Las vacaciones escolares podrían conducir al aumento de peso

En ciertos niños, las vacaciones de verano añaden peso no deseado, halla un estudio

Por Alan Mozes
Reportero de Healthday

JUEVES, 12 de junio de 2014 (HealthDay News) -- El año escolar está por acabar, y muchos niños creen que les esperan dos meses de libertad. Pero una investigación reciente sugiere que quizá también obtengan otra cosa: peso no deseado.

Entre junio y agosto, muchos niños de EE. UU. acumulan peso de más, sobre todo si ya tenían sobrepeso, según una revisión de investigaciones anteriores liderada por la Universidad de Harvard.

"La mayoría de los estudios que observamos demostraban que, al menos en algunos niños, había un riesgo de aumento acelerado de peso durante los meses de verano", comentó la autora líder del estudio, Rebecca Franckle. "Y ese riesgo fue particularmente alto entre los que ya tenían sobrepeso, y también entre negros e hispanos".

Los investigadores no pueden calcular cuánto peso aumentan los niños en vacaciones "porque observamos estudios con diseños distintos y grupos de edades distintos, y por supuesto, se espera que los niños aumenten de peso a medida que crecen", señaló Franckle, estudiante doctoral y asistente de investigación del departamento de nutrición de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Harvard. "Se vuelve más una cuestión de una aceleración del aumento de peso más que del aumento de peso en sí".

Más de un tercio de los niños y adolescentes estadounidenses tienen sobrepeso o son obesos. Y hablando en general, la mayoría de los niños pasan aproximadamente la mitad del año fuera de la escuela, anotaron los autores del estudio.

El estudio aparece en línea el 12 de junio en la revista Preventing Chronic Disease de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Los investigadores analizaron los hallazgos de siete estudios que se enfocaron en la cuestión del aumento de peso en verano entre los niños de 5 a 17 años.

Los estudios, publicados entre 2005 y 2013, registraron las medidas de composición corporal antes y después de las vacaciones de verano de cada niño.

Al analizar las cifras, el equipo de la Harvard halló que seis de los siete estudios descubrieron evidencia clara de una tasa más rápida de aumento de peso entre al menos algunos niños durante los meses de verano, en comparación con el año escolar.

Esta dinámica fue particularmente notable entre los niños que ya habían llegado a la adolescencia, entre los negros e hispanos, y entre los que ya se habían enfrentado con el exceso de peso durante el año académico anterior.

"El patrón estacional es sin duda sorprendente", dijo Franckle. "Ahora la pregunta importante es por qué sucede esta aceleración en verano".

No hay una sola respuesta, planteó. Una explicación es que el ambiente escolar ejerce una influencia positiva que controla los aumentos malsanos. Si es así, anotó, "debemos observar qué sucede fuera de la escuela que provoca el patrón".

Los distintos estudios sugieren muchos motivos potenciales de las crecientes cinturas en verano. Es posible que los niños tengan más oportunidades de ser sedentarios o comer refrigerios durante el verano. O quizá tengan menos acceso a comidas saludables durante el verano, cuando las comidas escolares no están disponibles.

"¿Tienen menos oportunidades de ser activos al aire libre, quizá porque tienen menos parques seguros para jugar?", se preguntó Franckle.

"Definitivamente necesitamos más investigación para examinar estos patrones a fin de averiguar exactamente por qué está sucediendo", concluyó Franckle.

Una especialista dijo que los hallazgos resaltan la necesidad de programas de nutrición y actividad en verano orientados a los jóvenes que se enfrenten de forma directa al riesgo de obesidad.

"Es decepcionante que el progreso alcanzado durante el año escolar se pierda en verano para muchos de estos niños", comentó Lona Sandon, profesora asistente de nutrición clínica del Centro Médico de la Universidad de Texas Southwestern, en Dallas.

"Esto sugiere que la falta de estructura de la escuela, y quizás de las comidas regulares y la actividad programada durante los meses de verano, podría ser la causa del aumento de peso acelerado", planteó Sandon.

La prevención es esencial, añadió. "Una vez un niño o adolescente tiene sobrepeso o es obeso, volver a un peso normal resulta difícil", explicó.

Al identificar momentos en las vidas de los niños que aumentan su riesgo de adquirir sobrepeso "entonces podemos identificar soluciones que ayuden a prevenir el aumento de peso innecesario en ese periodo", enfatizó Sandon.

Más información

Para más información sobre la obesidad infantil, visite la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTES: Rebecca Franckle, M.P.H., doctoral student and research assistant, department of nutrition, Harvard School of Public Health, Boston; Lona Sandon, R.D., assistant professor, clinical nutrition, University of Texas Southwestern Medical Center at Dallas; June 12, 2014, Preventing Chronic Disease, online

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.