(FUENTES: Gunther Meinlschmidt, Ph.D., division of clinical psychology and epidemiology, department of psychology, University of Basel, Switzerland; Alan Baptist, M.D., M.P.H., assistant professor, and director, asthma program, University of Michigan, Ann Arbor; September 2013, Pediatrics)

El asma de la madre durante el embarazo podría elevar los riesgos de salud de su hijo- healthfinder.gov

Skip Navigation

El asma de la madre durante el embarazo podría elevar los riesgos de salud de su hijo

Un gran estudio de mujeres danesas dio seguimiento a sus hijos hasta los 6 años de edad

Por Alan Mozes
Reportera de Healthday

LUNES, 5 de agosto (HealthDay News) -- Un nuevo estudio de gran tamaño de mujeres danesas relacionó el asma de la madre durante el embarazo con un mayor riesgo de contraer una amplia variedad de enfermedades infantiles entre sus hijos.

El hallazgo no tiene que ver con todas las mujeres que tienen antecedentes de asma, sino con aquellas que en realidad experimentaron un ataque de asma en el embarazo.

La observación podría llevar a una mayor vigilancia del estado del asma en el embarazo, y a un mayor esfuerzo por controlar mejor la afección, sugirieron los investigadores. También podría fomentar una vigilancia más estrecha de los niños nacidos de madres cuyos embarazos incluyeron brotes de asma.

"Había indicaciones previas de que el asma materno durante el embarazo se vinculaba con el desarrollo fetal y algunas enfermedades específicas en los hijos", apuntó el coautor del estudio, Gunther Meinlschmidt. "Sin embargo, nos sorprendió que el asma materno durante el embarazo parece relacionarse con un rango tan amplio de enfermedades distintas en los hijos".

Las enfermedades con un mayor riesgo incluyen infecciones y enfermedades parasitarias, complicaciones del sistema nervioso y respiratorio, y enfermedades del oído y de la piel.

Entre los riesgos "potencialmente" mayores para los hijos (que no se confirmaron en un análisis de seguimiento) se incluían enfermedades digestivas, trastornos endocrinos y metabólicos, y deformaciones.

Meinlschmidt, de la división de psicología y epidemiología clínicas del departamento de psicología de la Universidad de Basilea, en Suiza, y colegas, reportan sus observaciones en la edición de septiembre de la revista Pediatrics.

Para explorar el impacto del asma en el contexto del embarazo, los autores analizaron los datos recolectados en un estudio nacional danés que contó con poco menos de 67,000 madres que dieron a luz entre 1996 y 2002.

Alrededor de una cuarta parte eran fumadoras, la mayoría tenían una salud general mala y eran de clase media o relativamente ricas.

En general, poco más del 6 por ciento de las mujeres se habían enfrentado a un evento asmático en el embarazo, una cifra extraída de entrevistas con las madres que se llevaron a cabo tres veces durante y seis meses después del embarazo.

A su vez, se siguió a todos los niños, usando estadísticas del Registro Nacional Danés de Hospitales, para observar el inicio de una variedad de problemas médicos, hasta una edad promedio de seis años.

El resultado: el asma materno se asoció con un mayor riesgo de desarrollar una amplia variedad de enfermedades infantiles entre los recién nacidos. Sin embargo, aunque el estudio halló esta asociación, no probó causalidad.

¿Qué deben hacer las madres preocupadas?

"El asma tiene distintos tipos, causas y tratamientos", apuntó Meinlschmidt, "así que las madres deben discutir estrategias individuales para reducir el riesgo de asma con su médico general u otro proveedor de salud, considerando los beneficios y el riesgo del tratamiento del asma para la madre y para el niño".

El Dr. Alan Baptist, profesor asistente y director del programa de asma de la Universidad de Michigan, en Ann Arbor, Michigan, apuntó que los hallazgos del estudio "no le sorprendieron del todo".

"Concuerda mayormente con lo que opinamos ahora, que el asma descontrolado puede tener muchos efectos nocivos sobre el feto y el bebé. Pero es muy importante que se lleve a cabo esta investigación para poder clarificar el impacto a medida que los niños crecen", aseguró Baptist.

Continuó diciendo que "la moraleja es que es muy importante mantener el asma bien controlado durante el embarazo. Porque, de hecho, en alrededor de un tercio de las mujeres con asma la afección empeora en el embarazo".

Baptist, que no participó en el nuevo estudio, apuntó que hay que alcanzar un equilibrio entre evitar los efectos del asma en la madre y proteger al niño no nacido.

"Siempre es aconsejable evitar los medicamentos cuando sea posible durante el embarazo, debido al potencial de afectar al feto", reconoció. "Pero se ha demostrado una y otra vez que tener un asma descontrolado es mucho peor que cualquier efecto secundario potencial de los fármacos", señaló Baptist.

"También quiero enfatizar la importancia de la atención de seguimiento regular para las mujeres con asma", dijo. "Eso conlleva visitar al gineco-obstetra o a un especialista en asma como mínimo una vez al mes".

Más información

Para más información sobre el asma y el embarazo, visite los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite noticias de la salud de healthfinder.gov.