(FUENTES: Theresa Fossum, D.V.M., M.S., Ph.D., the Tom and Joan Read Chair in Veterinary Surgery at Texas A&M University, College Station, Texas, and founder, National Veterinary Cancer Registry; Peter Rabinowitz, M.D., M.P.H., associate professor of medicine, Yale School of Medicine, and director, Yale Human Animal Medicine Project, New Haven, Conn.)

Las mascotas que se enfrentan al cáncer también pueden inscribirse en un ensayo clínico- healthfinder.gov

Skip Navigation

Las mascotas que se enfrentan al cáncer también pueden inscribirse en un ensayo clínico

Los veterinarios y los médicos afirman que un nuevo sistema podría acelerar el descubrimiento de fármacos para perros, gatos y humanos

Por Barbara Bronson Gray
Reportero de Healthday

JUEVES, 13 de junio (HealthDay News) -- Si se entera de que un familiar querido de un amigo se ha inscrito en un ensayo clínico para un tratamiento contra el cáncer, no dé por sentado que el paciente es humano.

El cáncer es la principal causa de muerte entre los perros y los gatos mayores, y los ensayos clínicos con frecuencia ofrecen la esperanza de que se desarrollen medicamentos efectivos, tanto para los humanos como para sus amigos de cuatro patas, afirman los expertos en el cáncer.

El nuevo Registro Nacional de Cáncer Veterinario, inaugurado el mes pasado por un equipo nacional de oncólogos de animales y humanos, dirigirá a los dueños de mascotas a ensayos clínicos que podrían beneficiar a sus queridos compañeros y acelerar el desarrollo de terapias que salven las vidas de los humanos.

"Podremos reducir el costo y recortar el tiempo que conlleva descubrir fármacos", aseguró la fundadora del registro, la Dra. Theresa Fossum, profesora de cirugía del colegio de medicina veterinaria de la Universidad de Texas A&M.

Dado que tantas enfermedades parecidas afectan a las personas y a sus animales, los veterinarios y los médicos afirman que se puede aprender mucho sobre cómo los tratamientos funcionan en los gatos y en los perros.

El proceso de evaluación de medicamentos podría acelerarse por un simple hecho: los perros envejecen varias veces más rápidamente que los humanos, y sus cánceres también avanzan con mayor rapidez. Además, muchos cánceres caninos y felinos (como el sarcoma, el linfoma no Hodgkin, la leucemia, el mesotelioma y los cánceres de hueso, ovario, riñón, uterino y orales) son prácticamente los mismos cánceres de los que sufren los humanos.

Unos expertos que no tienen que ver con el registro afirmaron que el concepto de la base de datos parece promisorio.

"Estos ensayos clínicos podrían parecerse más al mundo real que a un experimento en el laboratorio", afirmó el Dr. Peter Rabinowitz, profesor asociado de medicina de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale, y director del Proyecto de Medicina Humana y Animal de la Yale, que estudia las conexiones clínicas entre la medicina humana y la animal.

Los perros con frecuencia son un modelo interesante para una mejor comprensión de los cánceres inducidos por el medioambiente, afirmó Rabinowitz. "El asbesto provoca cáncer en los humanos 35 años [tras la exposición], pero en un perro, provoca cáncer en cuatro a cinco años, así que podemos ver cómo se desarrollan los cánceres de forma más natural", afirmó.

Fossum comentó que siempre le ha molestado la forma lenta y torpe en que se evalúan los fármacos. "Si se trata de un medicamento contra el cáncer, ponen un tumor humano en un ratón... lo cual no predice muy bien cómo funcionarán los fármacos en las personas", señaló.

Luego, tras pruebas para ver si el medicamento podría ser tóxico para los humanos, el fármaco se reevalúa en ensayos clínicos humanos, que tardan más de una década. "Los medicamentos que salen ahora se comenzaron [a evaluar] hace 12 años", lamentó.

Evaluar los fármacos en las mascotas acelera el proceso, permitiendo a los investigadores determinar si un medicamento funciona antes de llevarlo a ensayos clínicos con humanos, aseguró Fossum. Con el consentimiento del dueño de una mascota, "podemos probar un nuevo fármaco que parece promisorio mucho antes", aseguró.

El concepto de una base de datos de cáncer para perros y gatos podría ampliarse para incluir otras enfermedades, como la diabetes. En EE. UU., unos 800,000 perros sufren de diabetes tipo 1, dijo Fossum. Otras afecciones que podrían aprovechar un registro veterinario incluyen los problemas endocrinos, neurológicos y cardiacos.

Unos 6 millones de perros y 6 millones de gatos en EE. UU. reciben un diagnóstico de cáncer cada año, según la Animal Cancer Foundation, de Norwalk, Connecticut. Si su perro o su gato es uno de ellos, puede registrar a su mascota en el Registro Nacional de Cáncer Veterinario.

El registro fue creado por un consorcio de oncólogos para animales y humanos, entre ellos especialistas del Sistema de Atención de Salud Baylor en Texas, el Grupo Oncológico Veterinario de Texas y la CARE Foundation, una organización de rescate de animales y de educación sobre la vida silvestre con sede en Florida.

Dado que el registro es nuevo, quizás pase cierto tiempo antes de que pueda ocurrir un emparejamiento efectivo de ensayos clínicos los animales y los desarrolladores de fármacos, apuntó Fossum.

Más información

Para más información sobre la conexión entre la salud animal y la humana, visite los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite noticias de la salud de healthfinder.gov.