Cómo evaluar las opciones para el alivio de la fiebre del heno

Unos medicamentos recién aprobados reducen la reacción del sistema inmunitario a las alergias

DOMINGO, 8 de junio de 2014 (HealthDay News) -- Si sufre de alergias de temporada, varios tratamientos pueden ayudar a aliviar los síntomas como los estornudos y el picor en los ojos, señala la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU.

Esas terapias incluyen tres productos de inmunoterapia sublingual recién aprobados para contrarrestar la fiebre del heno provocada por ciertos pólenes de gramíneas y el polen de la ambrosía común. Los medicamentos, conocidos como Grastek, Oralair y Ragwitek, se pueden tomar en casa, pero la primera dosis debe ser administrada en un consultorio médico debido al riesgo de una reacción grave del sistema inmunitario.

"Estos medicamentos tienen el potencial de reducir la respuesta inmunitaria a las alergias, lo que hace algo más que solo tratar los síntomas de las alergias", apuntó en un comunicado de prensa de la FDA el Dr. Jay Slater, director de la división de productos bacterianos, parasíticos y alergénicos de la agencia.

Es mejor comenzar este tipo de tratamiento, conocido como terapia sublingual, entre tres y cuatro meses antes del inicio de la temporada de alergia en su región del país.

Las vacunas antialérgicas son otra opción de inmunoterapia. Esas inyecciones contienen pequeñas cantidades de un alérgeno y pueden reducir la sensibilidad a los alérgenos inhalados. Durante dos a tres meses, los pacientes reciben inyecciones semanales con dosis cada vez más altas del alérgeno. Después de que se llega a la dosis máxima, los pacientes pueden recibir inyecciones mensuales durante tres a cinco años, apuntó Slater.

Los antihistamínicos, un tipo distinto de tratamiento para las alergias estacionales, pueden tener varias formas, incluso tabletas y líquidos.

"Hay varios antihistamínicos distintos. Los antihistamínicos de primera generación incluyen medicamentos como la difenhidramina, mercadeada bajo la marca Benadryl. Han estado disponibles sin receta durante mucho tiempo", apuntó en el comunicado de prensa el Dr. Narayan Nair, médico de la FDA.

Los antihistamínicos más nuevos de segunda generación incluyen medicamentos como la fexofenadina (de marca Allegra) y la loratadina (Claritin).

Algunos antihistamínicos pueden provocar somnolencia e interferir con la capacidad de conducir u operar maquinarias pesadas. La somnolencia puede empeorar al tomar sedantes o consumir alcohol, advirtió Nair. Además, los pacientes de afecciones crónicas como el glaucoma o una próstata agrandada deben hablar con su médico antes de tomar ciertos antihistamínicos, añadió.

Los aerosoles nasales y las gotas para los ojos también se pueden usar para tratar algunos síntomas de la fiebre del heno.

"Los aerosoles nasales pueden aliviar los síntomas nasales, pero solo se deben usar por un tiempo limitado sin hablar con un proveedor de atención de salud. Si algunos aerosoles nasales se usan por más tiempo de lo indicado, pueden empeorar la congestión", señaló Nair.

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. tiene más información sobre la fiebre del heno.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTE: U.S. Food and Drug Administration, news release, May 7, 2014

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.