Cheyney.

Aunque el estudio halló un mayor riesgo de muerte infantil en los partos en casa, no estableció causalidad.

Más información

Para más información sobre las parteras, visite la Asociación Americana del Embarazo (American Pregnancy Association).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTES: Amos Grunebaum, M.D., professor of clinical obstetrics and gynecology, Weill Cornell Medical College, Cornell University, New York City; Melissa Cheyney, Ph.D., C.P.M., associate professor of medical anthropology, Oregon State University, Corvallis; Jan. 7, 2014, presentation, Society for Maternal-Fetal Medicine meeting, New Orleans

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.