Los científicos están cerca de ser capaces de rejuvenecer los músculos que envejecen

En estudios con ratones, unos investigadores de la Stanford descubren el motivo potencial que subyace al declive muscular en la vejez

DOMINGO, 16 de febrero de 2014 (HealthDay News) -- Como saben millones de miembros de la generación de la postguerra, el tono y la fuerza musculares declinan con la edad que avanza, independientemente del ejercicio en el gimnasio. Ahora, los científicos afirman que podrían haber descubierto una pista del motivo, y unos nuevos objetivos celulares para ayudar a revertirlo.

En unos estudios con ratones que envejecían, los investigadores de la Universidad de Stanford hallaron que, con el tiempo, las células madre que ayudan a reparar a las células musculares dañadas se hacen menos capaces de hacerlo.

Esto ayuda a explicar por qué recuperar la fuerza y recuperarse de una lesión muscular se hace más difícil con la edad, señalaron los investigadores en un trabajo que aparece en la edición en línea del 16 de febrero de la revista Nature Medicine.

Pero también hubo buenas noticias: el estudio podría apuntar a una forma de hacer que las células madre musculares viejas funcionen de forma más parecida a las jóvenes. Pero la investigación en ratones con frecuencia no se traslada a los humanos, de forma que los investigadores enfatizaron que se necesitan más estudios para determinar si esta técnica podría utilizarse algún día en las personas.

"En el pasado, se pensaba que las células madres en sí no cambiaban con la edad, y que cualquier pérdida de la función se debía principalmente a factores externos en el ambiente de la célula", comentó en un comunicado de prensa de la Universidad de Stanford la autora principal del estudio, Helen Blau, directora del Laboratorio Baxter de Biología de las Células Madre de la universidad.

"Pero cuando aislamos las células madre de ratones mayores, hallamos que exhiben cambios profundos con la edad", apuntó Blau, profesora de microbiología e inmunología en la universidad. "Dos terceras partes de las células son disfuncionales cuando se les compara con las de ratones más jóvenes, y el defecto persiste incluso cuando se trasplantan a músculos jóvenes".

Sin embargo, la investigación también reveló que hay un defecto que es específico de las células madre musculares viejas que puede ser corregido, permitiendo a los científicos rejuvenecer las células.

"Lo más emocionante es que también descubrimos una forma de vencer el defecto", apuntó Blau. "Como resultado, tenemos un nuevo objetivo terapéutico que podría algún día utilizarse para ayudar a los pacientes humanos mayores a reparar el daño muscular".

Las células madres musculares de los ratones de dos años de edad son equivalentes a las halladas en personas de 80 años. Al llevar a cabo el estudio, los investigadores hallaron que muchas células madre musculares de esos ratones tenían una mayor actividad en una vía biológica en particular que interfiere con la producción de las células madre.

Pero un medicamento específico que bloquea esta vía en las células madre vieja permitió que esas células produjeran una mayor cantidad de nuevas células que podían reparar el daño muscular con efectividad.

"En los ratones, podemos tomar células de un animal viejo, tratarlas durante siete días (periodo en el cual la cantidad se multiplica incluso por 60) y luego devolverlas a los músculos lesionados en los animales viejos para facilitar su reparación", aseguró Blau.

Una vez los ratones recibieron sus células madre musculares rejuvenecidas, los investigadores evaluaron si recuperaban su fuerza muscular con la ayuda del coautor del estudio, Scott Delp, profesor de la Facultad de Ingeniería. Delp desarrolló una forma de medir la fuerza muscular en los animales que se sometieron a terapia con células madre para las lesiones musculares.

Benjamin Cosgrove, autor líder del estudio y miembro postdoctoral de la universidad comentó que "pudimos mostrar que el trasplante de la población de células madre viejas tratadas reparaba el daño y restauraba la fuerza en los músculos lesionados en los ratones viejos. Dos meses tras el trasplante, esos músculos exhibían una fuerza equivalente a los músculos jóvenes no lesionados. Ese fue el hallazgo más alentador de todos".

Los autores del estudio dijeron que planifican continuar su investigación para determinar si las personas se podrían beneficiar de esta técnica.

"Si pudiéramos aislar las células madre de una persona mayor, exponerlas en un cultivo a las condiciones adecuadas para rejuvenecerlas y volver a transferirlas al lugar de la lesión muscular, quizá podamos utilizar el poder de las células de la propia persona para ayudar en la recuperación del trauma y prevenir la atrofia muscular localizada y la debilidad debida a huesos rotos", planteó Blau.

"Esto realmente abre una vía completamente nueva para mejorar la reparación de músculos específicos en las personas mayores, sobre todo tras una lesión", apuntó. "Nuestros datos preparan el camino para una terapia con células madre de esas características".

Más información

Los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU. ofrecen más información sobre las células madre.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTE: Stanford University School of Medicine, news release, Feb. 16, 2014

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.