La generación de la postguerra debería pensar en la vacuna contra la culebrilla, señala una médica

La dolorosa afección es provocada por el mismo virus que la varicela, y puede durar varias semanas

MIÉRCOLES, 5 de marzo de 2014 (HealthDay News) -- Las personas mayores de 50 años pueden reducir el riesgo de contraer culebrilla si se vacunan contra el virus de la varicela zóster que provoca la dolorosa afección, asegura una experta.

"Las personas que han tenido culebrilla antes de cualquier forma pueden recibir la vacuna. Si uno tiene más de 50 años de edad, debe hablar con el proveedor de atención de salud sobre la vacuna contra la culebrilla", aconsejó la Dra. Khalilah Babino, médica de atención inmediata del Sistema de Salud de la Universidad de Loyola.

La culebrilla tiene por causa el mismo virus que la varicela. La mayoría de personas que contraen la culebrilla son mayores de 50 años, porque el virus permanece inactivo en el organismo durante años antes de volver a activarse, según la información de respaldo en un comunicado de prensa de la universidad.

Las personas con un riesgo particularmente alto de contraer culebrilla incluyen a las que han tenido la varicela y a las que sufren de cáncer, trastornos autoinmunes, o enfermedad pulmonar o renal crónica.

Un brote del virus puede durar varias semanas. Las personas con culebrilla contraen un sarpullido con ampollas en una banda en un lado del cuerpo. Con mayor frecuencia, el sarpullido se ubica en el pecho o en la espalda.

Todo el que contraiga culebrilla en la cara debe buscar atención médica de inmediato, dado que puede resultar en pérdida de la visión, advirtió Babino, quien también es profesora asistente del departamento de medicina familiar de la Facultad de Medicina Stritch de la Universidad de Loyola, en Chicago.

"Si le diagnostican la culebrilla, es contagioso mientras tenga ampollas y úlceras", apuntó Babino en el comunicado de prensa. "Dado que puede propagarse de una persona a otra, es importante que cubra el sarpullido y se lave las manos con frecuencia. También es importante evitar a las personas que no se hayan vacunado contra la varicela, a las mujeres embarazadas y a todo el que tenga un sistema inmunitario debilitado".

Además del sarpullido con ampollas, las personas con culebrilla pueden experimentar fatiga, dolor de cabeza, hormigueo, picazón y un dolor con ardor.

"Afortunadamente, hay antivirales para tratar la culebrilla", anotó Babino. "El medicamento no mata al virus como los antibióticos matan a las bacterias, sino que ayudan a ralentizar al virus y a acelerar la recuperación... recomiendo comenzar con estos fármacos en un plazo de 72 horas tras el inicio del sarpullido. Dado que la culebrilla puede resultar muy dolorosa, quizá también necesite un analgésico recetado".

Aunque la mayoría de personas con culebrilla no contraen ninguna complicación por el virus, hay una probabilidad del 10 por ciento de contraer una dolorosa afección nerviosa conocida como neuralgia postherpética, que puede durar hasta un año, según el comunicado de prensa.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre la culebrilla.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTE: Loyola University Health System, news release, March 4, 2014

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.