Los hombres que toman estatinas quizá hagan menos ejercicio

El mayor declive en la actividad se observó entre los que apenas empezaban a tomar los medicamentos, halla un estudio

Por Alan Mozes
Reportero de Healthday

LUNES, 9 de junio de 2014 (HealthDay News) -- Los hombres mayores que toman los medicamentos para reducir el colesterol conocidos como estatinas parecen ser ligeramente menos activos que los que no los toman, sugiere un estudio reciente.

Los usuarios de estatinas registraron unos 40 minutos menos de actividad moderada cada semana en comparación con los no usuarios, según el estudio. Esos hallazgos confirman los de estudios anteriores que encontraron una asociación entre una reducción en la actividad y el uso de estatinas como Lipitor, Pravachol, Crestor, Zocor, Lescol y Vytorin, según la información de respaldo del estudio.

Pero las conclusiones del estudio no significan que las personas deban abandonar sus fármacos reductores del colesterol.

"Las estatinas son extremadamente útiles para las personas que las necesitan", enfatizó el autor líder del estudio, David Lee, profesor asistente del departamento de práctica farmacéutica de la Universidad Estatal de Oregón y del Colegio de Farmacia de la Universidad de Salud y Ciencias de Oregón, en Portland. "Realmente han cambiado el panorama de la salud cardiovascular en los últimos 20 años".

"Pero lo que quiero que la gente tenga en cuenta es que pueden tener algunos efectos adversos sobre los músculos que podrían llevar a una reducción del ejercicio", continuó Lee. "Porque quizá al estar conscientes del problema podamos animar a los pacientes a en realidad hacer un esfuerzo para mantener sus hábitos de ejercicio. Porque el ejercicio es realmente muy importante, tanto para mantener la salud en general como para mantener la capacidad de ser independiente a medida que envejecemos".

Lee y sus colaboradores reportan sus hallazgos en la edición en línea del 9 de junio de la revista JAMA Internal Medicine.

Las estatinas se consideran en general como una forma segura de reducir los niveles malos de colesterol y el riesgo de acumulación de placa en los vasos sanguíneos y la enfermedad cardiaca subsiguiente, según los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) de EE. UU. Los efectos secundarios podrían incluir dolor muscular, fatiga y debilidad, según el estudio.

Para explorar cómo las estatinas afectan la actividad física en los hombres mayores, los autores del estudio analizaron datos sobre más de 3,000 hombres a partir de los 65 años de edad reclutados entre 2000 y 2002.

La edad promedio era de 73 años. Todos los hombres podían caminar por su cuenta y vivían independientemente.

Alrededor de una cuarta parte ya tomaban estatinas cuando se inició el estudio, mientras que más o menos otra cuarta parte comenzaron a usar estatinas en algún momento durante el periodo de seguimiento de siete años. Alrededor de la mitad nunca tomaron estatinas.

Todos los participantes ofrecieron detalles sobre sus rutinas de actividad física al inicio del estudio, y de nuevo dos veces más durante los años. Además, en el momento de su tercer y último informe, todos pasaron una semana usando un dispositivo que monitoriza la actividad, conocido como un acelerómetro, para rastrear los niveles de actividad física moderados y vigorosos, además del tiempo que pasaban en sedentarismo.

El equipo halló que, según las respuestas a las encuestas, los niveles de actividad parecieron declinar ligeramente tanto entre los usuarios como entre los no usuarios de estatinas.

Pero los hombres que acababan de iniciar un régimen de estatinas durante el estudio experimentaron una tasa más rápida de declive en la actividad que los que nunca tomaron estatinas.

Además, incluso tras tomar en cuenta otros factores como los antecedentes de ataque cardiaco y/o accidente cerebrovascular, las lecturas de los acelerómetros revelaron que tanto los niveles de actividad moderada como de actividad vigorosa fueron mensurablemente más bajos entre los usuarios de estatinas.

Por ejemplo, los pacientes de estatinas realizaban cinco o más minutos menos de actividad moderada, y 0.6 minutos menos de actividad física, a diario. Al mismo tiempo, sus hábitos sedentarios aumentaron en casi ocho minutos al día, según el estudio.

"Pero no observamos la causa ni el motivo subyacente para la reducción del ejercicio", reconoció Lee. "Pero la hipótesis central es que las personas que toman una estatina sí experimentan un aumento en el dolor muscular. En realidad es el efecto secundario más común. Y los estudios observacionales han mostrado que hasta el 20 por ciento de las personas que toman estatinas sufren de dolor muscular".

"Al mismo tiempo, la debilidad y la fatiga también son efectos secundarios", anotó. "Y también podrían formar parte del problema. Podría tratarse de una combinación de sentir algo de dolor, sentirse un poco más cansado y sentirse un poco más débil. Todo eso en conjunto podría ser el motivo de que los pacientes simplemente no estén dispuestos a realizar tanto ejercicio. Quizá también otras personas que toman estatinas creen que ya no necesitan hacer ejercicio. Pero para ser honestos, realmente no creo que ese sea el factor más importante. Creo que tiene más que ver con los efectos secundarios".

En un editorial que acompañó al estudio de Lee, la Dra. Beatrice Alexandra Golomb, profesora de medicina de la Facultad de Medicina de la Universidad de California en San Diego en La Jolla, dijo que el impacto potencial de las estatinas sobre los patrones de ejercicio es algo que "tanto médicos como pacientes deben plantear en la conversación cuando se evalúen cómo estos fármacos podrían afectar la calidad de vida en general del paciente".

"La reducción podría parecer pequeña en un solo día", anotó. "Pero con el tiempo realmente se acumula, sobre todo dado que la mayoría de personas ya no hacen la cantidad de ejercicio que necesitan. Sabemos que el ejercicio tiene beneficios profundos para las personas en casi todos los aspectos de la salud, sobre todo en la edad avanzada".

"Esto no quiere decir que las personas que claramente ameritan la terapia con estatinas no deban tomarla", enfatizó Golomb. "Para muchas, los beneficios superarán estos tipos de consideraciones. Pero hay personas en los márgenes para quienes este impacto del medicamento sobre el ejercicio es un tema que vale la pena hablar".

Más Información

Para más información sobre las estatinas, visite los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTES: David S.H. Lee, Pharm.D., Ph.D., assistant professor, department of pharmacy practice, Oregon State University/Oregon Health and Science University, College of Pharmacy, Portland, Ore.; Beatrice Alexandra Golomb, M.D., Ph.D., professor of medicine, department of medicine, University of California San Diego School of Medicine, La Jolla, Calif.; June 9, 2014, JAMA Internal Medicine online

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.