El Herceptin, un fármaco para el cáncer de mama, se vincula con un riesgo de problemas cardiacos, según un estudio

Pero la mayoría de esos efectos se revierten cuando las mujeres terminan el tratamiento, señalan los expertos

Por Kathleen Doheny
Reportero de Healthday

LUNES, 9 de junio de 2014 (HealthDay News) -- Hasta una de cada diez mujeres que toman el fármaco contra el cáncer trastuzumab (Herceptin) experimentará algún tipo de problema cardiaco, según una investigación reciente.

La buena noticia de este estudio es que esos problemas normalmente se revierten una vez finaliza el tratamiento.

"El mensaje general es tremendamente consolador", aseguró el investigador del estudio, el Dr. Brian Leyland-Jones, vicepresidente de medicina molecular y experimental del Instituto Oncológico Avera en Sioux Falls, Dakota del Sur.

El estudio aparece en la edición en línea del 9 de junio de la revista Journal of Clinical Oncology. Roche, fabricante de Herceptin, financió la investigación. Algunos de los coautores del estudio trabajan en Roche o son asesores.

El Herceptin se usa en cánceres que dan positivo para el HER2 (el receptor 2 del factor de crecimiento epidérmico humano), que fomenta el crecimiento de las células cancerosas. El Herceptin mata a las células, y se sabe que aumenta la supervivencia, tanto en las pacientes cuyo cáncer de mama se ha propagado como en las que tienen cáncer de mama HER2 positivo en una etapa inicial. Con frecuencia, se administra tras los tratamientos primarios para el cáncer de mama, como la cirugía, la quimioterapia y la radioterapia.

Pero se han vinculado problemas cardiacos con el uso del fármaco, lo que incluye insuficiencia cardiaca congestiva y una reducción en la capacidad del corazón de bombear sangre desde su cámara de bombeo principal, el ventrículo izquierdo.

Leyland-Jones y otros investigadores de Estados Unidos, Bélgica y otros países siguieron a más de 5,000 mujeres con cáncer de mama de etapa inicial durante un promedio de ocho años. Evaluaban la frecuencia con que ocurrían los problemas cardiacos, y cuando ocurrían, si desaparecían después de que las mujeres dejaban de tomar el fármaco por el periodo recomendado.

Los investigadores siguieron a tres grupos, cada uno con alrededor de 1,700 mujeres. Un grupo no recibió trastuzumab. El segundo grupo lo tomó por un año, y el tercero por dos años. El estándar actual de atención es un año, según Leyland-Jones.

Casi el 10 por ciento de las mujeres en el grupo de dos años, y alrededor del 5 por ciento de las del grupo de un año, tuvieron que dejar de tomar el fármaco debido a problemas cardiacos adversos, como la insuficiencia cardiaca congestiva, una reducción en la capacidad de bombeo de sangre del corazón, u otros problemas.

En el grupo de dos años ocurrieron tres muertes cardiacas, ninguna en el grupo de un año de tratamiento, y en el grupo sin el fármaco ocurrieron dos muertes, según el estudio.

La insuficiencia cardiaca congestiva ocurrió en menos del 1 por ciento de ambos grupos del fármaco. "Lo que esto confirma es una incidencia muy baja de eventos cardiacos, incluso cuando se administran dos años del medicamento, que es más tiempo de lo que se practica", apuntó Leyland-Jones.

Ocurrieron problemas con el bombeo de la sangre en alrededor de un 7 por ciento del grupo de dos años y de un 4 por ciento del grupo de un año.

Los autores del estudio no saben con certeza por qué el fármaco se asocia con problemas cardiacos, pero anotaron que el HER2 se vincula con la regulación del crecimiento y la supervivencia de las células en el corazón. El uso del medicamento podría eliminar esos efectos cardiacos protectores.

Tras dejar el fármaco, los problemas de bombeo sanguíneo se resolvieron en más del 87 por ciento del grupo de dos años y en más del 81 por ciento del grupo de un año.

Los nuevos hallazgos confirman investigaciones anteriores con unos periodos de seguimiento más cortos, afirmó la Dra. Joanne Mortimer, directora de los Programas Oncológicos de Mujeres y codirectora del Programa de Cáncer de Mama del Centro Oncológico City of Hope en Duarte, California. Mortimer revisó los hallazgos, pero no participó en el estudio.

El nuevo estudio reafirma que los problemas cardiacos vinculados con el medicamento no aumentan con el tiempo, dijo, "y eso es lo importante".

"No hay duda de que es un fármaco realmente importante", apuntó Mortimer, dado que estudios anteriores han mostrado que el trastuzumab mejora la supervivencia de esta forma más agresiva del cáncer de mama.

Los médicos saben que las mujeres con antecedentes de hipertensión y las mayores de 65 años están en mayor riesgo de problemas cardiacos mientras toman el medicamento, apuntó.

Las mujeres deben hacerse una evaluación cardiaca antes de iniciar el trastuzumab, aconsejó Leyland-Jones, y deben recibir una monitorización del corazón mientras lo toman de forma que cualquier problema cardiaco relacionado con el fármaco pueda ser detectado y tratado pronto.

Más Información

La Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society) ofrece más información sobre los tratamientos para el cáncer de mama.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTES: Brian Leyland-Jones, M.B.B.S., Ph.D., vice president of molecular and experimental medicine, Avera Cancer Institute, Sioux Falls, S.D.; Joanne Mortimer, M.D., director of Women's Cancer Programs and co-director of Breast Cancer Programs, City of Hope Comprehensive Cancer Centers, Duarte, Calif.; June 9, 2014 Journal of Clinical Oncology online

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.