Los adolescentes delincuentes tienen más probabilidades de fallecer de forma violenta en la edad adulta, según un estudio

Se enfrentaban a una tasa de mortalidad de casi el doble que la de los soldados que estuvieron en Irak y Afganistán, informan unos investigadores

LUNES, 16 de junio de 2014 (HealthDay News) -- Los jóvenes delincuentes se enfrentan a un riesgo significativamente mayor que muerte violenta cuando son adultos, según un nuevo estudio.

Su tasa de mortalidad por violencia era casi el doble que la de los soldados estadounidenses que combatieron en Irak y Afganistán, según los investigadores.

Entre estos adolescentes delincuentes, las chicas y los hispanos son los que más probabilidades tienen de morir de forma violenta cuando llegan a la edad adulta, hallaron los investigadores.

La tasa de muerte violenta de las adolescentes delincuentes fue casi cinco veces más alta que la de las mujeres de la población en general. Para los varones, la tasa de muerte violenta de los delincuentes era casi tres veces más alta que la de los varones de la población general. Las tasas de mujeres y varones hispanos delincuentes eran 9 y 5 veces más altas, respectivamente, que las de la población general, reveló el estudio.

El abuso de alcohol, la venta de drogas y la participación en bandas de los adolescentes eran los tres factores de riesgo que servían para predecir una muerte violenta para cuando se tenían 34 años, según el estudio publicado en línea el 16 de junio y en la edición impresa de julio de la revista Pediatrics.

"Nuestros hallazgos son impactantes", afirmó en un comunicado de prensa de la Universidad de Northwestern la autora del estudio, Linda Teplin, profesora de psiquiatría y ciencias conductuales de la Facultad de Medicina Feinberg de la universidad. "Las tasas de mortalidad de nuestra muestra de jóvenes delincuentes, de 15 a 19 años de edad, es casi el doble de la de los militares que combatieron en las guerras de Irak y Afganistán", comentó.

"La muerte violenta prematura es una disparidad de la salud", añadió Teplin. "Los jóvenes que son arrestados son de forma desproporcionada pobres y proceden de forma desproporcionada de minorías raciales y étnicas. Debemos abordar las muertes prematuras por violencia en la misma medida que cualquier otra disparidad de la salud".

El estudio contó con más de 1,800 jóvenes, de 10 a 18 años, detenidos en el Centro de Detención Juvenil Temporal del Condado de Cook, en Chicago, entre 1995 y 1998. Los participantes del estudio fueron entrevistados y más tarde se les dio un seguimiento durante hasta 16 años.

De los 111 participantes que fallecieron durante el periodo de seguimiento, el 68 por ciento fueron asesinados y el 91 por ciento de esos asesinatos se cometieron con un arma de fuego, mostraron los hallazgos. Los negros tenían 4.5 veces más probabilidades de ser asesinados que los blancos.

Muchos jóvenes que cometen crímenes tienen trastornos psiquiátricos sin tratar, según Teplin. Por ejemplo, quizá tomen drogas para medicarse por su cuenta para la depresión, y entonces venden drogas para poder permitírselas, explicó.

"La prevención es la clave. Tenemos que reducir las probabilidades de que los jóvenes se conviertan en delincuentes. Y, si son arrestados y detenidos, necesitamos intervenciones para reducir la violencia. De lo contrario, los perpetradores a menudo acaban siendo víctimas", dijo Teplin.

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. ofrece más información sobre la salud mental de los adolescentes.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTE: Northwestern University, news release, June 16, 2014

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.