(FUENTES: Aug. 6, 2013, press conference with Tom Frieden, M.D., M.P.H., director, U.S. Centers for Disease Control and Prevention; Aug. 6, 2013, report, Vital Signs: Obesity Among Low-Income, Preschool-Aged Children -- United States, 2008-2011; David Katz, M.D., M.P.H., director, Yale University Prevention Research Center, New Haven, Conn.; James Marks, M.D., senior vice president, director, health group, Robert Wood Johnson Foundation)

Las tasas de obesidad infantil se reducen ligeramente, según los CDC- healthfinder.gov

Skip Navigation

Las tasas de obesidad infantil se reducen ligeramente, según los CDC

Un informe del gobierno de EE. UU. halla buenas noticias en una batalla crítica

Por Steven Reinberg
Reportera de Healthday

MARTES, 6 de agosto (HealthDay News) -- El martes, hubo una señal pequeña pero indudable de que todavía se puede conseguir la victoria en la guerra contra la obesidad infantil. Un nuevo informe del gobierno halló que las tasas de obesidad entre los niños en edad preescolar de bajos ingresos han declinado ligeramente en al menos 19 estados.

Tras décadas de aumento, el informe de los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) de EE. UU. halló que Florida, Georgia, Missouri, Nueva Jersey, Dakota del Sur y las Islas Vírgenes de EE. UU. experimentaron una reducción de al menos un 1 por ciento en la tasa de obesidad entre 2008 y 2011. Las tasas de 20 estados y Puerto Rico se han mantenido constantes, mientras que las tasas aumentaron ligeramente en tres estados más: Colorado, Pensilvania y Tennessee.

"Por primera vez en una generación, vemos a la obesidad ir en la dirección correcta entre los niños de dos a cuatro años, y lo vemos suceder por todo el país", comentó en una conferencia de prensa al mediodía el director de los CDC, el Dr. Tom Frieden.

"Es alentador, pero falta un largo recorrido", añadió. "Esperamos que esto sea el inicio de una tendencia para volver hacia el equilibrio".

Frieden le dio el crédito de la tendencia a esfuerzos como el programa "Let's Move" de la primera dama Michelle Obama, y a unas mejores políticas en el programa gubernamental de Mujeres, Bebés y Niños (WIC, por su sigla en inglés), además de aumentos en la lactancia materna, el reconocimiento de que los niños tienen que ser activos y comer unas dietas más sanas al reducir cosas como los jugos y aumentar el consumo de frutas y verduras enteras, y también a una reducción en el tiempo que pasan frente a la televisión y las computadoras.

"El anuncio de hoy reafirma mi creencia de que, juntos, estamos realmente consiguiendo cambios al ayudar a los niños de todo el país a comenzar la vida de forma más saludable", aseguró Michelle Obama en un comunicado de prensa de los CDC.

Añadió que "sabemos lo esencial que resulta guiar a nuestros niños más pequeños en un camino hacia toda una vida de alimentación sana y actividad física, y los más de 10,000 programas de guarderías que están participando en la iniciativa 'Let's Move! Child Care' están realizando un trabajo vitalmente importante en esa área. Pero aunque este anuncio refleja un adelanto importante, también sabemos que todavía falta muchísimo trabajo que hacer para respaldar uno futuro sano para todos nuestros niños".

Investigaciones anteriores hallaron que alrededor de uno de cada ocho niños en edad preescolar es obeso, lamentó Frieden. Además, los niños "tienen cinco veces más probabilidades de tener sobrepeso o ser obesos en la adultez si tienen sobrepeso o son obesos entre los tres y los cinco años de edad", señaló.

Para el informe, que cubrió a 40 estados (pero no a Texas), al Distrito de Columbia, a las Islas Vírgenes de EE. UU. y a Puerto Rico, los investigadores de los CDC observaron el peso y la estatura de casi doce millones de niños entre los dos y los cuatro años de edad que participaron en programas de nutrición materna e infantil con fondos federales.

"La obesidad infantil empeoró en la última generación mucho más rápido de lo que nadie anticipó", apuntó Frieden. "Ha sucedido sin cambios en la genética, así que claramente es resultado de cambios en el ambiente, y podemos volverlo a cambiar mediante más cambios en el ambiente".

Para revertir la epidemia de obesidad, lo primero que hay que hacer es lograr que los niños coman mejor y sean más activos, aseguró Frieden.

Para ayudar a reducir la obesidad infantil, los CDC recomiendan cambios que:

  • Faciliten que las familias compren alimentos y bebidas saludables y asequibles.
  • Provean agua potable segura y gratuita en los parques, las áreas de recreo, las guarderías y las escuelas.
  • Ayuden a las escuelas a proveer áreas seguras de juego al abrir gimnasios, parques y campos deportivos antes y después de la escuela, en los fines de semana y los veranos.
  • Ayuden a los cuidadores de niños a adoptar formas de mejorar la nutrición y la actividad física, y de limitar el tiempo que pasan frente a la computadora y a la televisión.
  • Creen asociaciones con los líderes cívicos, los cuidadores de niños y otros para realizar cambios que fomenten una alimentación sana y una vida activa.

El Dr. James Marks, vicepresidente principal y director del Grupo de Salud de la Robert Wood Johnson Foundation, afirmó que el informe contiene noticias particularmente buenas porque muestra un avance entre las poblaciones que están en el mayor riesgo de obesidad.

"Esas señales de progreso ponen algo muy en claro: podemos revertir la epidemia de obesidad infantil. No se trata de una fuerza imparable", enfatizó Marks. "Cualquier comunidad o estado que realice cambios saludables puede conseguir el éxito. Sin embargo, ningún cambio singular es suficientemente potente por sí mismo. Los lugares donde se ha logrado el éxito han utilizado un método sostenido e integral".

El Dr. David Katz, director del Centro de Investigación en Prevención de la Universidad de Yale, afirmó que "las noticias sobre la obesidad han sido malas durante demasiado tiempo".

"En los últimos años, por fin ha habido vislumbres de esperanza, indicaciones de que las tasas de obesidad están alcanzando su punto máximo o incluso se están reduciendo ligeramente para algunas personas, en algunos lugares", apuntó.

"Pero claro, también está la otra mitad del vaso", añadió Katz.

"Las tasas de obesidad no se redujeron en los otros 24 estados incluidos en el análisis, a pesar de una concienciación general del problema y unos mayores esfuerzos por abordarlo. Y también sabemos que las tasas de obesidad grave continúan en aumento, lo que sugiere que las medidas de nuestro éxito quizás deban abordar no solo cuántas personas tienen sobrepeso, sino qué tanto sobrepeso tienen esas personas", planteó.

Más información

Para más información sobre la obesidad infantil, visite los CDC.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite noticias de la salud de healthfinder.gov.