(FUENTES: Shlomo Mandel, M.D., director, back disorders, Henry Ford Health System, Detroit; Andrew Schoenfeld, M.D., William Beaumont Army Medical Center, El Paso, Texas; June 5, 2013, Journal of Bone and Joint Surgery)

Relacionan las inyecciones de esteroides para el dolor de espalda con un riesgo de fracturas de la columna vertebral- healthfinder.gov

Skip Navigation

Relacionan las inyecciones de esteroides para el dolor de espalda con un riesgo de fracturas de la columna vertebral

Un estudio de adultos mayores no prueba que los esteroides tengan la culpa, pero los expertos recomiendan tener cuidado

Por Amy Norton
Reportera de Healthday

VIERNES, 14 de junio (HealthDay News) -- Los adultos mayores que reciben inyecciones de esteroides para aliviar el dolor de espalda baja y de piernas podrían tener más probabilidades de sufrir una fractura de la columna, sugiere un estudio reciente.

Sin embargo, no está claro si el tratamiento tiene la culpa, según los expertos. Pero dijeron que los hallazgos, que aparecen en la edición del 5 de junio de la revista Journal of Bone and Joint Surgery, sugieren que los pacientes mayores con una densidad ósea baja deberían tener cuidado con las inyecciones de esteroides.

El tratamiento conlleva la inyección de esteroides antiinflamatorios en el área de la columna donde se está comprimiendo un nervio. La fuente de esa compresión podría ser una hernia discal, por ejemplo, o la estenosis espinal, una afección que es común en los adultos mayores, en que los espacios abiertos en la columna vertebral se estrechan gradualmente.

Las inyecciones de esteroides pueden brindar un alivio temporal del dolor, pero se sabe que los esteroides en general pueden provocar que la densidad ósea se reduzca con el tiempo. Y un estudio reciente halló que las mujeres mayores que recibían esteroides para el dolor relacionado con la columna mostraban un ritmo más rápido de pérdida ósea que otras mujeres de la misma edad.

Los nuevos hallazgos van un paso más allá al mostrar un aumento en el riesgo de fractura entre los pacientes que toman esteroides, afirmó el Dr. Shlomo Mandel, investigador principal de ambos estudios.

Aún así, el estudio, que se basó en expedientes médicos, tuvo "muchas limitaciones", apuntó.

"Quiero tener cuidado y no implicar que las personas no deben recibir estas inyecciones", aclaró Mandel, ortopeda del Sistema de Salud Henry Ford, en Detroit.

Los hallazgos se basan en los expedientes médicos de 3,000 pacientes del Henry Ford que recibieron inyecciones de esteroides para el dolor relacionado con la columna, y 3,000 más que recibieron otros tratamientos. En promedio, los participantes tenían 66 años de edad.

En total, unos 150 pacientes fueron diagnosticados con una fractura de la columna posteriormente, apuntó Mandel. Las fracturas vertebrales son fisuras en los huesos pequeños de la columna, y en un adulto mayor con una masa ósea baja pueden suceder sin ningún trauma importante.

En promedio, el equipo de Mandel halló que los pacientes que recibían esteroides estaban en mayor riesgo de fracturas de la columna, y el riesgo aumentaba un 21 por ciento con cada ronda de inyecciones.

Los hallazgos no prueban que las inyecciones en sí provocaran las fracturas, dijo el Dr. Andrew Schoenfeld, quien escribió un comentario que fue publicado junto con el estudio.

Pero los resultados plantean un riesgo potencial importante que debe ser sopesado contra los beneficios. "Esto trae a la luz algo que debe formar parte de la conversación entre médicos y pacientes", aseguró Schoenfeld, que trabaja en el Centro Médico William Beaumont del Ejército, en El Paso, Texas.

Sin embargo, advirtió que los hallazgos podrían aplicarse solo a ciertos pacientes, por ejemplo a los adultos mayores con una masa ósea que se reduce. "No sabemos si esto aplicaría a las personas mayores con una masa ósea normal", dijo Schoenfeld.

Para complicar el asunto, las inyecciones de esteroides parecen ser beneficiosas solo para ciertos tipos de dolor relacionado con la columna. La "mejor evidencia médica" de que funcionan se ve en los casos de dolor de piernas provocado por una hernia discal que comprime un nervio, comentó Schoenfeld.

Las hernias discales son una fuente común de dolor entre las personas más jóvenes. "Si una persona tiene 35 años y una hernia discal, esos hallazgos en realidad no se aplican en lo absoluto", afirmó Schoenfeld.

En cuanto a la estenosis espinal, la fuente más común de problemas entre los adultos mayores, las inyecciones de esteroides pueden ayudar con el dolor y con los calambres de las piernas. Pero hay "muy poca" evidencia de que las inyecciones alivien el dolor que se concentra en la espalda baja, señaló Schoenfeld.

Si ese es el problema principal en un adulto mayor, el efecto secundario potencial de una fractura de la columna podría superar a las bajas probabilidades de un beneficio.

Últimamente, los esteroides epidurales están ganando una reputación negativa. Las autoridades de EE. UU. investigan actualmente un letal brote de meningitis fúngica relacionado con los esteroides epidurales producidos por una farmacia de Massachusetts. Y un estudio publicado en marzo halló que las inyecciones de esteroides eran menos efectivas en el alivio del dolor de espalda que la cirugía y otros tratamientos.

Pero tanto Schoenfeld como Mandel dijeron que la terapia sigue teniendo un rol en el tratamiento de ciertos dolores relacionados con la columna. Señalaron que los pacientes mayores que ya han obtenido alivio del dolor de piernas con las inyecciones de esteroides quizás deseen seguir recibiéndolas. Pero deben al menos estar al tanto del riesgo potencial de fracturas.

Si deciden continuar el tratamiento, Mandel aconsejó que hablen con el médico sobre formas de conservar la masa ósea, como los complementos de calcio y vitamina D.

"Ha varias opciones más para la estenosis espinal", apuntó Schoenfeld. Normalmente, los médicos comenzarían con algo conservador, como la fisioterapia o medicamentos como los antiinflamatorios no esteroides o fármacos que se dirigen al dolor nervioso, como la gabapentina (Neurontin) y la pregabalina (Lyrica).

Las inyecciones de esteroides estarían en el punto medio para los pacientes que no responden a esos tratamientos pero que desean postergar la cirugía, dijo Schoenfeld. La cirugía para aliviar la presión sobre los nervios con frecuencia tiene éxito, aseguró Schoenfeld, aunque alguien que sufra de estenosis espinal podría luego desarrollar el estrechamiento en otra área de la columna.

Más información

Para más información sobre la estenosis espinal, visite el Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite noticias de la salud de healthfinder.gov.