(FUENTES: Debbie Saslow, Ph.D., director, breast and gynecologic cancer, American Cancer Society, Atlanta; Cassie Connerty, P.A., High-Risk Breast Clinic, Scott & White Hospital, Round Rock, Texas; Harris Interactive/HealthDay poll, July 16-18, 2013)

Más mujeres consideran tomar una prueba genética después de que Angelina Jolie reveló su mastectomía- healthfinder.gov

Skip Navigation

Más mujeres consideran tomar una prueba genética después de que Angelina Jolie reveló su mastectomía

Alrededor de seis millones de mujeres de todo el país afirman que es muy probable que consulten al médico, halla una encuesta de Harris Interactive/HealthDay

Por Amy Norton
Reportero de Healthday

MIÉRCOLES, 14 de agosto (HealthDay News) -- Tras enterarse de la doble mastectomía de Angelina Jolie, una estrella del cine, un creciente número de mujeres de EE. UU. afirman ahora que quizás les pregunten a sus médicos si la misma medida preventiva es adecuada para ellas, según una nueva encuesta de Harris Interactive/HealthDay.

La encuesta de casi 1,100 mujeres de EE. UU., llevada a cabo a mediados de julio, halló que casi todas las mujeres (el 86 por ciento) se habían enterado de la doble mastectomía de Jolie. Y el 5 por ciento de esas mujeres dijeron que buscarían consejo médico sobre una mastectomía preventiva o la extirpación de los ovarios gracias a la decisión de Jolie.

Quizás ese porcentaje parezca pequeño, pero se traduce a unos seis millones de mujeres en todo el país, anotó el presidente de Harris Poll, Humphrey Taylor.

"La encuesta halla que la noticia sobre la doble mastectomía de Angelina Jolie ha tenido un impacto sobre muchas mujeres estadounidenses", apuntó Taylor.

En mayo, Jolie anunció que se había sometido a una mastectomía doble, y que también planificaba la extirpación de sus ovarios, tras enterarse de que portaba una mutación genética vinculada con los cánceres de mama y de ovario.

Jolie, que tiene 38 años de edad, porta una mutación en un gen conocido como BRCA1. Según la Sociedad Estadounidense del Cáncer (American Cancer Society), los defectos en ese gen y en otro, llamado BRCA2, aumentan sustancialmente el riesgo de por vida de una mujer de contraer cáncer de mama y de ovario, a alrededor de un 60 por ciento de probabilidades de contraer cáncer de mama y a un riesgo de entre el 15 y el 40 por ciento de cáncer de ovario.

En comparación, la mujer estadounidense promedio tiene un 12 por ciento de probabilidades de ser diagnosticada con cáncer de mama durante su vida, y un riesgo de cáncer de ovario de apenas el 1.4 por ciento.

Los expertos enfatizan que la mayoría de cánceres de mama no son hereditarios, y que las mutaciones genéticas (sobre todo en los genes BRCA) explican solo entre el 5 y el 10 por ciento de todos los cánceres de mama.

Y aunque muchas mujeres en la nueva encuesta podrían haber estado interesadas en las pruebas el gen BRCA, la mayoría no la necesitan, apuntaron los expertos.

"Solo se recomiendan las pruebas genéticas a las mujeres con un riesgo alto", explicó Debbie Saslow, directora de cáncer de mama y ginecológico de la Sociedad Estadounidense del Cáncer, en Atlanta.

Las mujeres con un riesgo alto tienen antecedentes personales o unos antecedentes familiares potentes de cáncer de mama o de ovario, y la encuesta halló que el interés en hacerse la prueba genética era algo más alto entre las mujeres que creían tener antecedentes familiares de cáncer de mama, frente a las mujeres que no tenían dichos antecedentes.

Unos antecedentes familiares "potentes" conllevan varios factores, dijo Saslow, que incluyen la edad a la que la se diagnosticó a la pariente.

Por ejemplo, "si su abuela fue diagnosticada con cáncer de mama a los 70, no es motivo de hacerse la prueba genética", planteó Saslow.

Pero otros patrones en el antecedente familiar se vinculan con un mayor riesgo de portar una mutación del BRCA vinculada con el cáncer. Entre éstos se halla tener dos parientes de primer grado con cáncer de mama, una de las cuales haya sido diagnosticada a los 50 años o antes, tener una pariente de primer grado con cáncer en ambos senos, o dos o más parientes con cáncer de ovario a cualquier edad.

Saslow señaló que el médico debe completar un historial familiar completo, lo que significa que la mujer debe estar enterada sobre cualquier cáncer de mama u ovario en ambos lados de la familia. Si eso crea cierta alarma, el médico debe remitir a la mujer a un asesor genético para ver si es una buena idea hacer una prueba del BRCA, dijo Saslow.

Cassie Connerty es una asistente médica que asesora a las mujeres en la Clínica de Senos en Alto Riesgo del Hospital Scott & White en Round Rock, Texas. Comentó que no ha notado un aumento en el número de mujeres que buscan asesoría desde que la historia de Jolie salió al público.

Pero dijo que sí le parece que los médicos de atención primaria de su sistema de salud le hacen más preguntas. "Podría haber aumentado su concienciación sobre el tema", dijo Connerty.

El costo de la prueba del BRCA es de unos 4,000 dólares, lo que podría disuadir a algunas mujeres. Los planes de seguro con frecuencia cubren la prueba si la recomienda un proveedor de salud, pero incluso en ese caso, las mujeres podrían tener que realizar un copago alto, apuntó Connerty.

En la encuesta, dos terceras partes de las mujeres dijeron que era "muy probable" que se hicieran una prueba del BRCA si el seguro la cubriera del todo. Apenas el dos por ciento dijeron que se la harían si tuvieran que pagarla ellas mismas.

Si le aconsejan la prueba, y el seguro la paga, los problemas no se terminan con eso, apuntó Saslow.

Idealmente, se le haría la prueba a la persona más joven de la familia que ya tenga cáncer de mama o de ovario. Si hay una mutación del BRCA, se puede evaluar la misma mutación en las demás mujeres de la familia.

"Dependiendo de la dinámica familiar, lograr que una pariente se haga la prueba puede ser complejo", dijo Saslow.

De las mujeres que se someten a pruebas del BRCA, se halla que apenas un pequeño porcentaje tienen la mutación, apuntó Connerty. Pero siguen teniendo un riesgo de cáncer más alto que el promedio. "Los factores de riesgo no desaparecen", aclaró Connerty.

Algunas de esas mujeres podrían ser candidatas para terapia farmacológica con tamoxifeno o raloxifeno, para reducir su riesgo de desarrollar cáncer de mama.

La mastectomía doble no es la única opción para las mujeres que portan una mutación del BRCA. Algunas mujeres podrían optar por tomar fármacos que ayudan a reducir el riesgo de cáncer, mientras que otras podrían optar por hacerse una vigilancia intensiva para el cáncer de mama.

Saslow dijo que las pruebas de detección para estas mujeres en alto riesgo deben incluir mamografías e IRM, y llevarse a cabo al menos una vez al año. (Algunos expertos sugieren alternar entre las mamografías y las IRM cada seis meses, otros sugieren hacerse ambas pruebas a la vez, una vez al año).

"Muchas mujeres no eligen una mastectomía", aclaró Saslow.

En general, los expertos afirman que las mujeres con mutaciones del BRCA deben extirparse los ovarios a los 40, porque no hay una forma de detectar el cáncer de ovario temprano. Y esa cirugía también ayuda a reducir el riesgo de cáncer de mama de una mujer, porque extirpar los ovarios elimina la principal fuente de estrógeno del cuerpo, anotó Saslow. Hace mucho que el estrógeno se ha vinculado con un mayor riesgo de cáncer de mama.

Connerty dijo que es importante que las mujeres sepan que hay opciones tras un resultado positivo en una prueba del BRCA. "Una vez sepa que es positiva, hay cosas que podemos hacer que con algo de suerte previenen el cáncer, o al menos lo detectan pronto", aseguró.

Más información

Para más información sobre los factores de riesgo del cáncer de mama, visite la Sociedad Estadounidense del Cáncer.

Para más información sobre los resultados de la encuesta, visite Harris Interactive.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite noticias de la salud de healthfinder.gov.