Obama toma medidas para reducir las emisiones de las centrales eléctricas

Reducir la contaminación del carbono mejoraría la salud, afirman quienes lo apoyan; los legisladores republicanos y algunos líderes empresariales se muestran escépticos con el plan

Por Steven Reinberg
Reportero de Healthday

LUNES, 2 de junio de 2014 (HealthDay News) -- La administración de Obama anunció el lunes unos planes que requieren que Estados Unidos reduzca las emisiones de las centrales eléctricas, que muchos científicos culpan del calentamiento global, en un 30 por ciento para 2030.

Es una medida que mejoraría sustancialmente la salud de millones de estadounidenses, afirmaron las autoridades federales.

El plan se dirige a la mayor fuente de contaminación con carbono del país: más de 600 centrales eléctricas que utilizan carbón, según la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de EE. UU.

"El cambio climático promulgado por la contaminación con carbono está sobrecargando los riesgos no solo para nuestra salud sino también para nuestras comunidades, nuestra economía y nuestra forma de vida", aseguró el lunes en la mañana en una conferencia de prensa la administradora de la EPA, Gina McCarthy.

"Actualmente, no hay límites para la contaminación con carbono de las centrales eléctricas, la fuente más grande de nuestro país. Por el bien de la salud de nuestras familias y el futuro de nuestros hijos, tenemos la obligación moral de tomar medidas sobre el cambio climático", enfatizó.

McCarthy apuntó que "las crecientes temperaturas generan más smog, más asma y unas temporadas de alergias más largas", y añadió que "la contaminación con carbono de las centrales eléctricas llega junto con contaminantes peligrosos, como la materia particulada, los óxidos de nitrógeno y el dióxido de azufre. Y plantean un riesgo incluso mayor para nuestros niños y nuestras familias".

La propuesta, que ya está provocando oposición de parte de los legisladores republicanos y algunos grupos de empresarios, "resultará en unas facturas médicas más bajas, menos visitas a la sala de emergencias, sobre todo para los niños con asma, las personas mayores y las enfermas", apuntó McCarthy.

La propuesta, de 645 páginas y que estará lista el próximo año, es la pieza clave en los esfuerzos de Obama por combatir el cambio climático. También busca dar más credibilidad a Estados Unidos ante otros países cuando las negociaciones para un nuevo tratado internacional continúen el año siguiente, reportó Associated Press.

La propuesta es probablemente la última oportunidad de Obama para reducir sustancialmente las emisiones de gases de invernadero, que muchos científicos culpan de atrapar el calor en la atmósfera y calentar el planeta, según The New York Times. El Presidente no logró que el Congreso promulgara una ley amplia para el cambio climático en su primer mandato. Esta vez, está utilizando su autoridad ejecutiva según la Ley de Aire Limpio de 1970 para emitir la regulación, señalaron los periódicos.

La Asociación Americana del Pulmón (American Lung Association) afirmó que la decisión del Presidente es un importante avance para la salud del país.

Harold Wimmer, presidente de la asociación, dijo que "la contaminación de las centrales eléctricas enferma a las personas y acorta las vidas".

Según Wimmer, las nuevas normas reducirían el sufrimiento por la contaminación atmosférica en EE. UU., prevendría hasta 4,000 muertes prematuras y 100,000 ataques de asma en el primer año, y prevendría hasta 6,600 muertes prematuras y 150,000 ataques de asma en 2030.

"Limpiar la contaminación con carbono tendrá un impacto positivo inmediato sobre la salud pública, sobre todo entre los que sufren de enfermedades crónicas como el asma, las enfermedades cardiacas y la diabetes. Las medidas para eliminar la contaminación con carbono pueden reducir el dióxido de azufre y los óxidos de nitrógeno, que son emisiones tóxicas de las centrales eléctricas que funcionan con carbón y que también son precursores importantes del letal ozono y de la contaminación con materia particulada", señaló.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., la contaminación atmosférica es el principal peligro ambiental para la salud. Los problemas de salud vinculados con la contaminación atmosférica incluyen más visitas a las salas de emergencia y estadías hospitalarias por problemas respiratorios y cardiacos, un empeoramiento del asma, un peso bajo al nacer, un menor crecimiento pulmonar en los niños, el cáncer de pulmón y muertes prematuras.

La EPA también dijo que la nueva norma reduciría las facturas de electricidad en alrededor de un 8 por ciento al promover la eficiencia energética y reducir la demanda sobre el sistema eléctrico.

"No queremos elegir entre una economía sana y un ambiente sano. Nuestra medida mejorará la competitividad de EE. UU., fomentarán la innovación y creará trabajos", afirmó McCarthy.

El plan ya está recibiendo ataques de grupos industriales y algunos legisladores. La Cámara de Comercio de EE. UU. dijo que la nueva norma "costará a la economía estadounidense más de 50 mil millones de dólares entre este momento y 2030".

Karen Harbert, presidenta y directora ejecutiva del Instituto Para la Energía del Siglo XXI (Instituto) de la Cámara de Comercio de EE. UU., comentó que "nuestro análisis muestra que los estadounidenses pagarán significativamente más por la electricidad, experimentarán un crecimiento económico más lento y menos trabajos, y tendrán menos renta disponible, mientras que una reducción ligera en las emisiones de carbono se verá abrumada por los aumentos globales".

La propuesta también ha sido objeto de críticas de parte de los republicanos, e incluso algunos demócratas, que están inmersos en unas difíciles campañas en estados productores de electricidad, reportó AP.

El senador Mitch McConnell, R-Kentucky, afirmó que la propuesta es un "cuchillo en el corazón de la clase media estadounidense". Dijo que significaría unos costos más altos, menos trabajos y una red eléctrica menos confiable, reportó el Times.

La EPA dijo que aceptará comentarios sobre la propuesta durante 120 días tras su publicación en el Registro Federal, y que conducirá cuatro audiencias públicas en la semana del 28 de julio. Las audiencias serán en Atlanta, Denver, Pittsburgh y Washington, D.C. La agencia dijo que entonces terminará los estándares el próximo junio, según la agenda establecida en el Memorando Presidencial de junio de 2013.

Más información

Para más información sobre la contaminación del aire, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTES: June 2, 2014, news conference with Gina McCarthy, administrator, U.S. Environmental Protection Agency, Washington, D.C.; June 2, 2014, news release, U.S. Environmental Protection Agency; June 2, 2014, news release, American Lung Association; June 2, 2014, news release, U.S. Chamber of Commerce; Associated Press; The New York Times

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.