Se insta a las mujeres embarazadas o que estén dando el seno a que coman más pescado

Elija los tipos de pescado con menos mercurio, como el bacalao, el salmón y la tilapia, aconsejan la FDA y la EPA

Por Dennis Thompson
Reportera de Healthday

MARTES, 10 de junio de 2014 (HealthDay News) -- Las mujeres embarazadas o que estén amamantando deberían aumentar su consumo semanal de pescado, siempre y cuando tenga un bajo contenido de mercurio, según el nuevo consejo publicado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los EE. UU. y la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de los EE. UU.

Las dos agencias recomiendan ahora que las mujeres coman un mínimo de 8 onzas (227 gramos) y un máximo de 12 onzas (340 gramos) a la semana de pescado bajo en mercurio, para respaldar el crecimiento y el desarrollo del feto. Eso equivale a dos o tres porciones.

Los niños pequeños y las mujeres que podrían quedar embarazadas también deberían intentar comer una cantidad similar de pescado cada semana, afirmaron las agencias en un nuevo borrador de recomendaciones nutricionales publicado recientemente.

Los beneficios nutricionales del pescado superan a las preocupaciones por el mercurio, han concluido las agencias.

"Durante años muchas mujeres han limitado o evitado el consumo de pescado durante el embarazo o dar de comer pescado a sus hijos pequeños", dijo el Dr. Stephen Ostroff, científico jefe en funciones de la FDA. "Pero la ciencia emergente nos dice ahora que limitar o evitar el consumo de pescado durante el embarazo y la primera infancia puede significar que se dejen de incorporar nutrientes importantes que pueden tener un impacto positivo sobre el crecimiento y el desarrollo, además de sobre la salud general".

Elizabeth Southerland, directora de la Oficina del Agua de la EPA, añadió que "ahora hay evidencias significativas de que el consumo de pescado puede beneficiar al crecimiento y al desarrollo del feto y de los niños pequeños incluso en el caso de que el pescado contenga metilmercurio, y que es mucho más probable que se produzca este efecto beneficioso que los daños a partir del metilmercurio".

Anteriormente, la FDA y la EPA recomendaban que este grupo de personas deberían consumir unas cantidades máximas de pescado, pero no recomendaron una cantidad mínima. Durante los últimos diez años, sin embargo, la ciencia emergente ha subrayado la importancia de la presencia de cantidades apropiadas de pescado en la dieta de las mujeres embarazadas y que estén lactando y de los niños pequeños, dijo la agencia.

El pescado contiene nutrientes importantes para el desarrollo de los fetos, los bebés que están siendo amamantados y los niños pequeños, según la FDA.

La FDA considera que el pescado y el marisco son una parte importante de una dieta sana, porque contienen proteínas de gran calidad y otros nutrientes necesarios, contienen un contenido bajo de grasa saturada y cuentan con ácidos grasos omega 3. Una dieta equilibrada que incluya una variedad de pescado y marisco puede mejorar la salud cardiaca y el crecimiento y el desarrollo adecuados de los niños.

Pero prácticamente todo el pescado y el marisco contienen trazas de mercurio. Para la mayoría de las personas, el riesgo a partir del mercurio no es una preocupación. No obstante, algunos pescados y mariscos contienen unos niveles altos de mercurio y podrían dañar el sistema nervioso en desarrollo de un bebé que todavía no ha nacido o de un niño pequeño. Los riesgos del mercurio del pescado y el marisco dependen de la cantidad de pescado y marisco que se ingiera y de los niveles de mercurio en el pescado y el marisco, según la FDA.

La FDA y los CDC afirmaron el martes que advierten a las mujeres embarazadas o que estén amamantando que eviten cuatro tipos de pescado asociados con unos niveles altos de mercurio. El tiburón, el pez espada, la macarela reina (caballa real) y el blanquillo pescados en el Golfo de México.

Además, el consumo de atún blanco debería limitarse a 6 onzas (170 gramos) a la semana.

El pescado recomendado con una cantidad menor de mercurio incluye los camarones, el abadejo, el salmón, el atún claro enlatado, la tilapia, el bagre y el bacalao. Estos pescados representan aproximadamente el 75 por ciento del mercado total en los Estados Unidos, indicó Ostroff.

Cuando coma pescado capturado en arroyos, ríos y lagos locales, siga las recomendaciones sobre el pescado de las autoridades locales. Si no se dispone de tales recomendaciones, la ingesta total debería limitarse a 6 onzas (170 gramos) a la semana para los adultos y a entre 1 y 3 onzas (28 y 85 gramos) para los niños, afirmaron las autoridades federales.

Las personas deberían comer varios tipos de pescado, tanto para mejorar los beneficios nutricionales como para minimizar aún más la posible exposición al mercurio, señaló Ostroff.

Un análisis de los datos de la FDA sobre el consumo de alimentos del mar de más de 1,000 mujeres embarazadas descubrió que el 21 por ciento no comieron pescado el mes anterior. Las que sí comieron pescado consumieron mucho menos de lo recomendado por las Directrices dietéticas para los estadounidenses de 2010, ya que el 50 por ciento consumieron menos de 2 onzas (57 gramos) a la semana y el 75 por ciento comieron menos de 4 onzas (113 gramos) a la semana.

Las agencias tendrán en cuenta los comentarios del público antes de realizar los cambios propuestos finales a las recomendaciones dietéticas.

La Dra. Ashley Roman es obstetra y ginecóloga del Centro Médico Langone de la NYU en la ciudad de Nueva York. Destacó que "el consumo de alimentos marinos durante el embarazo (y qué tipos de pescado y marisco se coman) ha sido un área de mucha confusión para las mujeres embarazadas. Esta nueva recomendación ayuda a enfatizar la importancia de los beneficios para la salud que pueden tener las mujeres a partir de los alimentos del mar en su dieta durante el embarazo (tanto para sí mismas como para el desarrollo del feto)".

Katherine Farrell Harris, directora de nutrición integrada de Advantage Care Physicians en la ciudad de Nueva York, comentó que "la mayoría de las mujeres saben que es importante consumir una cantidad suficiente de ácidos grasos omega 3 durante el embarazo para el desarrollo óptimo del cerebro. Aunque la mayoría de las mujeres saben que deberían consumir pescado, quizá no estén seguras de los tipos más seguros que tienen una cantidad pequeña del dañino mercurio y de PCB de la contaminación oceánica".

Más información

Para más información sobre las nuevas recomendaciones dietéticas, visite la FDA.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTES: June 10, 2014, news conference with Stephen Ostroff, M.D., acting chief scientist, U.S. Food and Drug Administration, and Elizabeth Southerland, Ph.D., director, Office of Water, U.S. Environmental Protection Agency; June 10, 2014, news release, U.S. Food and Drug Administration and Environmental Protection Agency; Ashley Roman, M.D., clinical assistant professor, department of obstetrics and gynecology, NYU Langone Medical Center, New York City; Katherine Farrell Harris, R.D., C.D.N., C.D.E., director, integrated nutrition, Advantage Care Physicians, New York City

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.