(FUENTES: Mary Helen Black, Ph.D., department of research and evaluation, Kaiser Permanente Southern California; Jacqueline Eghrari-Sabet, M.D., allergy and asthma specialist, Gaithersburg, Md., and fellow, American Academy of Allergy, Asthma & Immunology; Aug. 7, 2013, American Journal of Epidemiology)

Los niños obesos tienen una mayor probabilidad de padecer de asma y con peores síntomas- healthfinder.gov

Skip Navigation

Los niños obesos tienen una mayor probabilidad de padecer de asma y con peores síntomas

Un estudio analizó los expedientes médicos de más de 600,000 niños

Por Dennis Thompson
Reportera de Healthday

MIÉRCOLES, 7 de agosto (HealthDay News) -- Los niños con sobrepeso y obesidad son más propensos a sufrir de asma que los niños con un peso normal, según una nueva revisión de más de 623,000 niños.

Los investigadores descubrieron que los niños con un peso mayor del normal tienen entre 1.16 y 1.37 veces más probabilidades de contraer asma que los niños con un peso normal, y el riesgo aumenta conforme se incrementa su índice de masa corporal (una medida de la grasa corporal que tiene en cuenta la estatura y el peso).

Los niños obesos también experimentan episodios más frecuentes y más graves de asma, por lo que requieren de más atención médica y terapias con medicamentos, descubrió el estudio publicado en la edición del 7 de agosto de la revista American Journal of Epidemiology.

Por ejemplo, los niños con más peso necesitaron acudir más veces al médico para el tratamiento del asma y tuvieron que usar inhaladores más a menudo para volver a respirar con normalidad.

Se sospecha que la inflamación provocada por la grasa corporal es un factor del aumento del riesgo de asma en los niños, afirmó la autora principal del estudio, Mary Helen Black, del departamento de investigación y evaluación de Kaiser Permanente en el sur de California.

El aumento del peso también podría afectar a la gravedad del asma a medida que un niño tiene más peso adicional en el pecho, indicó Black.

"Los jóvenes con sobrepeso y obesidad tienen más síntomas percibidos de asma", señaló. "Cuando tienen dificultades para respirar, en ellos parece algo más grave que en los niños con un peso normal". Esto podría deberse al peso adicional que les constriñe la respiración.

El asma es la enfermedad crónica infantil más habitual en Estados Unidos, y afecta a uno de cada 10 niños, según la información de respaldo con la que contó el estudio.

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores examinaron los expedientes electrónicos de salud que posee Kaiser Permanente de 623,358 niños y los clasificaron entre peso normal hasta extremamente obesos en función de su estatura y su peso.

El vínculo entre el asma y la obesidad fue particularmente fuerte en las chicas de 6 a 10 años de edad con una obesidad entre moderada y extrema, las cuales tenían un riesgo de asma entre 1.36 y 1.56 veces más alto que las chicas con un peso normal de su misma edad.

Los niños asiáticos de las Islas del Pacífico con obesidad de moderada a extrema también se vieron afectados de manera inusual, con un aumento en el riesgo de asma entre 1.41 y 1.67 veces más alto, hallaron los investigadores.

El nuevo estudio confirma una relación de sentido común entre los efectos de la obesidad y las causas del asma, afirmó la Dra. Jacqueline Eghrari-Sabet, especialista en alergias y asmas en Gaithersburg, Maryland, y miembro de la Academia Americana de Alergias, Asma e Inmunología (American Academy of Allergy, Asthma & Immunology). Eghrari-Sabet no participó en el estudio.

"Lo cierto es que esto se podría averiguar con solo pensar un poco sobre el asunto", afirmó Eghrari-Sabet. "La grasa es una gran reserva de toxinas. Las toxinas pueden causar inflamación, por supuesto. Y en este punto se puede decir: ¿Qué esperaba usted?".

Eghrari-Sabet comentó que la respuesta inflamatoria provocada por la obesidad ya se ha relacionado con otras afecciones crónicas, como las enfermedades cardiacas.

"Si exploráramos un poco más profundamente esta idea, ¿son las mismas enfermedades cardiacas que se observan en los adultos? Esto haría que se tomara el asma en las personas jóvenes mucho más seriamente, porque el problema es que muchas personas no se toman el asma en serio", afirmó. "Si se dice que el asma está vinculado a las enfermedades cardiacas, se trataría el asma del niño mucho más rápidamente".

Black, la autora del estudio, afirmó que los médicos y las familias deberían monitorizar de cerca a los niños con sobrepeso y obesidad en busca de señales de asma.

"Si ya tienen asma, los padres deberían pensar en el régimen de la medicación y hacer todo lo que puedan para evitar que se produzcan exacerbaciones [ataques] de algunos de estos síntomas, al saber que los niños obesos son más propensos a sufrir esas exacerbaciones", comentó Black.

Más información

La Academia Americana de Alergias, Asma e Inmunología ofrece más información sobre el asma infantil.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite noticias de la salud de healthfinder.gov.