(FUENTES: Barbara Lee Peterlin, D.O., associate professor of neurology, and director, headache research, Johns Hopkins University School of Medicine, Baltimore; Gretchen Tietjen, M.D., professor of neurology, and director, headache treatment and research program, University of Toledo, Ohio; presentation, International Headache Congress (June 27 to 30), Boston)

La obesidad podría aumentar las probabilidades de migraña- healthfinder.gov

Skip Navigation

La obesidad podría aumentar las probabilidades de migraña

Un estudio halló que el riesgo de la dolorosa afección aumentaba junto con el peso corporal, sobre todo en las mujeres más jóvenes y en los blancos

Por Marijke Vroomen Durning
Reportero de Healthday

MIÉRCOLES, 26 de junio (HealthDay News) -- Las personas obesas podrían estar en mayor riesgo de migrañas episódicas, sugiere un estudio reciente.

Las migrañas se caracterizan por un dolor que late o pulsa en un área de la cabeza, según la Academia Americana de Neurología (American Academy of Neurology). Los síntomas pueden incluir náuseas, vómitos y sensibilidad a la luz y al sonido. Las migrañas afectan a más del diez por ciento de la población.

Las migrañas episódicas, el tipo más común, ocurren 14 días o menos al mes, mientras que las crónicas ocurren al menos 15 días al mes. Las migrañas episódicas de baja frecuencia son las que ocurren menos veces.

En el nuevo estudio de casi 3,700 adultos, los que tenían un índice de masa corporal (IMC, una medida de la grasa corporal determinada mediante la estatura y el peso) tenían muchas más probabilidades de sufrir de migrañas episódicas que los que tenían un IMC más bajo. Esto fue así sobre todo entre las mujeres, los blancos y las personas menores de 50 años. A medida que el IMC pasaba del peso normal al sobrepeso y la obesidad, lo mismo sucedió con la tasa de dolores de cabeza.

El estudio de sección cruzada no prueba que la obesidad provoque migrañas episódicas. Sin embargo, sí demuestra que las personas que son obesas están en un mayor riesgo de sufrir más migrañas, aunque sean de baja frecuencia, apuntó el autor líder, el Dr. B. Lee Peterlin, profesor asociado de neurología y director de investigación sobre el dolor de cabeza de la Facultad de Medicina de la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore.

El estudio será presentado esta semana en el Congrego Internacional del Dolor de Cabeza (Internacional Headache Congress), en Boston. Los datos y conclusiones deben ser considerados como preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

La Dra. Gretchen Tietjen, profesora de neurología y directora del programa de tratamiento e investigación sobre el dolor de cabeza de la Universidad de Toledo, en Ohio, dijo que halló que el estudio era interesante, dado que los estudios anteriores habían buscado conexiones entre la obesidad y las migrañas crónicas.

"Que los investigadores lograran mostrar una asociación entre la obesidad y la migraña episódica da más credibilidad a algunos de los estudios anteriores que hallaron algo similar", afirmó.

Sin embargo, apuntó que todavía no se sabe qué sucede primero, la obesidad o la migraña. Hay muchos escenarios posibles, dijo Tietjen. "Quizás la persona primero tuvo migrañas y luego comenzó a tomar medicamentos como la amitriptilina o el ácido valproico", planteó. "Esos medicamentos se asocian con el aumento de peso".

La conexión posible entre la obesidad y las migrañas se está debatiendo. Una teoría habla sobre las sustancias inflamatorias del tejido graso (adiposo) que se libera en el organismo, apuntó Tietjen.

Las mujeres premenopáusicas tienen más tejido adiposo en general que los hombres, y las mujeres tienen más tejido adiposo superficial y menos tejido adiposo profundo, comentó Peterlin. Pero tras la menopausia, el tejido adiposo es más similar entre ambos sexos.

El tejido adiposo secreta distintas proteínas inflamatorias según cuánto tejido hay y dónde está ubicado. Dado que las mujeres más jóvenes y las personas obesas tienen más tejido adiposo, esto podría explicar, al menos en parte, por qué contraen más dolores de cabeza.

Por otro lado, Peterlin también sugirió que una posible conexión podría relacionarse con el cerebro. "Datos anteriores de imágenes de pacientes de migrañas han mostrado activación en el hipotálamo, la parte del cerebro que controla el impulso de comer", dijo. Una alternativa es que quizás las personas que sufren de migraña podrían tener una mayor tendencia a conductas asociadas con el aumento de peso, como ser menos activas.

¿Conllevaría perder peso una reducción en la frecuencia de las migrañas? Aunque en general se anima a las personas obesas a perder peso, esto no necesariamente resultará en un alivio de las migrañas, advirtieron tanto Peterlin como Tietjen.

Al menos dos estudios pequeños han evaluado las migrañas en personas obesas que se sometieron a una cirugía bariátrica para perder peso, dijo Peterlin. Aunque esos estudios hallaron que algunos pacientes experimentaban menos dolores de cabeza, los estudios eran pequeños y se necesita más investigación para ver si esto es congruente.

Es posible que los cambios en el estilo de vida necesarios para perder peso reduzcan la frecuencia de las migrañas, en lugar de perder peso en sí, plantearon los expertos. Las personas que eliminan los alimentos procesados, las comidas ricas en calorías y el alcohol (que pueden ser desencadenantes de la migraña) podrían terminar experimentando menos dolores de cabeza.

Desafortunadamente, también podría ocurrir lo contrario si las personas que hacen dieta introducen nuevos alimentos que son desencadenantes de las migrañas. Por ejemplo, algunas personas podrían desarrollar migrañas cuando consumen ciertos sustitutos del azúcar. También hay datos limitados que sugieren que las personas con obesidad grave que hacen ejercicio podrían sufrir menos migrañas, dijo Peterlin.

"Nuestros datos e investigaciones anteriores sirven como un llamado para los investigadores en el campo del dolor de cabeza para que identifiquen opciones seguras y adecuadas de tratamiento para [las personas] obesas con migrañas episódicas de todas las clasificaciones, no solo las que califican para cirugía [para perder peso]", planteó.

Peterlin también sugirió que los médicos, además de ofrecer una educación sobre el estilo de vida a sus pacientes obesos con migrañas episódicas, tomen en cuenta el efecto sobre el aumento o la pérdida de peso que los fármacos para la migraña podrían tener sobre los pacientes.

Más información

Para más información sobre las migrañas, visite la Academia Americana de Neurología (American Academy of Neurology).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite noticias de la salud de healthfinder.gov.