(FUENTE: Weill Cornell Medical College, news release, June 20, 2013)

Los ataques del 11 de septiembre hicieron que 1 millón de estadounidenses volvieran a fumar- healthfinder.gov

Skip Navigation

Los ataques del 11 de septiembre hicieron que 1 millón de estadounidenses volvieran a fumar

Un estudio no halló un efecto similar con la bomba de Oklahoma City

MARTES, 25 de junio (HealthDay News) -- Un efecto oculto del terrorismo es que alrededor de un millón de ex fumadores de EE. UU. volvieron a fumar después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, halla un estudio reciente.

La investigación halló que el tabaquismo aumentó un 2.3 por ciento en todo el país tras los ataques del 11 de septiembre. Ese aumento se mantuvo hasta finales de 2003, cuando terminó el análisis de los datos de los investigadores.

El estudio también halló aumentos particularmente altos en los niveles de estrés tras el 11 de septiembre en las comunidades con unos porcentajes más altos de militares activos y de reserva, y entre las personas con un mayor nivel educativo. El aumento en los niveles del estrés explicó todo el aumento en el tabaquismo, dijeron investigadores del Colegio Médico Weill Cornell, en la ciudad de Nueva York.

"Este estudio provee el primer cálculo no sesgado de los efectos del estrés sobre el tabaquismo, y el hallazgo de que hubo un aumento tan grande en el tabaquismo en todo el país, aparentemente debido a un evento, es extraordinario y sorprendente", aseguró en un comunicado de prensa del colegio el autor del estudio, Michael Pesko, profesor del departamento de salud pública. "Ilumina un costo oculto del terrorismo".

Los hallazgos aparecen en la edición en línea del 20 de junio de la revista Contemporary Economic Policy.

"Realmente me sorprendió hallar que ex fumadores de todo el país retomaron el hábito", comentó Pesko. "Esperaba ver impacto solo en el área de la ciudad de Nueva York, o como mucho en el área de los tres estados".

Pesko calculó que el costo estimado para el gobierno del aumento en el tabaquismo tras el 11 de septiembre fue de entre 530 y 830 millones de dólares, y podría ser mayor si el tabaquismo persistió tras 2003. Los costos incluyen los gastos de Medicare y Medicaid, las pérdidas en la productividad asociadas con las enfermedades relacionadas con el tabaco y unos menores ingresos fiscales por la pérdida de trabajo.

Los hallazgos sugieren una potencial respuesta de salud pública para afrontar el estrés provocado por ataques terroristas o desastres futuros, dijo Pesko. Una idea sería ofrecer terapia de reemplazo de nicotina gratuita poco después del evento.

"Otras estrategia sería avisar a los profesionales de la atención de la salud para que hagan más revisiones de abuso de sustancia durante las citas médicas regulares tras unos ataques terroristas, o cualquier evento de ese tipo que probablemente estrese al país", comentó.

Pesko también observó las consecuencias de la bomba en Oklahoma City en 1995, pero no halló un aumento en el tabaquismo tras el ataque terrorista.

Más información

El Instituto Nacional de Salud Mental de EE. UU. tiene más información sobre el estrés.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite noticias de la salud de healthfinder.gov.