Un estudio sugiere que se realizan demasiados escáneres cerebrales innecesarios para los dolores de cabeza

No se recomienda el uso rutinario de las pruebas de imágenes, pero más médicos las solicitan de cualquier forma, señala un investigador

Por Steven Reinberg
Reportero de Healthday

LUNES, 17 de marzo de 2014 (HealthDay News) -- Demasiados pacientes se someten a escáneres cerebrales innecesarios para el dolor de cabeza, y esa práctica está en aumento, según un estudio reciente.

Dado que la mayoría de dolores de cabeza son benignos, las directrices han recomendado que no se usen IRM o TC de forma rutinaria. Pero los médicos con frecuencia solicitan que se realicen esos costosos escáneres de cualquier forma, apuntan los investigadores.

"Durante las consultas por dolor de cabeza, se solicitan escáneres cerebrales con una frecuencia increíble", lamentó el investigador líder, el Dr. Brian Callaghan, profesor asistente de neurología del Sistema de Salud de la Universidad de Michigan, en Ann Arbor.

"Hay muchos IRM y muchos TC, y eso suma mucho dinero", apuntó. "Alrededor de mil millones de dólares al año".

Los escáneres cerebrales para los dolores de cabeza aumentaron en alrededor de un 5 por ciento de las consultas en 1995 a casi un 15 por ciento en 2010, hallaron los investigadores.

Aunque los escáneres cerebrales son buenos para algunos pacientes, son innecesarios para la mayoría, anotó Callaghan. "La mayoría de personas con dolores de cabeza no necesitan pruebas", aseguró.

Entre los motivos de que no se recomienden estas pruebas está que con frecuencia pueden hallar alguna anomalía, que aunque es benigna, conduce a más pruebas y tratamientos innecesarios, explicó.

"En uno a tres por ciento de las personas se hallará algo con una IRM, ya sea un tumor o una malformación de un vaso sanguíneo. No es deseable hallar algo que no se buscaba. Provoca ansiedad", enfatizó Callaghan.

Los escáneres cerebrales cuestan hasta 4,000 dólares. El seguro, incluso Medicare, apenas paga entre unos 500 y 2,000 dólares, apuntó Callaghan.

Para el estudio, el equipo de Callaghan utilizó datos de una encuesta nacional sobre la atención ambulatoria para observar a todos los pacientes adultos atendidos por un dolor de cabeza entre 2007 y 2010. La mayoría de pacientes eran menores de 65 años, y alrededor de tres cuartas partes eran mujeres.

El estudio halló que hubo un total de aproximadamente 51 visitas de pacientes por dolor de cabeza, entre ellas unos 25 millones por migrañas. Se realizaron IRM o TC en más del 12 por ciento de todas las consultas por dolor de cabeza, y casi en el 10 por ciento de las consultas por migraña.

Los investigadores calcularon que el costo de todos esos escáneres en el periodo de cuatro años fue de 3.9 mil millones de dólares.

"El principal motivo que dicen los médicos es calmar al paciente. Es más difícil convencer a un paciente de que no se la haga que simplemente pedirla", planteó Callaghan. "Pero creo que calmar al paciente no vale mil millones de dólares al año".

Además, los médicos solicitan la realización de los escáneres por el temor de pasar por alto una afección grave y ser demandados por un diagnóstico erróneo, anotó.

Las ganancias también tienen algo que ver, añadió Callaghan. "Los centros ganan mucho dinero con estas pruebas", dijo.

Los pacientes también tienen un rol, aseguró Callaghan. "Las imágenes para los dolores de cabeza están en la lista de pruebas que los pacientes deben cuestionar", apuntó.

El informe aparece como carta de investigación en la edición en línea del 17 de marzo de la revista JAMA Internal Medicine.

Las directrices de la Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians), la Academia Americana de Neurología (American Academy of Neurology) y el Colegio Americano de Médicos de Emergencias (American College of Emergency Physicians) recomiendan contra el uso de los escáneres cerebrales de rutina para el dolor de cabeza, en ausencia de otras indicaciones.

El estudio no pudo verificar si los escáneres fueron solicitados según las directrices o no, pero mostró que ocurrían en el contexto de una consulta con el médico relacionada con el dolor de cabeza.

"Aunque este estudio muestra que los niveles de imágenes son sin duda excesivos y unos costos que casi con certeza superan a los beneficios, no mide ni discute los beneficios de las imágenes del cerebro en los pacientes de dolor de cabeza", comentó el Dr. Richard Lipton, vicepresidente de neurología y director del Centro del Dolor de Cabeza Montefiore en el Colegio de Medicina Albert Einstein, en la ciudad de Nueva York.

Esos beneficios incluyen hallar un tumor cerebral, un accidente cerebrovascular, un acceso cerebral o un sangrado en el cerebro, según Lipton, quien no participó en el nuevo estudio. Consolar a los pacientes preocupados de que no tienen una afección grave o potencialmente letal es importante, señaló.

Además, los escáneres reducen la preocupación del médico de que podría haber pasado por alto una enfermedad grave, además de las preocupaciones sobre la responsabilidad legal que podría surgir de una falta de diagnóstico.

"La realidad es que la mayoría de dolores de cabeza son benignos, pero distinguir entre una presentación de alto riesgo y una de bajo riesgo resulta difícil", apuntó Lipton. "Estoy de acuerdo en que optimizar las prácticas de las imágenes cerebrales para el dolor de cabeza debe ser una prioridad".

Más información

Para más información sobre el dolor de cabeza, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTES: Brian Callaghan, M.D., assistant professor of neurology, University of Michigan Health System, Ann Arbor; Richard Lipton, M.D., vice chairman, neurology, and director, Montefiore Headache Center, Albert Einstein College of Medicine, New York City; March 17, 2014, JAMA Internal Medicine, online

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.