Relacionan las alergias y el asma con el TDAH, según un estudio

Las tres afecciones están en aumento, pero no está claro si el riesgo de TDAH está afectado por las demás

Por Serena Gordon
Reportera de Healthday

JUEVES, 22 de agosto (HealthDay News) -- Los chicos a los que se diagnostica un trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) son más propensos a tener asma, alergias e infecciones de la piel que los jóvenes que no tienen el TDAH, según un nuevo estudio, lo que sugiere la posibilidad de la existencia de un vínculo entre estas afecciones.

Los chicos del estudio a los que se les diagnosticó recientemente un TDAH tenían un 40 por ciento más de probabilidades de tener asma, un 50 por ciento más de probabilidades de que les recetaran un medicamento para la alergia y un 50 por ciento más de probabilidades de tener una infección bacteriana de la piel que los otros chicos.

"Nuestro estudio proporciona una evidencia adicional que respalda la hipótesis de que los trastornos atópicos, como el asma y las alergias a los alimentos, aumentan el riesgo de contraer el TDAH", escribieron los autores, y añadieron que es necesario que se investigue más a fin de determinar cómo podrían estar conectadas estas afecciones.

Los resultados aparecen en la edición de agosto de la revista Annals of Allergy, Asthma & Immunology.

El TDAH, una enfermedad de salud mental crónica que incluye la dificultad de prestar atención, la hiperactividad y la impulsividad, afecta a hasta el 9 por ciento de los niños estadounidenses, según la información de respaldo con la que contó el estudio realizado por Eelko Hak, de la Universidad de Groninga, y sus colaboradores en los Países Bajos y Boston.

El aumento de los casos de TDAH se ha producido en paralelo con un aumento de las enfermedades alérgicas (también llamadas atópicas), como el asma y las alergias, informaron los investigadores. También comentaron que los factores de riesgo, como los alimentos que causan una reacción alérgica, podrían desencadenar los síntomas tanto del TDAH como del asma alérgico.

Para tener una mejor idea de si hay realmente una asociación o no entre estas afecciones, los investigadores usaron los datos de un estudio de gran tamaño del Reino Unido. En esa base de datos, los investigadores hallaron a casi 900 chicos a los que se diagnosticó por primera vez de TDAH y a los que se recetaron medicamentos para la enfermedad entre 1996 y 2006. Todos los chicos tenían entre 4 y 14 años de edad cuando les diagnosticaron la primera vez.

Los investigadores compararon a los niños con TDAH con aproximadamente 3,500 niños sin la afección.

Después de ajustar los datos de modo que tuvieran en cuenta la edad, un peso bajo al nacer y un nacimiento prematuro, descubrieron relaciones significativas entre el diagnóstico del TDAH y un historial de asma, impétigo o una receta de antihistamínicos (medicamentos para las alergias).

También hallaron asociaciones más débiles entre el TDAH y la intolerancia a la leche de vaca, y a las recetas de corticosteroides orales o tópicos, medicamentos antibacterianos o antifúngicos.

La teoría de los autores es que los vínculos que hallaron podrían estar relacionados con la alergia a los alimentos. No obstante, este estudio no intentó demostrar una relación de causalidad, de modo que la razón exacta detrás de la asociación sigue siendo desconocida.

El Dr. Andrew Adesman, jefe de pediatría del desarrollo y conductual del Centro Médico Pediátrico Steven and Alexandra Cohen de Nueva York, señaló que otros estudios han observado la conexión entre el TDAH y las enfermedades alérgicas.

"La asociación parece ser real. Sigue sin saberse si fue antes el huevo o la gallina. El reto consiste en averiguar por qué están relacionados", indicó.

Por su parte, la Dra. Jennifer Appleyard, jefa de alergias e inmunología en el Hospital y Centro Médico St. John de Detroit, comentó que "este estudio es interesante, pero muy inicial. Sin duda alguna no han demostrado que exista causalidad".

Appleyard indicó que el impétigo y la intolerancia a la leche no se consideran normalmente enfermedades alérgicas. El impétigo es una infección bacteriana de la piel. Y la intolerancia a la leche no es lo mismo que alergia a la leche.

"También observaron las alergias alimentarias y no encontraron ninguna asociación. Tampoco encontraron ninguna asociación con la dermatitis atópica [eczema] y el impétigo no se correlaciona necesariamente con una reacción alérgica", indicó.

Según su opinión, la cuestión de fondo es que los padres no han de tener más temores a partir de este estudio. Añadió que los padres de niños con asma o alergias no deberían empezar a preocuparse por si sus hijos contraerán el TDAH, y sin lugar a dudas no deberían realizar ningún cambio en la medicación debido a este estudio.

"Parece que todas estas enfermedades han aumentado. Indaguemos más a fondo este vínculo, pero no hay ninguna necesidad de hacer ningún cambio ahora mismo", afirmó Appleyard.

Más información

Para más información sobre el trastorno por déficit de atención con hiperactividad, visite el Instituto Nacional de Salud Mental de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTES: Jennifer Appleyard, M.D., chief, allergy and immunology, St. John Hospital and Medical Center, Detroit; Andrew Adesman, M.D., chief, developmental and behavioral pediatrics, Steven and Alexandra Cohen Children's Medical Center of New York, New Hyde Park, N.Y.; August 2013 Annals of Allergy, Asthma & Immunology

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.