Los adolescentes con frecuencia imitan a otros que consumen alcohol y conducen, según un estudio

Si los niños han estado en un coche con un conductor borracho, son más propensos a conducir bajo la influencia del alcohol, hallan los investigadores

Por Randy Dotinga
Reportero de Healthday

LUNES, 17 de marzo de 2014 (HealthDay News) -- ¿Quiere asegurarse de que su hijo adolescente no conduzca ebrio o drogado? Quizá lo mejor sea comenzar asegurándose de que no se suba a un coche con compañeros que han bebido o consumido drogas.

Ese es el mensaje de un nuevo estudio que halló que los estudiantes mayores de secundaria son mucho más propensos a conducir bajo la influencia del alcohol si han ido en un coche con amigos borrachos.

El nivel adicional de riesgo parece ser extraordinariamente alto, advirtió el autor del estudio, Bruce Simons-Morton, investigador principal del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano de EE. UU.

"No debe resultar sorprendente que es más probable que alguien beba y conduzca si ha estado cerca de otros que beben y conducen y va con esa persona en el coche", aseguró Simons-Morton. "Pero está altamente asociado con el riesgo de conducir borracho".

Pero en el panorama general, en los últimos años se ha reducido el número de personas jóvenes que beben y conducen. Un estudio de 2012 de los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) de EE. UU. halló que la conducción bajo la influencia del alcohol entre los adolescentes se redujo en más de la mitad entre 1991 y 2011, y el 90 por ciento de los estudiantes de secundaria afirmaron que no condujeron tras beber en 2011.

El nuevo estudio presenta un panorama más triste. Se basa en varias encuestas de miles de estudiantes de secundaria de décimo a décimo segundo cursos, a partir de 2009. Entre el 12 y el 14 por ciento dijeron que habían conducido mientras estaban ebrios o drogados al menos una vez en el mes anterior. Además, entre el 23 y el 38 por ciento dijeron que habían ido con un conductor ebrio o drogado en el año anterior.

Los que habían ido en un coche con un conductor ebrio o drogado eran particularmente más propensos a conducir mientras estaban ebrios o drogados en sus últimos años de secundaria.

El diseño del estudio no permitió a los investigadores especificar en términos amigables para los no expertos qué tanto aumentaba la probabilidad de los niños expuestos a conducir mientras estaban ebrios o drogados. Tampoco probó que conducir con amigos ebrios o drogados haga directamente que los niños luego conduzcan bajo la influencia o del alcohol o de las drogas.

¿Qué ocurre? "Si se está en un grupo paritario en que conducir ebrio o drogado es aceptable, uno se expone a ello", apuntó Simons-Morton. "Tener ese tipo de experiencia es socializador. Hace que sea aceptable".

Los estudiantes también eran más propensos a conducir ebrios o drogados si habían obtenido sus permisos de conducir antes, aunque el tamaño de ese efecto fue mucho menor que para los que estuvieron con conductores ebrios o drogados. "Parte de eso es solo la exposición", planteó Simons-Morton. "Han conducido más, así que han tenido más oportunidades de conducir ebrios o drogados".

¿Qué se puede hacer? Retrasar los permisos de conducir para los adolescentes es una buena idea, apuntó Simons-Morton, pero es más importante que los padres vigilen con quién se juntan sus hijos. ¿Son pasajeros en coches con conductores ebrios o drogados?

Patricia Cavazos-Rehg, profesora asistente de psiquiatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington, en St. Louis, se mostró de acuerdo con Simons-Morton. Estudia la conducción bajo la influencia del alcohol y las drogas entre los adolescentes.

"Los padres deben fijar unos límites y consecuencias claras para los niños", aconsejó Cavazos-Rehg. "El problema de los accidentes en vehículos motores y las muertes entre los conductores jóvenes no puede ser enfatizado de más. Son la principal causa de muerte entre los jóvenes de 16 a 20 años, y actualmente explican más de una de cada tres muertes en ese grupo de edad. Beber alcohol y conducir complica ese riesgo, y se debe prevenir a cualquier precio".

El estudio aparece en línea el 17 de marzo y en la edición de abril de la revista Pediatrics.

Más información

Para más información sobre la conducción bajo la influencia del alcohol entre los adolescentes, visite Mothers Against Drunk Driving (MADD).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTES: Bruce Simons-Morton, Ed.D., M.P.H., senior investigator, U.S. National Institute of Child Health and Human Development; Patricia Cavazos-Rehg, Ph.D., assistant professor of psychiatry, Washington University School of Medicine, St. Louis; Pediatrics, April 2014

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.