Un estudio halla que una prueba de sangre se muestra promisoria para la detección del cáncer

Una evaluación de los tumores malignos de pulmón y próstata en etapas tempranas no es 'perfecta', pero podría resultar útil, señalan profesionales clínicos

Por Randy Dotinga
Reportero de Healthday

MARTES, 15 de octubre (HealthDay News) -- Los investigadores afirman que han desarrollado una prueba sanguínea que puede detectar algunos casos de cáncer de pulmón y próstata en etapa temprana.

Aunque la prueba tiene una precisión limitada y solo un número reducido de personas la han utilizado, potencialmente podría proveer a los médicos con más información cuando sospechan que un paciente tiene un tumor.

"[Esta es] una herramienta más que los médicos pueden utilizar para ayudar a orientar las decisiones clínicas", aseguró el coautor del estudio, el Dr. Daniel Sessler, profesor y catedrático del departamento de investigación sobre resultados de la Clínica Cleveland. "También es potencialmente importante porque el único método diagnóstico rutinario actual para el cáncer de pulmón es un escáner de TC, que es costoso y requiere de una exposición a la radiación".

Los investigadores han pasado más de una década intentando desarrollar una prueba sanguínea para detectar el cáncer, comentó el Dr. Len Lichtenfeld, subdirector médico de la Sociedad Estadounidense del Cáncer (American Cancer Society). Las pruebas resultarían particularmente útiles si detectaran el cáncer en sus primeras etapas, cuando el tratamiento tiene la mayor efectividad. Algunos científicos sueñan con una prueba que las personas puedan tomar en casa usando unas gotitas de sangre obtenidas al pincharse el dedo, planteó.

La prueba del antígeno prostático específico o APE puede detectar señales de cáncer de próstata, pero su utilidad es tema de mucho debate porque a veces resulta poco preciso, llevando a un tratamiento innecesario. Una prueba sanguínea como la desarrollada para este estudio podría ser una adición útil a las pruebas exploratorias para el cáncer de próstata, apuntaron los investigadores.

Por ahora, los estudios sobre las pruebas para el cáncer continúan, dijo Lichtenfeld, pero sigue siendo difícil desarrollarlas porque las señales del cáncer en la sangre pueden ser minúsculas. "Nos acercamos a la posibilidad pero aún no lo logramos", lamentó.

En el nuevo estudio, que Lichtenfeld describió como una investigación "muy temprana", los autores examinaron muestras de sangre de 95 pacientes de cáncer y las compararon con las muestras de personas sanas. También examinaron muestras de sangre de 24 pacientes antes y después de someterse a una cirugía para el cáncer de pulmón.

Los investigadores hallaron que los pacientes de cáncer tenían un nivel hasta seis veces mayor de ácidos grasos libres en suero y sus metabolitos (que se producen durante el metabolismo) que los participantes sin cáncer. Además, en un plazo de un día tras la cirugía del cáncer de pulmón, los niveles de ácidos grasos se redujeron entre tres y diez veces.

Sessler señaló que los ácidos grasos son necesarios para el desarrollo de las células cancerosas, y algunos cánceres los liberan.

El estudio fue presentado el martes en la reunión anual de la Sociedad Americana de Anestesiólogos (American Society of Anesthesiologists), en San Francisco.

¿Qué tan efectiva es la prueba misma? Sessler apuntó que identifica correctamente a los pacientes de cáncer el 70 por ciento de las veces, y a los pacientes sin cáncer el 70 por ciento de las veces.

"Por tanto está lejos de ser perfecta, pero podría proveer información para orientar a los médicos, sobre todo con los pacientes en un riesgo alto", aseguró.

Sessler dijo que los resultados podrían ayudar a los médicos a determinar qué hacer sobre un nódulo de aspecto sospechoso. "Y podría ayudar a evaluar la respuesta a la cirugía y si el cáncer ha vuelto o no", planteó.

"Como todas las pruebas, habrá tanto falsos positivos como falsos negativos", apuntó Sessler. "Será necesario usarla en los pacientes adecuados e interpretar los resultados en contexto con otros datos clínicos".

¿Y qué pasa con el costo? "A la prueba le falta mucho para ser comercial, así que aún no se puede determinar el costo", comentó Sessler.

El próximo paso para los investigadores es rastrear los resultados de la prueba sanguínea tras la cirugía para ver si detecta recurrencias del cáncer.

Los datos y conclusiones presentados en reuniones normalmente son considerados como preliminares hasta que se publiquen en una revista médica revisada por profesionales.

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. ofrece más información sobre el cáncer.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTES: Daniel Sessler, M.D., professor and chairman, department of outcomes research, Cleveland Clinic; Len Lichtenfeld, M.D., deputy chief medical officer, American Cancer Society, Atlanta; Oct. 15, 2013, presentation, American Society of Anesthesiologists, annual meeting, San Francisco

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.