(FUENTES: Ifat Levy, Ph.D., assistant professor of comparative medicine and neurobiology, Yale School of Medicine, New Haven, Conn.; Gary Small, M.D., Parlow-Solomon professor on aging, professor of psychiatry and biobehavioral sciences, David Geffen School of Medicine, University of California, Los Angeles, and director, UCLA Longevity Center; Sept. 30, 2013, Proceedings of the National Academy of Sciences, online)

El cerebro que envejece podría tener más problemas con las decisiones financieras, según un estudio- healthfinder.gov

Skip Navigation

El cerebro que envejece podría tener más problemas con las decisiones financieras, según un estudio

Las personas mayores también tienden a tolerar menos el riesgo financiero, sugiere una investigación

Por Randy Dotinga
Reportero de Healthday

LUNES, 30 de septiembre (HealthDay News) -- Años de investigación han producido hallazgos contradictorios sobre los efectos del envejecimiento en el poder del cerebro. Ahora, un nuevo estudio plantea que las personas entre los 65 y los 90 años de edad son significativamente menos propensas que sus contrapartes más jóvenes a tomar lo que los investigadores definen como decisiones racionales sobre el dinero.

No es sorprendente que también sean más reacios al riesgo financiero que las personas de mediana edad, pero no en todas las situaciones, hallaron los investigadores.

Las familias, los médicos y otros cuidadores "deben conocer estas profundas diferencias" en la forma en que las personas mayores toman las decisiones en comparación con las más jóvenes, señaló Ifat Levy, coautora del estudio. Sin embargo, advirtió que las pruebas utilizadas en el estudio tienen limitaciones, y que "se necesita más investigación para relacionar directamente estas medidas con las conductas en la vida real".

El problema es la capacidad de los mayores de considerar el riesgo cuando se trata del dinero.

Hay cierta evidencia de que algunos tipos de decisiones en realidad mejoran generalmente con la edad. "Parece que los adultos mayores podrían ser mejores en las decisiones que dependen sobre todo de la experiencia anterior y del conocimiento", explicó Levy, profesora asistente de medicina comparativa y neurobiología en la Universidad de Yale.

De hecho, otro estudio publicado hace poco en la edición de septiembre de la revista Psychology and Aging halló que las personas mayores pueden tomar mejores decisiones que las más jóvenes, porque saben más. Pero sus cerebros también funcionan con una mayor lentitud y necesitan más tiempo para aclarar las situaciones financieras complejas, halló el estudio.

En el nuevo estudio, los investigadores administraron preguntas de pruebas a 135 personas en el grupo de edad de 12 a 17 años (adolescentes), de 21 a 25 (adultos jóvenes), de 30 a 50 años (adultos de mediana edad) y de 65 a 90 (adultos mayores).

"Algunas de las opciones eran entre ganancias. Por ejemplo, ¿preferiría recibir 5 dólares con certeza o jugar una lotería con un 50 por ciento de probabilidades de ganar 20 dólares?", comentó Levy. "Otras opciones eran entre pérdidas. Por ejemplo, ¿preferiría perder 5 dólares con certeza o decidirse por un 25 por ciento de probabilidades de perder 50 dólares?".

Anotó que una pregunta tenía una respuesta "correcta". Le pedía a los participantes elegir entre ganar 5 dólares con certeza o jugar una lotería que les daría 5 dólares o nada. "A un participante que le interese ganar dinero siempre debe optar por la cantidad segura en este caso", apuntó Levy.

Otras preguntas pedían a los participantes considerar situaciones financieras en que el nivel de riesgo no estaba claro. En general, apuntó Levy, "las opciones que los participantes hallaban en el experimento son versiones simplificadas de decisiones de la vida real".

Aunque sus cerebros estaban en buenas condiciones, las personas mayores tomaron peores decisiones que las más jóvenes, señaló Levy.

A las personas mayores no les gustaba mucho el riesgo, en comparación con los jóvenes y las personas de mediana edad, pero a los adolescentes tampoco, comentó. Pero los mayores estaban dispuestos a asumir un mayor riesgo cuando tenían que elegir entre dos niveles de pérdida financiera.

¿Qué ocurre? Levy apuntó a una posibilidad: una pérdida en las habilidades de pensamiento relacionada con el deterioro del cerebro debido al envejecimiento. Además, dijo, el estudio muestra que los adultos mayores eran menos capaces de comprender los números que los más jóvenes.

El Dr. Gary Small, investigador del cerebro y director del Centro de Longevidad de la Universidad de California, en Los Ángeles, dijo que el estudio era interesante. Pero señaló que está limitado porque podría incluir a personas mayores que sufren de "deterioro cognitivo leve, un precursor de la demencia, lo que podría haber interferido con su toma de decisiones".

¿Qué se puede hacer? "Los médicos y las familias deben tener en cuenta que los adultos mayores podrían tener nuevos problemas para tomar decisiones a medida que envejecen", sugirió Small. "En las decisiones vitales importantes, los familiares deben intentar asegurarse de que sus parientes mayores comprendan la información esencial para tomar esas decisiones y las ramificaciones de las decisiones alternativas".

El estudio aparece en la edición en línea del 30 de septiembre de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Más información

Para más información sobre un envejecimiento saludable, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite noticias de la salud de healthfinder.gov.